¿Qué son las habilidades blandas? [Ejemplos y 18 claves]

Para realizar tus tareas particulares en cualquier empleo, requerirás capacidades específicas para esa vacante, que serán indispensables para llevar a cabo las actividades diarias.

Pero ¿de qué hablamos cuando decimos a Habilidades blandas, o Habilidades duras?

Las competencias duras son aquellas inherentes al cargo que la persona va a desarrollar. Como, por ejemplo, las capacidades generalmente asociadas a la profesión que se requiere para cumplir con la vacante. Son requerimientos profesionales de saberes técnicos o académicos, generalmente certificados, que son útiles para realizar actividades específicas.

Las habilidades “blandas”, complementarias a las habilidades duras, son las particularidades de la conducta y personalidad del candidato que influirán en la práctica habitual del empleado en su trabajo. Estas aptitudes, también conocidas como «habilidades transferibles» son aquellas aplicables a cualquier función laboral y uno de los aspectos más valorados entre los candidatos. Ejemplos de estas cualidades pueden ser: las habilidades de comunicación, las de liderazgo, las de negociación, las de trabajo en equipo, la iniciativa, la resolución de problemas, entre otras.

Cada vez más reclutadores tienen en cuenta estas habilidades al momento de seleccionar a una persona para el puesto, ya que son fundamentales para el correcto desempeño del individuo en esa labor.

Las compañías no sólo buscan que una persona sea eficiente para el rol a ejecutar sino también que posea el temperamento adecuado para el cargo.

Esta es una lista de Cualidades más buscadas por los reclutadores con el fin de que repases tus capacidades y refuerces aquellas que consideres necesario.

¿Cuáles son las habilidades blandas?

A continuación, enumeraré ejemplos de habilidades blandas:

  • Orden y calidad
  • Buena Comunicación
  • Trabajo en equipo
  • Puntualidad
  • Creatividad
  • Tener la iniciativa en la averiguación de información
  • Empatía
  • Resolución de Problemas
  • Disposición al cliente
  • Autonomía en el Control
  • Formación de Vínculos o Sociabilidad
  • Perseverancia
  • Determinación
  • Proactividad
  • Ética y Honestidad
  • Pensamiento Analítico
  • Buenos Modales
  • Optimismo
  • Sentido Común
  • Buen Humor
  • Colaboración y Negociación
  • Facilidad de Adaptación

Las habilidades Blandas no están a la vista fácilmente en un candidato. Sin embargo, Lo importante es saber cuáles son para preparar tu mejor cara laboral y destacar de entre otros postulantes.

Si bien las habilidades blandas, vienen con el sujeto desde su nacimiento, algunas también pueden desarrollarse.

17 habilidades blandas claves

Las compañías cada vez buscan más habilidades blandas en sus procesos de selección. Algunas de las más importantes las desarrollaré a continuación:

  1. Trabajo en Equipo:  Es una de las particularidades más importantes para el 70% de las industrias. La capacidad de trabajar en equipo, se asienta en la cualidad para escuchar a los demás, realizar una críticas constructivas y autocrítica, y la posibilidad de hacer análisis de los hechos.
  2. Resolución de Problemas: Es la segunda cualidad más requerida por los empleadores, y también podemos llamarla determinación o gestión del conflicto. Las estadísticas sugieren que a un trabajador le lleva tres horas a la semana lidiar con los problemas laborales. Generalmente aquellas personas que tienen habilidades extraordinarias de liderazgo poseen también la facultad nata de resolver los problemas analíticamente.
  3. Orden y Organización: Se trata de programar las tareas y otorgarle a cada una los medios suficientes. También la habilidad de dividirlas adecuadamente de acuerdo a los objetivos reales que se haya propuesto.
  4. Facultades de Comunicación: Una competencia que resultará indispensable de acuerdo al puesto a ocupar o a la industria en la que quieres insertarte. Integrará tanto el habla como la escritura. En una era en la que la mensajería virtual o los emails resuelven las tareas a diario, es una herramienta destacable. Será más importante en medios de comunicación, empresas de seguro, o puestos de ventas, por ejemplo.
  5. Positivismo: Esta cualidad incluso te ayudará a encontrar el empleo que buscas. Las empresas lo buscan en los candidatos, porque una actitud positiva contagia al grupo de trabajo y genera un entorno amigable.
  6. Proactividad: Es la conducta de anticipación. Aquellos que tienen determinación para tomar la iniciativa, evaluar opciones y lograr sus objetivos con responsabilidad y confianza. Habilidad que tiene una efectividad muy positiva en la producción de una compañía. En el camino de las mejoras continuas, solicita devoluciones a tu equipo de trabajo, tus colegas o jefes, acerca de tu performance, tus objetivos, metas, o en el rendimiento diario. Será una característica más que te permitirá seguir avanzando en la búsqueda de mayores desafíos.
  7. Empatía: La sensibilidad interpersonal es una cualidad muy valorada porque está relacionada con la inteligencia emocional. Identificarse y entender los problemas o experiencias ajenas e involucrarse con afecto con los demás.
  8. Sinceridad y ética profesional: Una habilidad blanda que habla de aquellas personas que son leales hacia sus colegas y a la corporación. La honestidad hace que los profesionales se mantengan en sus puestos por largo tiempo.
  9. Flexibilidad a los cambios: Las compañías son dinámicas; Se producen cambios constantemente. La tendencia de los empleados a enfrentar los cambios con flexibilidad y adaptarse rápidamente es una facultad muy buscada por los empleadores.
  10. Trabajo bajo Presión: La actitud de la eficiencia a pesar de las contrariedades será otra de las habilidades requeridas. El manejo del estrés en la actualidad se convirtió en una cualidad fundamental, para la salud mental de todos.
  11. Puntualidad y Responsabilidad: Parece evidente, sin embargo, las compañías prefieren que sus empleados tengan estos puntos solucionados en su vida. Cumplimentar con horarios, y tiempos de entrega, dando respuesta a lo que tu puesto requiere mínimamente. De lo contrario podría afectar la planificación y organización semanal y al trabajo en equipo, por ejemplo.
  12. Pensamiento Crítico o analítico: Es la capacidad de análisis, reflexión y comprensión de los hechos. La evaluación concreta y la rápida solución de inconvenientes. Permite descubrir a tiempo opciones de mejorías o perfeccionamiento. Una combinación perfecta junto al ser creativo, la experiencia y la facultad de la investigación.
  13. Creatividad: Aunque parece ser una habilidad innata, la creatividad puede desarrollarse y mejorarse. Sirve para no conformarse nunca con lo establecido y romper los moldes de lo ya hecho.
  14. Asertividad: Si te muestras sin dudas en lo que propongas o en comentarios, tomarán con seriedad lo que dices y tus ideas podrán ser tenidas en cuenta, aunque no se aprovechen.
  15. Ser servicial: La capacidad de hacer cosas por los demás desinteresadamente, para clientes o colegas, suele tener una mirada muy positiva por los empleadores, ya que permite resolver inconvenientes fácilmente. Los colegas y jefes te verán muy bien, y eso muchas veces puede hacerte subir en escalas.
  16. Respetar opiniones ajenas: Aunque sepas o creas que los demás están equivocándose. Ser respetuoso con los comentarios u opiniones de los demás, aunque haya errores en ellas, te permitirán trabajar de manera tranquila sin estrés. Nunca podremos modificar la visión de los demás. Así que deberemos aprender a convivir con ello.
  17. Perseverancia: La frustración o ceder ante las adversidades es muy sencillo. Si tienes que encarar alguna situación que no depende de ti, o que si lo hace, pero no llegaste a concretar, entonces prefieres resignarte. En aquellas actividades que no puedas progresar, por supuesto que no tiene sentido continuar. Sin embargo, es primordial ser perseverante y no rendirse. La constancia es la base de esta habilidad y debes aplicarlo en cualquier tarea propuesta, no solo en el ámbito laboral. Si quieres lograr objetivos, esto obedecerá a tu disciplina, y perseverancia.
  18.  Comprender la dinámica de las organizaciones: Hoy las empresas priorizan individuos comprometidos con las corporaciones, que demuestran alegría y entusiasmo, que puedan motivarse por sí mismos por aquello que hacen. Ya no son más buscados los empleados que llegaban puntualmente y cumplimentaban con las tareas mínimas requeridas. Si decides ser esa persona, no llegarás muy lejos.

La importancia de los individuos

En un contexto laboral en el que las tareas son automatizadas y las obligaciones aumentan y cambian día a día, es importante plantearse de qué manera otorgar más valor en una organización. Y los conocimientos “duros”, los técnicos o meramente profesionales, ya no son suficientes.

Las grandes compañías en el Mercado Laboral invierten cada vez más en desarrollar programas para reforzar las habilidades blandas en sus empleados.

Estas cualidades dejan entrever que son muy valoradas para la búsqueda del candidato adecuado. No solo la experiencia es la que determina a quién elegir para un puesto.

Además, las habilidades blandes le brindarán a cada persona una base para desarrollar otras herramientas o facultades y añadir nuevos conocimientos o destrezas en su rol para que la productividad de la empresa también mejore.

Si potencias tus habilidades blandas, lograrás un efecto interesante para tu futuro, tanto en tu profesión o en aquello que emprendas.

Por qué son Necesarias las habilidades blandas en un líder

En la actualidad, hay numerosos profesionales altamente calificados académica o técnicamente, que se piensan o visualizan a sí mismos como un líder.

Pero olvidan la formalidad en un debate o conflicto con un colega, son incompetentes para aceptar desaciertos, o usan prejuicios para anteponerse a los comentarios u opiniones ajenas.

También hay ejecutivos que aún creen que las herramientas blandas no son necesarias en un alto mando gerencial, pero es un error.

Todo ello podría terminar por incidir en el progreso individual, y con el tiempo, en la dicha y comodidad colectiva.

Es así que, entonces, se necesitan jefes que sean más que empáticos. Que cuenten con habilidades sociales con las que puedan comprender, hacer análisis, remendar los eventos que se produzcan en un empleo. Las habilidades blandas permiten que un profesional tenga la capacitación necesaria para conducir a un equipo de trabajo con éxito. Siempre considerando sus requerimientos básicos y con respeto hacia las diferentes individualidades. Siendo fuerte para resolver los problemas, e intentando evitar que se propaguen o afecten a lo grupal. Las capacidades suaves o soft skills serán siempre la llave al éxito para cualquier compañía.

Artículos Relacionados

Deja un comentario