Preguntas sobre salario en la entrevista laboral

La entrevista venía genial.

Tenías la respuesta perfecta para todas las preguntas que se le ocurrieron al entrevistador.

Hasta que, de pronto, surge el tema salarial y te quedas en blanco.

¿Cuánto debería pedir?

¿Y si pido de más?

¿Y si pido de menos?

¿Qué espera esta persona que conteste?

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro editor online y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adapta a tu perfil y es fácil de usar. Elige entre 20+ plantillas profesionales para completar aquí.

Estas inseguridades son las más comunes. Especialmente si no estás acostumbrado a negociar remuneraciones, y especialmente te da pudor tratar el tema.

Los reclutadores juegan con esto. Piensa que para ellos esta pregunta suele ser una cosa de todos los días.

En cuanto a las preguntas sobre salario en la entrevista laboral, la estrategia más efectiva es diferir su respuesta. Cuánto más tarde en el proceso de selección des una respuesta, mejor. Lo óptimo, aunque no siempre posible, es que la empresa haga la primera oferta salarial.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos asistencia personalizada y preparamos tus documentos para ti. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro servicio de redacción tienen ayuda personalizada con su currículum, LinkedIn, carta de presentación y mucho más!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Te aseguro que ya han escuchado todas las respuestas posibles, y que raramente lo que vayas a decir los horrorice.

En este artículo voy a ayudarte a estar preparado para contestar esta pregunta tan sensible, de manera que, lejos de ser un punto bajo en tu entrevista, consiga ser lo que te diferencie del resto.

Si estás preparándote para una entrevista, te recomendamos visitar nuestro centro de recursos para las entrevistas laborales.

¿Por qué las empresas preguntan cuánto quieres ganar?

Principalmente por una cuestión de presupuestos.

Desde que se abre la búsqueda de un puesto específico, la empresa tiene estipulados márgenes presupuestarios para cubrir esa vacante.

Por supuesto que esto dependerá del puesto y de la empresa. Es muy probable que los cargos más fáciles de completar, y de menor experiencia, tengan presupuestos más rígidos y predefinidos que aquellos donde la remuneración podrá fluctuar en base a las características de cada candidato.

Al conseguir una respuesta sobre el salario pretendido, la empresa podrá, entonces, determinar si te encuentras dentro del rango que está dispuesta a pagar para cubrir esa posición, o si sus pretensiones no coinciden.

Por supuesto que la empresa buscará minimizar su gasto a toda costa. Esto no quita, que si, por ejemplo, se abrieron 5 vacantes idénticas, los candidatos puedan conseguir 5 salarios distintos.

Es por esto que es muy importante estar preparado para lidiar con esta pregunta.

Otro motivo muy común, por el que los seleccionadores suelen realizar esta consulta, y ya con tintes más psicológicos, es para saber qué tan bien informado está el candidato sobre la realidad del mercado para ese puesto, y qué tanto se valora a sí mismo.

Si te encuentras en plena búsqueda tenemos algo para ti. Con el equipo de Curriculado hemos desarrollado un Kit de Crecimiento Laboral. En este paquete encontrarás plantillas, guías, ejemplos y SECRETOS de la industria que te permitirán acelerar tu llegada al trabajo de tus sueños.

¿Qué contestar si te preguntan cuánto quieres ganar?

Vayamos un paso más atrás. En primer lugar, es fundamental que tengas una idea clara de cuánto ganan, en promedio, las personas que actualmente se están desempeñando en ese puesto.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

Los usuarios de nuestro servicio de redacción profesional consiguen 3 veces más entrevistas al destacar del resto de los candidatos

Si conoces gente dentro de la empresa, estás hecho. Si conoces gente trabajando en la misma industria, y en empresas similares, genial. Sino, siempre puedes recurrir a herramientas como la que provee Indeed, que te permite buscar salarios promedio, declarados por los distintos trabajadores.

Puedes ver esta herramienta haciendo click aquí.

Los salarios suelen ser bastante uniformes entre empresas. Por supuesto que existen desviaciones a esta afirmación, principalmente teniendo que ver con los tamaños de las empresas y su ubicación geográfica.

Procura encontrar información lo más aplicable posible a la posición por la que te vas a entrevistar.

Llegado el momento de la pregunta, intenta no dar una respuesta. Esto puede sonar contra intuitivo, pero acompáñame en el razonamiento: Todos los candidatos contestan tímidamente el número que el entrevistador ya sabe que contestarán.

Si te encuentras en la primera, o hasta la segunda ronda de entrevistas, diferir tu respuesta no debería generar problemas. De todas formas, seguramente tu interlocutor actual no tenga poder de decisión sobre tu salario. Especialmente en empresas grandes, donde la primera ronda de entrevistas casi siempre es llevada a cabo por agente de recursos humanos.

Un candidato que no provea un salario pretendido, si cuenta con todo lo que la empresa necesita, será un candidato que destaque del resto.

Para justificar esta idea, miremos los riesgos de dar un número al entrevistador:

Los problemas de responder con un número a la pregunta sobre el salario deseado

Existen 5 problemas principales respecto a contestar la pregunta sobre el salario:

  • Problema 1:  Al principio del proceso, la empresa está apenas conociéndote y comparándote con los demás candidatos. Si avanzas en el proceso y te diferencias de los demás, tendrás mejores chances de negociar una remuneración favorable. Si te anclas en la primera entrevista con un número, ese será tu número hasta el final del proceso.
  • Problema 2: Puede que en tu afán por avanzar en el proceso de selección pidas un salario muy bajo. Las empresas podrían oler esto como desesperación, o que hay algo raro detrás de tu postulación. Podrían pensar que eres propenso a bajar tus estándares en otros aspectos para conseguir lo que necesitas.
  • Problema 3: Si pides una compensación demasiado alta, esto también podría sacarte de la carrera. Tanto solicitar algo muy bajo o muy alto pueden jugarte en contra.
  • Problema 4: Conseguir que te contraten habiendo solicitado una remuneración demasiado baja puede generarte la situación de tener que aceptar el empleo por necesidad, pero luego tener una experiencia laboral sumamente insatisfactoria.
  • Problema 5: En la o las primeras entrevistas, seguramente no tengas del todo claro el grado de responsabilidades que recaerán sobre el rol que te interesa, o su inserción dentro de la empresa. Esto hará que sea realmente difícil estimar un sueldo adecuado.

Estrategias para diferir tu respuesta sobre el salario

La posibilidad de diferir esta respuesta, dependerá de tu habilidad conversacional, y principalmente del interés e insistencia que demuestre tu interlocutor sobre el tema.

La idea de no dar una respuesta es, sin dudas, la estrategia dominante, pero por supuesto que en el mundo real no siempre será aplicable.

Te sugiero que, en principio, ensayes una respuesta como las que te propongo aquí:

“Me encantaría tratar el tema una vez que la empresa esté segura de que soy el candidato indicado.”

“Por el momento preferiría no contestar al respecto, por lo menos hasta estar más interiorizado sobre las responsabilidades y pormenores del rol.”

“Estoy seguro de que la empresa ofrece un salario perfectamente competitivo con los del mercado actual. Mi interés principal ahora es asegurarme de que el puesto tenga que ver con mis habilidades e intereses. “

“Preferiría enfocarme en el valor que puedo agregar a la compañía. Sí me interesa que este sea un paso importante para mi carrera, en términos de responsabilidades y compensación, pero no tengo un número en mente, por el momento. Me gustaría discutir el tema, llegado el momento, si avanzamos hasta esa etapa”

Devolver la pregunta del salario al entrevistador

Si la estrategia anterior no te convence, o no convence al entrevistador, tu plan B puede ser intentar conseguir una respuesta del agente de selección.

Como en todo proceso de negociación, siempre tendrás la ventaja si no eres la persona que arriesga el primer precio. Esta estrategia busca sondear al representante de la empresa en pos de conseguir un número.

Te propongo estas respuestas:

“En base a lo que pude averiguar, los puestos de este tipo, en esta ciudad, suelen pagar entre X e Y ¿Esto está dentro de los márgenes que tú estás considerando?”

La respuesta anterior demuestra que hiciste la tarea y que conoces el estado actual del mercado. Sin embargo, si no consigues información confiable sobre remuneraciones, te sugiero esta otra alternativa:

“Considerando que no conozco por completo las responsabilidades del puesto, ni el paquete de beneficios, me resulta difícil darte una respuesta ¿Podrías orientarme respecto al rango que tú consideras apropiado?”

“La verdad es que se me hace muy complicado darte una respuesta a esta pregunta de momento ¿Podrías tú indicarme cuánto ganan, en esta empresa, empleados con una experiencia similar a la mía?”

Por supuesto que contestar una pregunta con otra pregunta puede ser una situación incómoda. Lo importante es que en tu tono des a entender que la charla no se encuentra en un momento de conflicto, sino de colaboración. Estás trabajando en equipo con tu entrevistador para encontrar un valor justo para ambas partes.

Responde a la pregunta con un rango que te parezca aceptable

Ante la presión del reclutador y el agotamiento de más alternativas elegantes, te verás en la obligación de dar una respuesta certera.

Esto no significa que necesariamente tengas que indicar un número específico.

Tu mejor salida en esta situación es solicitar un rango. Este rango dependerá de lo que hayas podido averiguar previamente a la entrevista.

“Considerando los requerimientos del puesto, y el nivel de responsabilidades que entiendo que tendré que aceptar, mi requerimiento salarial es de entre X e Y”.

El problema con este tipo de respuestas, es que, muy probablemente, el entrevistador se quede con X, mientras que tu esperarás Y.

¿Qué contestar si te preguntan cuánto estás ganando actualmente?

Esta pregunta, de hecho, está siendo prohibida en muchos lugares.

Resulta poco ético que el entrevistador se interese por cuestiones de tu vida privada.

Es que te están entrevistando para una empresa distinta y una posición nueva ¿Qué tiene que ver tu pasado laboral?

Por supuesto que para la empresa sí tiene que ver, porque la idea detrás de esta pregunta es convencerte con una oferta un 10% o 15% mayor a lo que actualmente ganas. De hecho, seguramente si aún realizan esta consulta, es porque debe darles resultados.

Tu estrategia, como con la pregunta anterior, en este caso será intentar evitar dar una respuesta a toda costa.

Puedes intentar con algo como:

“Dado que esta posición no tiene mucho que ver con mi empleo actual, preferiría que nos enfoquemos en mis futuras responsabilidades y en cómo puede mi perfil agregar valor a la empresa. Luego, seguramente, podremos llegar juntos a una remuneración justa para mi trabajo.”

Artículos Relacionados

Deja un comentario