¿Qué es y cómo hacer un videocurrículum? [Consejos y ejemplos]

Un videocurrículum, como su propio nombre lo indica, se trata de un material audiovisual (audio e imágenes) que tiene como objetivo mostrar las habilidades, aptitudes y perfil profesional de una manera más innovadora que en la hoja de papel o la versión digital.

Los cambios tecnológicos que ha sufrido el mundo han cambiado  todas las disciplinas y los recursos humanos no fueron la excepción. La facilitación del acceso a herramientas de producción audiovisual ha permitido que más gente se acerque a ellas y experimente. En los últimos años comenzaron a aparecer videocurrículums.

Se trata de una presentación en video de las habilidades, aptitudes y experiencia laboral que tiene una persona. Aunque su uso todavía no está generalizado, no está mal vista su utilización como una forma más innovadora y un complemento a la hoja de vida laboral escrita en papel. Para algunos también, tiene peso por sí solo.

¿Cómo se hace un videocurrículum?

De un tiempo a esta parte el currículum comenzó a centrarse en lo esencial de las personas. Incluso, se adaptaron al formato de infografías o fueron diseñados en una sola hoja para facilitar la tarea del personal de recursos humanos. Esa premisa de la brevedad también debe regir el videocurrículum.

Como todo producto audiovisual necesita de un guión. Lo primero que debes hacer es dividir en secciones y definir qué es lo que contarás en cada una de ellas. Puedes hacer una destinada a tus estudios, otra al trabajo y otra a tus intereses o combinarlas como quieras. Lo importante es que respete la premisa de la brevedad, pues nadie mirara media hora sobre tu vida laboral.

Otro dato a tener en cuenta es que no necesariamente debes ser tú hablando como en un documental sobre tu vida profesional. La ventaja de este tipo de currículums es que puedes hacerlo de manera creativa. Lógicamente que el nivel de creatividad dependerá del carácter de la empresa a la que te estás postulando: no será lo mismo enviarlo a una startup de tecnología que a una empresa más tradicional donde si necesitarás un video más serio.

Un ejemplo de guión para una empresa para tradicional podría ser el siguiente:

Soy xxxxx, tengo 34 años y resido en xxxxx. Soy Licenciada en Derecho en la Universidad de Salamanca de donde me gradué con el mejor promedio. Haciendo mis primeras experiencias con un grupo de colegas, completé mis conocimientos con finanzas y seguridad social para desempeñar tareas jurídicas y de comercio exterior de manera independiente.

Mi objetivo actual es aportar mis conocimientos y experiencia en una empresa con la que podamos buscar un crecimiento mutuo. Espero el llamado

Si piensas que hacer un videocurrículum es leer el currículum vitae tradicional frente a la cámara, estás muy equivocado. Por el contrario, permite realizar la exposición de habilidades que en este formato papel es imposible.

Los datos a tener en cuenta para hacer un videocurrículum son:

  • El sitio donde grabas: no es lo mismo grabarlo en el jardín de tu casa que en un bar. El primero habla de tu vida hogareña y no te da un perfil profesional, incluso puede salir tu perro. El segundo es un sitio ruidoso donde la gente circula sin medir lo que tiene alrededor. Lo ideal en este caso es conseguir un sitio que tenga buena acústica, paredes neutras y estética minimalista. Eso te permitirá corregir algunos posibles errores en la edición. Alrededor de todo el mundo existen sitios que alquilan oficinas por horas a muy bajo precio y podrían ser una muy buena opción
  • Tener una cámara en frente: para quienes no son profesionales de la comunicación tener una cámara delante es muy complicado.  Por más que estemos solos el nerviosismo es normal y el titubeo mucho más. En base al guión que escribiste debes practicar, grabar y volver a grabar para luego realizar un puntilloso proceso de edición y que quede perfecto.
  • La importancia de la brevedad: una de las principales características del videocurrículum es su corta duración. Se trata de una pieza audiovisual que no debe superar los 3 o 5  minutos y que en todo momento debe mantener la atención de quien lo está viendo.
  • El contacto es lo más importante: no olvides que el propósito de esta mini película sobre tu vida laboral es generar el interés por parte de personas que deseen tus servicios como profesional. Por ello, no debes  omitir poner tus datos de contacto al final. Puedes no poner tu domicilio, pero tu nombre completo, número telefónico y correo electrónico son fundamentales.
  • Las plataformas de difusión: seguramente, hacer esta pieza te ha demandado esfuerzo, dinero y muchas horas de trabajo para que quede archivada en el disco rígido de tu ordenador. Debes hacer uso de redes sociales laborales como Linkedin para poner el videocurrículum a circular y aprovechar la difusión masiva de los productos digitales.
  • Si no puedes hacerlo contrata un profesional: en el mundo del arte todo es subjetivo, incluso en el mercado audiovisual. Pero hacer un currículum vitae en video es tan importante como hacerlo en papel: todo transmite y todo cuenta. Por ello, tener un plano mal realizado o mal pegado en la edición podría ser tan trágico como un error de ortografía. Inténtalo y haz tu mejor esfuerzo, pero si te supera, contrata un profesional.

Es importantísimo definir el destinatario

A la hora de realizar una gruía para el videocurrículum debes pensar quienes serán los destinatarios de tu realización. Si bien lo pondrás a circular en la web a la vista de todo el mundo, debes saber a quién tienes que llamar la atención.

No es lo mismo hacer un mensaje apto para todo público que uno que solamente entiendan los especialistas del sector. Además, tal como sucede en una entrevista laboral, la primera impresión es lo que cuenta, hay que cuidar la vestimenta y los gestos que se utilizan, que forman parte del lenguaje no verbal.

El currículum en video  ahorra la primera parte de la entrevista

Para los encargados de recursos humanos es bastante agradable recibir un currículum en este formato. Pues ver al candidato hablando lo muestra en su faceta más social e incluso puede abreviar tiempo a la hora de convocar a entrevistas personales para la presentación de un aspirante. El único detalle es que el video es unidireccional y no reemplazará el momento del intercambio durante una entrevista laboral.

Muchos reclutadores de la vieja escuela tienen la teoría de que un currículum de este tipo nunca podrá sustituir al tradicional pero que si resulta un interesante complemento para ampliar los puntos más fuertes expuestos en este último. Sin embargo, a pesar de las críticas este tipo de formato da cuenta de las actitudes comunicativas que puede tener un candidato y del poder de sintetizar información.  También significa un plus frente a otros candidatos, pues si bien no significa un contacto cara a cara adelanta como podría llegar a ser un encuentro con entrevistadores.

Los puestos que requieren mayores habilidades comunicativas como las ventas o las creativas como el arte, son los más acertados para hacer un videocurrículum pero no es una técnica que sea aplicable en todas las selecciones. Otro dato a tener en cuenta es que la confidencialidad con la que se manejan los currículums tradicionales se rompe. 

Está en tus manos controlar todo para la calidad del video

En ningún momento dejamos de lado el dato que este material se trata de un currículum pero en otro formato y como tal debe tener estándares mínimos de calidad. En el siguiente listado te comentamos que detalles no debes perder de vista:

  • El video debe poder reproducirse tanto en móviles como en ordenadores. No debe estar pixelado ni atorarse al momento de su reproducción.
  • El discurso debe ser natural y desestructurado. Siempre se deben cuidar las formas pero la postura del candidato debe ser desacartonada. Para empresas más tradicionales es mejor un plano medio con el candidato hacia un costado de la pantalla.
  • La sonrisa compra al público, pero el tono debe ser el correcto: ni muy serio ni muy gracioso. A veces funciona poner una persona detrás de cámara.
  • El encuadre debe ser limpio, sin filtros, sin planos raros ni movimientos de cámara.
  • Es necesario controlar cuidadosamente la información que se pondrá en el video, teniendo en cuenta que será información de uso público.
  • Hay que realizar un proceso de difusión constante del videocurrículum en internet y entre nuestros contactos, o el mismo caerá en el olvido a los pocos días de ser publicado.
  • Tal como se realiza con un currículum tradicional, debe mantenerse actualizado con nuevas experiencias laborales o académicas. Asimismo se puede poner una fecha sobreimpresionada en pantalla, de manera prolija.
  • Si estás pensando que este tipo de currículum vitae es una manera de disparar tu carrera hacia otros países debes tener en cuenta que hablen tu mismo idioma o realizar una versión hablada en el idioma del destinatario o subtitulada. Recuerda que estará disponible en la web para todo el mundo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario