Cómo pasar una entrevista de video [12 consejos]

Las entrevistas grabadas de preselección se han puesto de moda en el último tiempo, ya que les permiten a los reclutadores ganar tiempo y hacer pasar a los candidatos que realmente quieren ver a una cita presencial.

Pero encontrarte solo ante una cámara tal vez no sea lo que más comodidad te produzca, y te genere algunas inquietudes el hecho de tener que prepararte para esta modalidad. Te contaremos cómo aprovechar al máximo esta herramienta.

Nuestros 12 consejos para pasar una entrevista de video pregrabada son:

  1. Lee y sigue las instrucciones cuidadosamente
  2. Respeta las fechas y tiempos límite del empleador
  3. Procura tener la información de acceso a mano
  4. Asegúrate de contar con los dispositivos necesarios
  5. Estudia el puesto y la empresa que te interesan
  6. Prepara de antemano respuestas posibles a las preguntas más comunes
  7. Practica antes
  8. Busca una ubicación cómoda y profesional
  9. Vístete para la ocasión
  10. Cuida tus modales y gestualidad
  11. Mira a la cámara de manera natural
  12. Presta atención al tiempo límite para cada respuesta

 ¿Qué es una video entrevista grabada?

Es un video que, como lo indica el título, se graba previamente, y luego se remite al reclutador, para ser vista en otro momento.

Como candidato deberás conectarte a una plataforma específica que se ocupará de grabar la entrevista de manera remota.

Te pondrás delante de la cámara e irás respondiendo una serie de preguntas y quedará todo grabado. Es decir, que no tendrás contacto con el entrevistador.  Y una vez terminada la pre grabación, el video se envía a la empresa que está realizando la pre selección.

Esto te permite una conectividad inmediata y no te desplazas a otros lugares, lo que además de los procesos selectivos también optimiza tus tiempos

¿De qué manera funciona esta modalidad?

Luego de que se haya publicado una oferta laboral, la empresa recibe una cantidad de currículums. Muchas veces el siguiente paso es elegir aquellos candidatos que serán parte de otra preselección, como las entrevistas grabadas.

Si tu curriculum ha sido tenido en cuenta, recibirás un correo electrónico con la invitación de la compañía para conectarte a esa plataforma o descargarte una app para iniciar la sesión.

Podrás conectarte desde tu ordenador, Tablet o en la app de un móvil.

La entrevista empezará en el momento en el que hagas click en el enlace.

Una vez que hayas iniciado la sesión, deberás comprobar que la cámara y el micrófono funcionen correctamente. Luego, te harán una consulta de prueba que seguramente esté indicada en la pantalla. No subestimes la primera pregunta, aunque sea una demostración. Seguramente será raro verte en cámara al principio, pero tranquilo, enseguida te acostumbrarás.

¿Cómo son las preguntas de una video entrevista y quién las hace?

Todas las consultas fueron preparadas previamente por los reclutadores. En definitiva, ellos son quienes habrán definido la duración y el enfoque dado.

 Los entrevistadores también seleccionan qué modalidad le otorgarán a cada pregunta, si prefieren que estén escritas en la pantalla o con la grabación de la voz, incluso de qué manera deberás responderla tú, y cuanto tiempo te llevará cada una.

Incluso puedes encontrar dinámicas con respuestas múltiples, ejemplos de prácticas o instrucciones de determinado accionar, como vestirte con alguna ropa específica.

Al concluir la video entrevista, el seleccionador recibirá la misma para poder verla las veces que considere necesario junto con otras personas de su equipo de trabajo si correspondiese. Aquellos postulantes que sean elegidos serán avisados e invitados a una entrevista en las oficinas de manera presencial.

12 consejos para pasar tu entrevista de video pregrabada

Si bien este tipo de entrevistas pueden ser un nuevo desafío durante tu proceso de búsqueda, aún no hay evidencias de que hayan matado a alguien. Relájate y aprovecha estos 12 tips que tenemos para ayudarte a superar tu entrevista de video sin problemas.

  1. Lee y sigue las instrucciones cuidadosamente: Revisa con detalle el correo en el cuál te enviaron las consignas para la entrevista y toda la información que la plataforma te provea antes de comenzar. Así evitarás errores y confusiones.
  2. Respeta las fechas y tiempos límite del empleador: No dejes para más tarde lo que puedes hacer hoy. Sería una pena que pierdas la chance de entrevistarte por un imprevisto. Tómate tu tiempo, busca un momento cómodo, pero no dejes la entrevista para último momento ya que las fechas límite suelen ser finales.
  3. Procura tener la información de acceso a mano: No borres el correo de contacto, o bien anótate todo lo que necesitas para acceder a la entrevista y guárdalo en un lugar seguro. Si pierdes estos datos y tienes que solicitárselos a la empresa por segunda vez puede que dañes tus chances por lucir irresponsable.
  4. Asegúrate de contar con los dispositivos necesarios: Puede que la cámara de tu teléfono o pc no funcione, o bien tenga algún problema con la plataforma. Piensa en alternativas de antemano. Aprovecha si la plataforma ofrece una prueba de imagen y sonido antes de comenzar.
  5. Estudia el puesto y la empresa que te interesan: No llegues a la entrevista sin prepararte. Indaga sobre la empresa y la posición que busca cubrir para poder ser efectivo y específico al responder al respecto.
  6. Prepara de antemano respuestas posibles a las preguntas más comunes: No todas las entrevistas son iguales, pero hay muchos modelos de preguntas y respuestas buscadas que suelen repetirse. Ponte en los zapatos de la empresa y piensa qué crees que les sería importante saber sobre ti. También puede aprovechar nuestra lista de las preguntas más comunes en entrevistas de cualquier tipo.
  7. Practica antes: Si la plataforma lo ofrece, aprovecha para tomar algunas preguntas de práctica. Sino, hazlo por tu cuenta. Puedes grabarte respondiendo algunas de las preguntas que hayas preparado y revisando el video para evaluar qué es lo que deberías mejorar.
  8. Busca una ubicación cómoda y profesional: No tomes una entrevista de este tipo desde la cama. Busca algún sitio de tu casa con buena iluminación y un fondo neutro que muestre lo profesional y prolijo que eres.
  9. Vístete para la ocasión: No por estar en tu casa deberías presentarte a la video entrevista en pijama. Vístete como si fueras a la oficina o con un atuendo acorde al puesto de interés.
  10. Cuida tus modales y gestualidad: Siéntate erguido no gesticules de más y evita movimientos que puedan afectar el foco de la cámara. Cuida tus modales ya que todo será evaluado a la hora de analizar los videos de candidatos.
  11. Mira a la cámara de manera natural: Esto no es tarea fácil, pero puedes ensayarlo. Grábate hablando a cámara e intenta reconciliarte con el mirar a cámara. No hace falta que el contacto visual sea constante e intenso. Toma de referencia a alguno de tus influencers favoritos e intenta imitar su naturalidad.
  12. Presta atención al tiempo límite para cada respuesta: Puede que las respuestas tengan un tiempo límite. Procura no sobrepasarlo ya que tu video podría cortarse sin que puedas concluir tu idea. Intenta ser breve y contundente con tus dichos.

Los beneficios de la video entrevista

1. Seleccionar las condiciones de la entrevista

A diferencia de una llamada telefónica, una de las primeras ventajas que te ofrece esta modalidad, es poder elegir el momento y el lugar en que realizarás la video entrevista

Podrás optar si grabar con tu celular, la tableta o el ordenador y en los instantes que más te convenga a ti, solo respetando los plazos indicados por el entrevistador.

Habitualmente se te conceden varios días para completar este proceso, por lo que será una ventaja si tienes otro empleo o una agenda abultada.

También podrías elegir hacer la video entrevista de noche, o cualquier día del fin de semana y eso hará que la realices en mejores condiciones que tengas.

Incluso, luego de cada pregunta te otorgarán 30 segundos para reflexionar sobre la misma antes de responder. Esto en la entrevista telefónica no puedes hacerlo.

2. Optimizas tus Tiempos

No será imprescindible que debas estar en un determinado lugar u horario determinado, y, además, la entrevista jamás podría ser suspendida en los últimos instantes, algo que en otra modalidad si podría suceder.

Es decir que el tiempo lo defines tú por completo.

Al no haber una interacción con un reclutador, la video entrevista suele ser más corta que en un llamado telefónico o de manera presencial, y generalmente no superan los 20 minutos.

3. Acrecientan las posibilidades de ser elegido

Para las compañías los procesos de selección de personal suelen ser largos y agotadores. Lleva muchísimo tiempo asegurarse que la persona tenga el perfil que buscan.

Una video entrevista suele ahorrarles muchísimo tiempo, y por tanto eligen mayor cantidad de postulantes para este período.

Los videos son dos veces más veloces que las llamadas telefónicas y les permiten que más postulantes lleguen a esta parte del proceso.

Además, tienen la posibilidad de verlos varias veces que es favorecedor si fueron interrumpidos por otra persona o tarea. En una entrevista telefónica ello no será posible.

4. Es conveniente para los candidatos poco frecuentes

Aquellos postulantes que tal vez no posean la experiencia adecuada o que necesiten amortizar algún vacío del curriculum, pueden hacer uso de su personalidad y sus habilidades en esta fase.

Un video permitirá que te muestres tal cual sos, tu postura, tu predisposición y la forma de comunicarte. El carisma o las habilidades que no son especificadas en el CV pueden potenciarse en una video entrevista.

Las inquietudes de los candidatos

¿Pueden obligarte a realizar una video entrevista?

Nadie puede obligarte a participar de un proceso de selección. De todas maneras, seguro te preguntarás a vos mismo Si hay posibilidades que, de no aceptar, hagan a un lado tu candidatura. Y aunque te sorprendas, no siempre será así. Si tu curriculum es lo suficientemente interesante y encaja con el puesto, puede que tengas chance de tener una entrevista personal aun sin la video entrevista.

De todas maneras, debes entender que esto dependerá del reclutador que te haya tocado. Algunos son más flexibles y otros prefieren seguir las fases tal cual fueron planteadas.

¿Se puede recomenzar una video entrevista si no estoy contento con el producto?

Este punto también tiene que ver con la decisión final del seleccionador. Algunos prefieren la naturalidad y otros otorgan posibilidad de comenzar nuevamente.

Generalmente no es una característica de esta modalidad que se vuelva a grabar, ya que se pierda la espontaneidad del discurso. En una entrevista telefónica no se puede volver a repetir cada pregunta. Si pudieses realizar el mismo cuestionario una y otra vez, ya sabrías de memoria qué decir.

Si es notorio que es una pregunta que ha sido muy preparada, por supuesto que no será la misma impresión

Tal vez no te permitan grabar una pregunta puntual, pero si te inviten a realizar todo el proceso nuevamente, si consideran que tu perfil es muy interesante.

Solo ante la cámara en una entrevista

Estar sin ninguna persona enfrente podría ser una gran ventaja para algunos, y una contrariedad para otros.

En algunos casos tener 30 segundos para pensar antes de responder será más sencillo. Incluso te olvidas de tener que lidiar con el carácter complejo de algún entrevistador.

Sin embargo, si eres de los que prefieren conectar con el reclutador, no poder concretarlo en una video entrevista, tal vez sea una frustración. Incluso el hecho de no contar con otra persona que te guíe puedas juzgarlo como una desventaja.

Tarea incómoda y estresante

Si no te apetece la práctica de conversar solo frente a la cámara y eres una persona que se juzga duramente a sí mismo por la apariencia, seguramente sea un proceso incómodo.

Sin embargo, es como cuando presencias una entrevista por primera vez. También tendrás incomodidad y te sentirás nervioso o ansioso. Es una cuestión de habituarse con la modalidad, y con la tecnología.

¿Qué tipo de resguardo tiene mi información personal?

Es habitual que te preguntes y te preocupes por el uso de tus datos sensibles en estos contextos menos tradicionales.

Cuando los procesos de selección acaban los videos se destruyen y bajo ningún concepto son reutilizados.

Legalmente los videos deben borrarse en un período máximo de 2 años, pero generalmente las compañías los destruyen una vez que ya han seleccionado al candidato adecuado para el puesto.

La primera impresión es que una práctica de video entrevista te será incomoda o estresante, pero piensa que es una gran oportunidad para explorar y potenciar tu perfil, y pasar cómodamente a la siguiente etapa. Las entrevistas personales también tienen un grado de incomodidad o nerviosismo. ¡Prepárate todo lo que puedas y afronta el desafío!

Artículos Relacionados

Deja un comentario