Qué pasa si omito un trabajo en mi currículum

Te decidiste a dar el próximo gran paso en tu carrera…

Sabes que para ello necesitarás un currículum fuerte, pero enfrentarse a la hoja en blanco no es tarea fácil.

En un primer borrador enumeras tus anteriores trabajos hasta que llegas a ESE que tantas duras te genera.

¿Deberías sumarlo a la lista? ¡Depende!

En este artículo evaluaremos todas las situaciones posibles en las que es una buena idea omitir un trabajo de tu CV.

Así también veremos aquellas donde agregarlo, aunque te incomode, es la jugada ganadora.

Si actualmente te encuentras preparando un CV, te recomendamos visitar nuestro centro de recursos para el currículum.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

¿Qué pasa si omito un trabajo en mi currículum? Si es un empleo antiguo no pasa nada. Omítelo o agrúpalo con otros. Si es más reciente evita “baches” en tu historial o bien ten un muy fuerte argumento para hacerlo ya que llamará la atención del reclutador. Puedes aprovechar la carta de presentación para exponerlo.

Omitir empleos antiguos en el currículum

El caso más común y hasta recomendable es el de empleos de hace muchos años.

Probablemente esa experiencia ya no tenga peso en tu perfil profesional y sea solo un bloque que ocupe precioso lugar en tu CV.

En estos casos es absolutamente aceptable omitirlos.

x
Cómo hacer un BUEN CV video

Sin embargo, una alternativa interesante a la omisión, siempre y cuando puedas hacerle un lugar en tu hoja, es la de agrupar los puestos más antiguos de tu carrera.

Por ejemplo, si tienes 15 años de experiencia en ventas, pero durante tus primeros 5 años pasaste por 3 call centers muy similares, agrúpalos. Indica el rango de años y los nombres de las empresas.

Con eso le mostrarás al reclutador que tus 15 años de experiencia son reales, pero no entrarás en detalle de roles junior que seguramente no caractericen tu actual nivel de habilidades.

Omitir empleos de corta duración en el currículum

Si se trata de un empleo que te ha durado unos pocos meses, no es relevante para tu búsqueda actual y no necesitas abultar tu CV con experiencia extra es perfectamente entendible que dejes afuera este trabajo.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

No te aporta nada.

Si esta omisión deja un hueco entre trabajos podrás explicarlo en tu carta de presentación y luego defenderlo en la entrevista.

En el caso de que estés realizando un currículo de estudiante o sin experiencia, piénsalo dos veces. En muchos casos, aunque la relevancia no sea la deseada, es positivo exponer más experiencias.

En Curriculado tenemos un artículo sobre cómo lidiar con períodos sin trabajar en el CV, puede que te interese echarle un vistazo.

Omitir empleos irrelevantes en el currículum

Puede que estés intentando hacer una transición de carreras y que dejar de lado experiencias de poca relevancia para tu nuevo sector sea la jugada indicada.

Recuerda que es fundamental adaptar tu currículum a cada posición que solicitas y la experiencia que muestres es, tal vez, lo más importante a la hora de hacerlo.

Es muy probable que estos empleos irrelevantes coincidan con los de los casos anteriores mencionados en este artículo.

Omitir empleos temporales o de media jornada en el currículum

Mucha gente toma empleos temporales, de media jornada o bien emprende de manera particular mientras está buscando su próximo trabajo.

En este caso, como en los otros, no hay obligación alguna de mencionar de manera pormenorizada estos trabajos.

Así como con los roles más viejos de tu carrera, podría ser una buena idea optar por agruparlos en función al período temporal que les has dedicado.

En el caso de que te hayan servido para adquirir alguna habilidad valiosa, por supuesto que puedes aprovecharlos para indicarlo.

Omitir empleos de empresas con mala reputación en el currículum

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Un caso un poco menos común, pero posible es el que te hayas empleado en empresas con mala prensa, reputación tóxica, involucradas en escándalos públicos o quebrantos polémicos.

Si bien tu rol de empleado no te extiende ninguna responsabilidad sobre el accionar de esas compañías, en algunos casos los empleadores podrían subconscientemente asociarte a este.

De más está decir que si el rol es relevante y tienes cosas positivas para decir sobre tu impacto en ese sitio no deberías dejarlo afuera.

Cuando no omitir empleos en el currículum

Así como hay motivos válidos para dejar de lado algunos roles en tu currículum, también los hay para conservarlos.

Si estás evaluando quitar experiencias de tu hoja de vida, tómate un segundo antes para reflexionarlo y revisa si encajan con alguno de los motivos abajo expuestos:

Cuando son puestos de muchos años

Imagínate la situación en la que en tu resumen profesional indicas que tienes 20 años de experiencia y luego en tu sección de experiencia profesional tan sólo expones 5.

Puede que el reclutador se quede rascándote la cabeza sin entender lo que quieres decir. También es probable que luego de eso tu CV vaya a parar a la basura sin mucho preámbulo.

Por más que no te guste ese empleo, puede que haya sido central en tu formación y omitirlo tan sólo haga las cosas más difíciles para ti.

Si aun así decides dejarlo fuera, tienes que preparar una carta de presentación que salve esta situación y estar muy bien preparado para explicarlo en la primera entrevista.

Cuando te falta experiencia

Si estás recién empezando tu carrera profesional, o estás saltando entre sectores, muchas veces ALGO de experiencia será mejor que nada.

Aún si ese algo no es del todo relevante o no te enorgullece.

En este caso deberás buscar un ángulo para exponerlo de manera que fortalezca tu perfil.

Tal vez no haya muchas destrezas técnicas que puedas extraerle, pero siempre existen habilidades blandas para mencionar. Céntrate en ellas.

Cuando estás postulándote a empleos con autorización especial de seguridad

Los casos son pocos, pero si estás buscando empleo en una empresa de seguridad, un contratista del estado, el estado, una agencia de inteligencia, o demás roles donde trabajes con datos sensibles, seguramente el empleador deseará saber TODO de ti.

También es muy probable que ya lo sepa de antemano.

Y si este es el caso, y te apareces con un montón de agujeros en tu CV, esto podría resultarle sospechoso

¿Por qué habrías de esconderlos?

Presta atención al formulario de postulación, puede que en estos casos se remarque la importancia de presentar TODOS los puestos anteriores.

Cuando has tenido buenos resultados en ese trabajo

Como insinué antes, que tu experiencia no sea relevante particularmente para el nuevo tipo de trabajo al que estás aplicando, no significa que no puedas obtener valor al listar ese empleo.

Si has logrado cosas geniales trabajando para esa empresa, escríbelas. Enfócate en los resultados que has conseguido y las habilidades que has adquirido.

Demuéstrale a tu próximo empleador que eres un ganador, aunque se trate de un sector distinto.

Piénsalo, tú también preferirías a alguien que tiene resultados positivos que presentar frente a alguien que no tiene mucho para decir.

¿Deberías omitir en tu CV empleos de los que te despidieron?

En tu currículo no debes dar motivos por los cuales dejaste un trabajo.

Presentar un trabajo del cual te despidieron, por este motivo, no hará que tu CV se vea peor o más débil.

El motivo, seguramente, por el que puede debatirte omitir ese trabajo del cual te echaron es para evitar preguntas incómodas en la entrevista.

Tienes que estar preparado para sobrellevar esa incomodidad. Es importante que te prepares para tu entrevista y estudies una respuesta fuerte por si esas preguntas emergen.

En Curriculado tenemos un artículo sobre cómo responder en las entrevistas de trabajo y otro con todas las preguntas que te harán en tu próxima entrevista. Aprovéchalos para fortalecer tu búsqueda.

Artículos Relacionados

Deja un comentario