7 motivos para no incluir tu foto en el currículum

Tal vez esta sea una de las preguntas que más a menudo nos hacen con respecto al diseño del currículum. La respuesta no es sencilla, pero en Curriculado tenemos una opinión fuerte al respecto: ¡No! Hasta hemos visto currículums de modelos profesionales sin foto. En este artículo lo justificaremos.

¿Debo incluir mi foto en el currículum? No, a menos que el empleador lo solicite explícitamente, se indique el requerimiento de “buena presencia” en el puesto al que estás aplicando o bien tu consideres que la empresa puede contar con el aspecto físico como un factor determinante.

Esto último puede ser más común, aunque no se indique, en trabajos de contacto presencial directo con el cliente y especialmente en los que se desea un candidato con poder de persuasión, tales como ventas.

Si actualmente te encuentras preparando un CV, te recomendamos visitar nuestro centro de recursos para el currículum.

¿Por qué no incluir tu foto en tu CV? Tenemos nuestros motivos:

  1. Sesgo en quien decide sobre los llamados a entrevistas: ¿Qué tal si eres idéntico a la ex pareja, con quién tuvo una ruptura horrible, de la persona encargada de recursos humanos? Ok, el ejemplo es un poco burdo, pero la idea se transmite. Este punto, claramente puede ser cierto también para un caso positivo, pero si tu experiencia y habilidades son lo suficientemente fuertes, te aseguramos que estarás en igualdad de condiciones que alguien con un rostro hegemónico.
  2. Discriminación: Esto puede vincularse con el punto anterior, pero en este caso nos referimos a respuestas negativas más generales. Tal vez tus rasgos sean mal vistos, o generen una respuesta irracional en quién revisa las aplicaciones. Esto no debería suceder en una sociedad moderna, pero sabemos que no es raro encontrar gente que deje mucho que desear en cualquier ámbito
  3. Tal vez tu foto no sea la mejor: Seamos sinceros, no todos somos fotógrafos profesionales, ni tenemos amigos que lo sean. No queremos pinchar tu ilusión, pero tal vez tu foto preferida no sea tan buena ¿Por qué arriesgarte a perder una chance de empleo a causa de tu mal ojo para el encuadre, la iluminación y los ángulos más beneficiosos?
  4. Ocupa ese espacio en algo más productivo: Hemos visto un montón de currículums con fotos gigantescas, ocupando hasta un 20% de la superficie del documento. El espacio es clave, no lo monopolices con la mueca más profesional que hayas conseguido fingir. Aprovecha el lugar para demostrar tu experiencia laboral relatando acciones o sucesos importantes en los que participaste. Habla de tus habilidades e intereses.
  5. Un currículum sin foto llama la atención: Sabemos muy bien que en España y en los demás países latinos el estándar es la inclusión de una foto profesional. Ahora bien ¿Qué sucederá en la mente del reclutador si la omitimos? Seguramente será una experiencia memorable (lo cual no tiene connotación positiva o negativa, no nos malinterpreten). Yendo aún más lejos ¿Y si en lugar de una foto presentas un logo sencillo con tus iniciales? ¿Acaso esto no podría generar una sensación de marca personal más fuerte en quien estuviera analizando tu perfil? “Ey, quién es esta persona que usa un logo en vez de foto”. Por supuesto, si optas por la idea del logo, asegúrate de que sea vea profesional y sencillo. Nada de emojis sacando la lengua o fueguitos. Tip: Puedes buscar algún diseñador que lo haga por ti en fiverr.com a muy bajo precio.
Mira qué bien lo utiliza Roger Federer
  1. En algunos países la norma es no usar foto: En Estados Unidos, Irlanda, Inglaterra e India, lo más común es presentar currículums sin foto. Esto es debido, principalmente, a los rigurosos estándares anti discriminación que las empresas deben cumplimentar. Evitando aceptar documentos que incluyan fotos pueden prevenir el sesgo contra minorías étnicas, géneros, razas, religión, discapacidad, edad y otros factores, de manera sumamente efectiva. Es importante que tengas en cuenta, a la hora de enviar tu solicitud de empleo, si la empresa a la que te estás refiriendo es una empresa de estos países donde las reglas a la hora de evaluar candidatos puedan jugar en tu contra.
  2. La empresa puede usar un sistema para filtrar CVs: Cada día es más común la utilización de ATS (Sistemas de seguimiento de aplicaciones, en inglés), los cuales, en la mayoría de los casos son diseñados por y para empresas de Estados Unidos. Esto no quiere decir que, necesariamente, en el caso de un empleo dentro de España o América Latina, se vaya a utilizar el mismo criterio. Puede que las reglas respecto a fotos en los sistemas de relajen, pero nadie lo asegura.

Alternativas a la foto en el currículum

Como sugerimos en los motivos anteriores, la idea de presentarse con un logo sin dudas captará la atención de quien revise tu currículum.

¿Quieres que tu CV destaque del resto?

Prueba nuestro análisis profesional gratuito y en sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adapta a tu perfil y te indica claramente qué aspectos podrías mejorar. Empieza a prepararte para dar el próximo gran paso en tu carrera haciendo click aquí.

Si la decisión de no llevar una foto en absoluto te genera un poco de ansiedad, tranquilo. Existen alternativas.

En primer lugar, puedes linkear a tu perfil en LinkedIn –Estás en LinkedIn ¿Cierto? No nos hagas hiperventilar– en la red social realmente sí es la norma contar con una foto en tu página personal y nadie lo considerará extraño. De hecho, si alguien ingresa a tu perfil por curiosidad respecto a tu rostro, está será una excelente oportunidad para agregar valor a tu perfil mediante tu resumen profesional y referencias.

Tu perfil de LinkedIn debería funcionar como un complemento perfecto para tu currículum, pero esto es tema para otro post.

Mientras tanto, te recomiendo que le eches un vistazo a nuestro Kit de Crecimiento Laboral. Si te encuentras en plena búsqueda estoy seguro de que tenemos todo lo que necesitas para sacarle ventaja a los demás candidatos.

Volviendo al tema, otra alternativa válida es la de adjuntar una tarjeta personal de negocios, que tenga tu foto, a tu currículum. Podrías hasta incluirla en el mismo archivo.

Si en tu profesión es habitual el uso de portfolios ese sería un buen lugar para presentarte físicamente. De hecho, en el caso que mencionamos al principio respecto a modelos profesionales sin foto, imaginemos el impacto que podría tener esta decisión. En lugar de que el encargado de la selección tenga una primera impresión del o la modelo en base a una foto diminuta, que esa primera impresión sea sobre la vasta experiencia que la persona cuenta trabajando con marcas de primera línea. Luego, siguiendo el enlace a su portfolio, podrá quedar encantado con las imágenes profesionales y en alta resolución.

x
Cómo hacer un BUEN CV

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral?

¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera?

Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te ofrecemos un análisis profesional de tu CV GRATUITO, con consejos simples para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con ayuda de Curriculado haciendo click aquí.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes aprovechan nuestro análisis gratuito de CV tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

En resumen

  • Evita usar una foto en tu currículum. Puede traerte más perjuicios que beneficios, siempre y cuando no estés aplicando a un puesto donde tu imagen personal sea fundamental
  • Usa un logo que te distinga en tus documentos, puede ser tan simple como tus iniciales en cursiva mayúscula
  • Agrega un enlace a tu perfil de LinkedIn y usa allí la mejor foto que te puedas sacar
  • Si así lo deseas, incluye en tus aplicaciones una tarjeta personal de negocios que incluya tu foto.

Artículos Relacionados

Deja un comentario