¿Cómo entregar el currículum? [Dejar CV en empresas]

Si te encuentras en búsqueda laboral activa, seguramente hayas pensado en salir a repartir currículums por los sitios donde te interesaría trabajar.

El problema es que, si bien la idea suena sencilla, claramente sabes que hacer esto no es tan fácil. Por algo estás leyendo este artículo.

Dejando a un lado la timidez, hay un montón de barreras y detalles que podrían afectar tus chances si no las tienes en cuenta.

Así también existen ciertas ventajas únicas de llevar a cabo esta entrega de manera personal y física. Por ejemplo, tienes la oportunidad de conocer un poco más la empresa o el local a la hora de visitarlo, junto a la chance de dar una buena primera impresión a quien reciba tu documento.

Esto seguramente te pondrá en ventaja respecto a un candidato que no se haya acercado y tenido contacto directo con el lugar de trabajo.

Para entregar el currículum en mano vístete como si fuera tu primer día en ese trabajo. Comienza con un saludo cálido, sonríe y mira a los ojos de tu interlocutor. Pregunta, entonces, si toman currículums de manera presencial y dile que te encantaría tener la chance de trabajar con ellos.

Es muy importante que a la hora de buscar trabajo dejes cualquier timidez de lado. No hay nada de qué avergonzarse. Todos hemos estado de ese lado y todo el mundo comprenderá tu situación.

Cómo vestirse para entregar el CV personalmente

La vestimenta a la hora de presentarse en un establecimiento y darse a conocer como candidato para una oferta laboral, o bien para una autocandidatura es importantísima.

Es que esta será la primera impresión que le darás a tus futuros compañeros y supervisores.

Por suerte, no hay mucho que pensar al respecto: Vístete como si ya trabajaras allí.

Seguramente tengas una idea más o menos clara del tipo de ropa que los actuales empleados utilizan a diario. Si no es así, te recomendamos pasar unos días antes a echar un vistazo, sin parecer un mirón. Intenta no llamar la atención.

La regla de oro respecto a la apariencia personal es que la formalidad nunca lastimó a nadie. Ante la duda, ponte camisa y zapatos.

Vístete para el puesto que quieres y no el que tienes.

Qué decir al entregar el currículum en mano

A la hora de darle el CV en manos a alguien los nervios pueden jugarte una mala pasada.

Es importante que tengas una idea general, antes de llegar, de lo que vas a decir. Sin embargo, te recomendamos no pasar horas encerrado en tu mente suponiendo diálogos y respuestas inteligentes posibles. Lo más probable es que nunca se den como los esperas.

Si estás presentándote en respuesta a una oferta publicada, puedes ir con algo como:

“Hola ¿Cómo estás? Venía por el aviso de [Puesto publicado] ¿Puedo dejarte a ti mi currículum? ¡Me encantaría trabajar aquí!”

Personalízalo según mejor se adapte a tu manera de ser.

Si, en cambio, la situación es la de una autocandidatura, aquí deberás valerte más de tus encantos. Puedes probar con:

“Hola ¿Todo bien? Paso muy seguido por aquí y me preguntaba si por casualidad están tomando personal. Me encantaría poder sumarme a su equipo de [Área de tu interés] ¿Podría dejarles mi currículum?”

La charla mutará entre caso y caso, ineludiblemente, pero que esto no te de ansiedad. Buscar trabajo ya es una cuestión de naturaleza humana y todo el mundo sabrá entender tu necesidad.

Lo más importante que puedes hacer durante esta interacción es mostrarte seguro, educado y atento. Como te ven te tratan. Si te presentas derrotado por la inexorable agonía de existir, seguramente tu currículum no tarde en ir a parar a la trituradora de papel.

Cómo hacer un currículum impactante

En Curriculado tenemos un artículo dedicado a cómo hacer un BUEN currículum. Puedes verlo haciendo click aquí.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

En resumen, un currículum impactante tiene que ser breve y conciso. Idealmente de una hoja, salvo que tengas más de 15 años de experiencia laboral.

La sección más importante, y en la que más deberás trabajar, es en la de tu experiencia laboral. A los empleadores, a fin de cuentas, sólo les importa saber de lo que eres capaz y qué valor podrás agregar a su empresa.

Enfoca todo tu currículum en resultados que hayas obtenido y no en responsabilidades. A nadie le importa que tuviste un equipo a cargo, sino qué tan bien le ha ido a ese equipo desde que tú lo diriges.

Agrega números, porcentajes y múltiplos. Cuantifica todo lo que puedas y expone datos de manera objetiva y medible.

Si te interesa comprobar la fortaleza actual de tu CV, en Curriculado tenemos una herramienta asistida por inteligencia artificial que puede ayudarte. Puedes analizar tu currículum de manera gratuita haciendo click aquí.

Un agregado muy importante a tu solicitud de empleo es la carta de presentación. Este documento es un complemento de tu CV, ayuda a humanizar tu perfil y justificar tus intereses y motivaciones para ocupar el puesto.

Sería muy positivo que agregues una carta de presentación a la hora de tu entrega física. Si aún no tienes una redactada, en Curriculado tenemos una guía en la que te indicamos como realizar una carta de presentación ganadora. Puedes verlo haciendo click aquí.

En el caso de que no tengas experiencia laboral aún, no desesperes. En esta situación tomará mayor preponderancia tu educación y tus experiencias extracurriculares. Toda actividad que hayas realizado puede ser utilizada para exponer resultados positivos que demuestren tus habilidades. Es sólo cuestión de ser creativo y saber expresarlo.

En Curriculado también tenemos una guía sobre cómo realizar un currículum sin experiencia. Puedes verla haciendo click aquí.

Cómo entregar el CV por email

Puede que al momento de acercarte a la empresa no acepten tus documentos en formato físico y te indiquen una dirección de correo electrónico donde remitirlos.

No te desanimes, esto puede hasta jugar a tu favor. Es que, si te dan el correo de un tomador de decisiones, por lo menos te asegurarás de que tu perfil pasará por sus ojos.

A la hora de enviar tus documentos por correo, será importante que respetes las formalidades de un correo electrónico laboral. Comienza con un saludo, preséntate brevemente, indica tu interés por el puesto y tu motivación para ocuparlo. Finaliza con un saludo formal, indica que quedas a disposición frente a cualquier consulta y adjunta tus archivos.

En Curriculado tenemos una guía específica sobre cómo escribir este tipo de correos. Puedes verla haciendo click aquí.

Dónde entregar el currículum en mano

Todo dependerá del rubro al que estés apuntando y al tipo de empresa dentro del mismo.

En las empresas pequeñas, en los locales comerciales, en el rubro gastronómico, en el de la construcción, el transporte y tantos otros, es muy común la entrega presencial y hasta espontánea del CV.

No sientas inhibición si crees que acercarte a dejar tu carpeta y mostrar tu interés por trabajar allí es lo correcto. Lo peor que puede pasar es que te digan que no.

En empresas medianas a grandes, la situación cambia ya que posiblemente no sean tan accesibles como para entrar caminando y hablar con el encargado.

Existen dos situaciones posibles:

  • Conoces a alguien en la empresa: En este caso cuentas con cierta ventaja ya que esta persona podrá indicarte la mejor manera de hacer llegar tu CV a quienes toman las decisiones de contratación. Además, se sabe que los puestos con mejores beneficios y más altos salarios casi siempre se contratan en base a referencias.
  • No conoces a nadie: Aquí tu estrategia será revisar las redes sociales y portales de empleo en los que la empresa publique hasta encontrar alguna vacante de tu interés. Cuando esta exista, puedes simplemente acercarte a sus oficinas, o bien llamar telefónicamente antes y preguntar si les parece bien que les acerques tu CV. Esta llamada hasta puede servirte para conseguir el correo electrónico de algún supervisor con peso en la contratación, si es que no aceptan currículums en formato físico.

A quién dejar el CV en persona

Por supuesto que sería una mala idea que entres corriendo a un establecimiento y le tires tu folio por la cabeza al primer empleado que veas.

Encontrar a la persona indicada puede ser un arte algunas veces.

Lo más sencillo es que, si la jerarquía de quienes trabajan allí no es evidente a simple vista, preguntes por el encargado o algún supervisor que se encuentre presente.

No nos parece muy buena idea que le dejes tu currículum a alguien que no tiene poder de decisión real. Mucho menos a una persona distinta a la que te indicaron de antemano que deberías dejárselo.

Si el negocio es pequeño, puede que hasta encuentres al dueño. Esa es la situación ideal.

Si la empresa es un poco más grande, es posible que exista una recepción o mesa de entrada. Generalmente estos departamentos son los que se encargan de recolectar las aplicaciones de los candidatos, o bien referir claramente a quién corresponde entregarlas.

Qué poner en el sobre del currículum

Si bien no recomendamos entregar tu CV en un sobre, puede que por cuestiones de privacidad prefieras hacerlo así.

Lo principal será que, si sabes de antemano a qué persona dentro de la empresa deseas que tus documentos sean entregados, indiques su nombre de manera clara.

En segundo lugar, será importante que agregues tu nombre, de manera legible y ¿Por qué no algún dato de contacto? Puede ser tu teléfono o correo electrónico. Es que, si el sobre se extravía (aún dentro de la empresa) y alguien lo encuentra, así podrán hacértelo saber sin necesidad de abrirlo.

Respecto a los contenidos del sobre, lo ideal sería:

  • Carta de presentación
  • Currículum
  • Tarjeta profesional
  • Hoja de referencias (de ser requerida)

Cómo presentar el CV

Tu currículum debe ser presentado, idealmente, en un folio transparente. Te recomendamos evitar las carpetas y demás contenedores que agreguen volumen y peso. A los tomadores de decisión suelen incomodarlos.

Si tu CV cuenta con más de una página, utiliza una hoja por carilla y NUNCA las abroches. Opta por un clip removible para papel. Ya que, a la hora de analizar tu perfil, puede resultar mucho más cómodo tener la posibilidad de desplegar ambas hojas y verlas en conjunto.

Utiliza papel A4. Este es el estándar para las impresiones de oficina y el formato al que la mayoría de las personas está acostumbrada.

Conclusión

Si bien cada día son menos las grandes empresas que reciben currículums en formato físico, entregar el CV en mano es una práctica muy común en el ámbito laboral de cercanía.

Acercarte con tus documentos hasta el lugar de trabajo puede ser beneficioso para tu postulación. Es tu oportunidad para dejar una buena impresión memorable a tus futuros jefes y colegas.

Procura ser simpático y educado. Vístete acorde al sitio donde te estés presentando. Evita la ropa informal a toda costa y no vayas desarreglado. Buscar trabajo no es tarea sencilla. Es por eso que en Curriculado tenemos una guía para ayudarte a buscar trabajo sin contactos. Puedes verla haciendo click aquí.

Artículos Relacionados

Deja un comentario