9 Consejos para concentrarse en el trabajo

9 Consejos para concentrarse en el trabajo y evitar distracciones

La concentración extendida en el tiempo puede ser una condición de productividad y de creatividad en el ámbito laboral. Y suele ser difícil mantener bajo control todo el tiempo el interés en las tareas o pendientes de tu empleo.

La conexión con el mundo y la tecnología nos otorgan la posibilidad de tener cualquier dato o información de forma permanente. Ese fácil acceso hace que la concentración sea cada vez más un desafío diario. Los correos electrónicos, mensajes, notificaciones, etc., le proponen a nuestra mente la dispersión, aunque más no sea por algunos segundos.

Nuestros nueve consejos para concentrarse en el trabajo y evitar distracciones son:

  1. Planifica
  2. Otorga prioridades
  3. Acompáñate con música
  4. Sé persistente
  5. Esquiva procrastinarte
  6. Maximiza el tiempo
  7. Anticipa interrupciones
  8. Define espacios de no interrupción
  9. Descansa lo necesario

Si bien hay personas que logran abstraerse de las distracciones y retomar las tareas, no todos pueden regresar rápidamente a lo que estaban haciendo.

Además, todos los trabajadores tienen algunas horas en el trabajo en las que están con la concentración al mínimo.

Si te estás preguntando cómo hacer para concentrarte, te daremos algunas sugerencias a continuación:

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

La concentración es un asunto de Decisión

Sabemos que los estímulos para distraerse no escasean. En un mundo en el que cada vez se exige darles atención continua a muchas cosas a la vez, porque después todo puede cambiar, lograr atención prolongada es un bien muy valioso.

En los ambientes de trabajo pasa exactamente lo mismo. Si eres consciente de tu voluntad para concentrarte lograrás cuidar la atención en tu puesto laboral.

  1. Planifica: Antes del comienzo de cada día, utiliza unos minutos para planear tu jornada, incluyendo cuáles serán los descansos. De esta manera, no te cargas demás, y las últimas horas evitarás que tu concentración decaiga en función del cansancio (o por lo menos en menor medida). Sé realista. No planifiques más tareas de las que en verdad puedes tomar. A medida que la práctica cotidiana te sea más conocida, podrás afinar qué tiempo te consume cada actividad que realizas.
  2. Otorga prioridades: Saber priorizar aquellas tareas que requieren de mayor atención y todos tus sentidos, ponlas primero, o en las primeras horas del día, en las que te sientas más productivo. Algunas personas les sucede en la primera mañana, y otras pueden conectar su concentración plena, recién por la tarde. Sé consciente de tu biorritmo interno, y el contexto del ambiente laboral en el que trabajas. Si tienes horarios de más tranquilidad en la oficina, aprovéchalos.
  3. Acompáñate con música, si está dentro de tus posibilidades. En lugares de trabajo muy ruidosos, mucha gente que entra y sale, por ejemplo, deberás entrenar la concentración con algún clima propio que sume. Auriculares con música tal vez puedan serte una solución, para preservar momentos en los que necesitas calma, y no la encuentras en el área que estás ubicado. Por supuesto, deberás equiparar ese tiempo de cuidado para tu concentración, con el intercambio o la comunicación con los demás.
  4. Sé persistente: El cerebro siempre querrá escaparse. No aflojes a otros estímulos. Mientras te hayas propuesto el inicio y el fin de una tarea, en cierto tiempo, no desistas. Siempre se activarán pensamientos nuevos que intenten desconcentrar lo que en verdad estás realizando.  Decirte que no a vos mismo, se verá retribuido con el placer del trabajo concluido.
  5. Esquiva procrastinarte: Debes superar el hecho de posponer las actividades hasta que te veas en la obligación de hacerlas porque ya no tienes más tiempo. La situación de postergación de tareas hasta el último momento solo beneficia a la producción de cosas superficiales o banales. Tienes que poder descubrir cuando estás procrastinando, y usar tu voluntad para continuar con lo que estabas haciendo.
  6. Busca técnicas que te ayuden a maximizar el tiempo: Existen varias app o técnicas como la del Pomodoro, en la que puedes programar un reloj para tener la concentración plena durante 25 minutos, y otros 5 de descanso. Y cada dos horas, necesitas tomarte un reparo de 15 minutos. Esta mecánica de concentración y descanso, será estimulante, y lograrás ser más productivo. De esta manera no pierdes minutos. Y, además, te será útil para definir lo que te lleva realizar una tarea. Así podrás organizarla previamente con más eficacia.
  7. Anticipa las interrupciones de manera organizada: Los pedidos, comunicaciones e interrupciones espontáneas son muy comunes en todas las oficinas. Para que todos respeten los espacios de concentración de los demás, una buena práctica son los ejercicios de contención. No realizarle una interrupción a los demás cada vez que surja una necesidad distinta. Agrupa toda la información de una cierta cantidad de tiempo, para ser comunicados en espacios planeados previamente por ti. (Por ejemplo, al comienzo de tu día, o a la mitad, o después del almuerzo). Contagiar esta acción en los demás incluso aumentará el buen clima en el área laboral.
  8. Si está a tu alcance, define espacios de no interrupción. Por ejemplo, para actividades muy específicas que necesiten de concentración máxima de los protagonistas, o para colegas que en verdad lo requieran.
  9. Descansa lo necesario: Un cerebro que está descansado, desatiende menos las tareas que realiza. Tomate las horas necesarias para dormir, y descansar la mente lo suficiente, para estar al 100% al día siguiente.

Cómo maximizar la concentración haciendo Home Office

Si bien algunos de los consejos que te dimos anteriormente pueden sumarte a la jornada que tengas que realizar desde casa, como, por ejemplo, elegir alguna técnica de concentración y descanso, dormir lo suficiente, planificar, entre otros, hay algunas sugerencias que podemos darte específicamente para estos casos:

Concéntrate en el presente

Cuando estamos haciendo home office, generalmente pasan por nuestra mente todas las actividades pendientes o futuras que deberíamos realizar en casa, porque las tenemos mucho más a mano. La primera consigna para no distraerte será situarte en el aquí y ahora.

x
Cómo hacer un BUEN CV video

Responder mentalmente solo a la tarea laboral que estás llevando a cabo.

Si te cuesta pensar en el presente, para entrenar esta habilidad, puedes elegir tomarte un minuto de cada día y hacer una actividad de mindfulness o meditación, como concentrarte en la respiración. Llevar tu atención a ello durante un minuto hará que vayas entrenando a tu cerebro la manera de enfocarse en el presente, y mantener la concentración allí.

Utiliza una rutina diaria

Las tareas y horarios preestablecidos te evitarán que uses parte del tiempo pensando que vendrá después de cada actividad. Cuando uno trabaja solo, somos más proclives a girar en pensamientos de lo que vendrá después. Planifica y estructura rutinas para que se generen hábitos en las tareas laborales.

Elige un objeto cercano para tener a mano

Un boli, lápiz o una pequeña pelota de goma u objeto que no sea pesado, podrá liberar el estrés mental o la energía sobrante, y hacer que concentres tu mente a pleno en lo que necesitas resolver. De esta manera, incluso las interrupciones podrás afrontarlas mucho mejor.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Apunta anotaciones

Incluso en instantes inesperados afloran ideas que, si no las apuntamos, luego podríamos desesperarnos por intentar acordarnos de qué se trataba. Tener un anotador pequeño cerca y un boli, o utilizar en el celular alguna app específica para las anotaciones, resolverá aquellos momentos que quieras retomar más tarde.

Verifica tus avances

Si no puedes controlar la manera en la que progresas, será difícil que realices reajustes o modificaciones a cómo vienes organizando tu trabajo. Llevar un auto control en los progresos diariamente, es un buen ejercicio para poder definir una agenda y planificar con sensatez los tiempos de cada actividad.

Dale ejercicio a tu mente

Usa algunos minutos de tiempo libre a diario, para realizar alguna actividad que ponga a ejercitar tu mente, como, por ejemplo, jugar ajedrez, póker, o resolver un sudoku. Son pasatiempos que entrenan el cerebro para enfocarse cuando así lo requieras.

Realiza ejercicio físico

Al término de tu horario laboral, tomate tiempo para pasear o realizar ejercicio al aire libre. Si bien no es una técnica de concentración en particular, tomarnos tiempo para ejercitar el organismo ayuda a que nos recarguemos de buena energía y nuestra mente esté bien predispuesta al día siguiente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario