11 razones por las que no encuentras trabajo [La 6 es fundamental]

Existen diversos factores que entran en juego a la hora de buscar trabajo y lo más probable es que alguno de ellos no esté del todo bien. Se trata de realizar un ajuste en los métodos o las herramientas de búsqueda para alcanzar el éxito. Lo principal a evaluar será fortaleza de tu currículum y su adecuación a los puestos a los que estás aplicando. Ahora bien, si el rechazo viene luego de las entrevistas, es probable que tengas que trabajar en tus habilidades comunicacionales.

No conseguir trabajo es una situación frustrante

No es nada sencillo estar en búsqueda de trabajo y no conseguirlo, sobre todo cuando no tienes un sostén económico que te ayude a paliar la situación de vivir sin un salario. Pero más allá de las finanzas puede resultar demasiado frustrante para las emociones de una persona porque pareciera que realiza esfuerzos inútiles.

Lo más común es apuntar las culpas a la falta de empleabilidad del mercado, pero existen muchos factores que entran en juego dentro de la búsqueda de empleo y la culpa es propia. Depende de los estudios, de la experiencia laboral y también de la actitud y las acciones que uno realiza para encontrar un empleo.

Cuando una persona está desempleada su principal trabajo es volcarse a tiempo completo a la búsqueda de uno y encontrar las herramientas para obtenerlo. Se trata de un empleo que requiere tiempo y atención tal como lo harías con un empleo en relación de dependencia.  

Asimismo ponerse estricto a la hora de seleccionar a cuáles ofertas aplicar puede ser un serio condicionante. Lo mejor es aplicar a la oferta, esperar una entrevista laboral y usar ese momento para negociar o rechazar el empleo. Lo que no se debe hacer es decir que no a las oportunidades antes de tiempo.

Las consecuencias del  desempleo

El trabajo no solo aporta un nivel económico, salarial y social, sino que también es una fuente de equilibrio, pero cuando llega el desempleo este puede tener serios impactos en las personas. Las patologías más comunes son ansiedad, depresión y estrés, pero existen otros trastornos psicológicos asociados a este problema.

Pero más allá de los aspectos de la salud, el desempleo trae consigo una economía resentida, un período sin experiencia laboral que llama mucho la atención en un currículum, una baja en la autoestima y una falta de motivación para buscar trabajo, aspectos que van convirtiendo el desempleo en un círculo vicioso difícil de romper.

Restricciones autoimpuestas como trabajar en el rubro al que pertenece nuestra profesión o un lugar cerca de tu vivienda deben dejarse de lado para aceptar cualquier tipo de  trabajo por lo menos a corto o mediano plazo, porque eso permitirá salir de esa crisis tan tóxica de emociones.

Si te encuentras en plena búsqueda tenemos algo para ti. Con el equipo de Curriculado hemos desarrollado un Kit de Crecimiento Laboral. En este paquete encontrarás plantillas, guías, ejemplos y SECRETOS de la industria que te permitirán acelerar tu llegada al trabajo de tus sueños.

11 razones más comunes por las cuáles no se consigue trabajo

Si piensas que la falta de oportunidades para conseguir trabajo es un problema que te aqueja solo a ti, no estás en lo cierto. Las razones por las cuales no se consigue trabajo pueden ser muchas y afectan por igual a miles de personas en el mundo. Entre ellas están:

  1. No tienes muy en claro que es lo que quieres: lo importante es definir cuáles son tus objetivos y el rubro en el que te quieren desempeñar. Debes analizar que te gusta y especializarte en ello. Si no logras definir esto tan simple perderás muchísimo tiempo.
  2. No mandar un currículum eficaz, algo tan sencillo como eso, puede ser una de las causas por las cuáles no consigues trabajo.  El objetivo es enviar por lo menos 10 currículum al mes o más.
  3. Esperar a que el trabajo venga solo: Si estás en búsqueda de un trabajo debes buscarlo y no esperar que la oportunidad de venga a buscar a tí, no te tomes tu tiempo y trata de cambiar lo antes posible esa actitud de flojera.
  4. Los mejores trabajos requieren gente preparada tanto en estudios como en habilidades específicas al puesto y aptitudes. En el tiempo que estás sin empleo capacítate, realiza cursos, aprende idiomas y todo aquello que creas que te servirá. No se necesita dinero sino actitud.
  5. Desmotivarte solo hará más negativa esta situación. Las oportunidades de empleo surgen para las personas que transforman sus cosas negativas en energía para salir adelante.
  6. Si estás desempleado debes utilizar las mismas horas que utilizarías para trabajar en la búsqueda de empleo, en prepararte para ser más profesional y en mejorar tus habilidades.
  7. Si no sabes venderte como profesional estás en un serio problema. Debes mostrarte como la persona ideal para ocupar los puestos de trabajo a los que te postulas, con tu currículum vitae y en las entrevistas.
  8. Debes salir de tu zona de confort y asumir nuevos desafíos dejando de lado el miedo a fracasar, de lo contrario vivirás paralizado.
  9. Si no te comprometes con tus propios deseos de conseguir un trabajo será muy complicado. No se trata de demostrar que eres el mejor, sino recordarte cuáles son tus objetivos de vida.
  10. Aunque parezca una obviedad los datos de contacto incorrectos no permiten dar con el candidato. Un número de teléfono mal puesto o un error de tipeo en la dirección de correo electrónico puede resultar un error fatal en un proceso de búsqueda laboral.
  11. Puede ser que la imagen que los otros ven de ti no es la que quieres generar. Debes ser prolijo con el aseo, la vestimenta y el cuidado corporal.

La importancia del networking

Seguramente has escuchado hablar del networking, se trata de construir una red de contactos que te ayuden a generar oportunidades de negocio o te colaboren para posicionarte como un candidato optimo en las ofertas.  Cuando estás en búsqueda laboral esta práctica es más que importante porque si logras hacer contactos sólidos podrás adelantarte en un mercado laboral muy competitivo.

Tener contactos te será de mucha utilidad a la hora de pedir ayuda, pero también debes ofrecerla cuando la otra persona lo necesite. Se basa en una relación de confianza y retroalimentación. Asimismo, una red de contactos te servirá para obtener consejos e información valiosa sobre determinados temas de tu sector.

No debes tener vergüenza de decir que estás en búsqueda de trabajo y solicitar ayuda. En el mercado laboral actual, muchas veces un buen contacto es sinónimo de trabajo seguro y la contraseña para entrar como trabajador de tal o cual empresa. Lo importante es tener en cuenta que tu red de contactos requiere dedicación, cuidado y mantenimiento.

¿Cómo mejorar tus posibilidades de empleo?

Como todo lo que sucede en el mundo laboral, existe la posibilidad de dar marcha atrás con una situación tan frustrante como el desempleo. Se trata de poner sobre la mesa todas las estrategias para hacer las búsquedas más efectivas y planificar. Para ello se debe tener en cuenta el lugar donde estamos parados, donde queremos ir y que debemos hacer para llegar allí.

  • En primer lugar debes conocer la situación en la que se encuentra el mercado laboral de tu rubro, el nivel de empleabilidad y la competitividad para analizar si es un sector pujante o si debes reinventar tu profesión.
  • Dale una vuelta de tuerca al currículum vitae para que realmente deje plasmadas tus competencias, habilidades y destrezas y todo lo que pueda ser visto de manera positiva.
  • Echa mano a cartas de presentación, cartas de recomendación y referencias laborales que puedan ayudarte para concretar una entrevista.
  • Asegúrate de que estás visible en internet con una buena reputación, utiliza las redes sociales laborales y los sitios web de ofertas de empleo.
  • Se constante porque un trabajo no llegará de buenas a primeras. Este proceso es paulatino y debe ir creciendo a lo largo del tiempo.

Enfócate en tus objetivos y llegarás a la meta

A la hora de reacomodar tu búsqueda de trabajo es importante que plantees un objetivo y planifiques como llegarás hasta él. Una buena opción es hacer una lista de las empresas en las que te gustaría trabajar, busca las vacantes y observa cuáles son las búsquedas que se ajustan a tu perfil.

Las redes sociales son una muy buena herramienta para encontrar trabajo, pues allí también se suben vacantes que necesitan ser cubiertas, y aunque la postulación es quizás más informal, es muy válido como un primer contacto.  Un buen currículum es la mejor carta de presentación para demostrar que eres el candidato ideal para un puesto de trabajo.

En tu currículum será muy llamativo tener un espacio de parón laboral. Mientras aparece el empleo que buscas puedes realizar trabajo voluntario y suplir esa ausencia. No solo es muy bien visto por las empresas, sino que también es una forma de hacer networking y mantenerte activo.

También es bueno dedicar el tiempo como desocupado a construir una marca personal como un profesional destacado en tu sector, se trata de buscar la oportunidad en medio de una situación negativa. A la larga te hará ver como un candidato con cierto plus frente a otros.

Finalmente, debes confiar en ti mismo para que al momento en que llegues a una entrevista laboral o a una reunión con un especialista en recursos humanos, puedas demostrar que eres la persona ideal para el puesto. Si tú confías en tus capacidades y tu potencial demostrarás a los otros que también pueden hacerlo. Probablemente sientas que salir de la zona de confort es un punto débil de tu personalidad, pero dentro de la estrategia que planifiques para llegar a tu objetivo deberás encontrar algún tiempo para prepararte en este tema. Puedes leer materiales sobre el impulso personal, la motivación y el optimismo o encontrar profesionales que puedan ayudarte.

Artículos Relacionados

Deja un comentario