Cómo encontrar trabajo en LinkedIn [Guía ACTUALIZADA]

LinkedIn es el portal por excelencia vinculado al mundo laboral. Esta empresa, adquirida hace unos años por Microsoft es el lugar de encuentro online para millones de profesionales.

Si estás buscando trabajo, tener un perfil atractivo en LinkedIn y saber utilizar las herramientas que la plataforma brinda son claves que te acercarán al trabajo de tus sueños.

Lo fundamental para encontrar trabajo en LinkedIn es:

  1. Diseñar un perfil atractivo e informativo
  2. Utilizar LinkedIn como una plataforma de networking para generar conexiones y conseguir entrevistas
  3. Aplicar directamente a las ofertas laborales que los empleadores publiquen

En este artículo te mostraremos exactamente cómo lograr esto.

¿Cómo puede ayudarte LinkedIn a encontrar trabajo?

LinkedIn es una red social de profesionales. Así como Instagram, en muchos casos, es una red social de videos de gatitos y gente hermosa en lugares aún más lindos.

La finalidad que la mayoría de los usuarios le da LinkedIn es la de generar conexiones con colegas y aprovechar estas mismas para conseguir un puesto interesante en alguna empresa.

Además de esto anterior, también existe un buscador de ofertas laborales dentro de la plataforma. Aquí es donde podrás encontrar algunas de las mejores búsquedas del mercado.

Primeros pasos en LinkedIn

Una buena forma de pensar en tu perfil de LinkedIn es como un currículum web. Con algunas diferencias y extensiones, pero en términos generales esto es lo que es.

Sin embargo, es importante que sepas que no alcanza solamente con mantener un perfil actualizado. Las ofertas, en un 99% de los casos, no llegan solas. La gracia de LinkedIn es aprovechar la comunidad para generar vínculos que puedan desencadenar en ofertas y la búsqueda activa de puestos requeridos por empresas que también utilizan la plataforma.

Vayamos ahora a las claves para que tu experiencia en LinkedIn sea la mejor.

Sube una buena foto

Al contrario del currículum, donde desde Curriculado consideramos que la foto no tiene lugar (puedes ver más sobre esto haciendo click aquí), en LinkedIn tu cara tomará un rol fundamental.

Como toda buena red social, la imagen importa. Para que tu perfil se destaque de manera positiva, utiliza una foto con buena resolución, profesional y donde te veas amigable.

No hace falta que estés de traje y corbata, pero, por favor, no uses una foto en la playa tomando un daikiri.

También puedes agregar una imagen para el fondo de esa sección de tu perfil. Incluir una hará que tu perfil se vea aún más profesional.

Asegúrate de que tu foto sea lo suficientemente buena, ya que es lo que primero verán los demás usuarios aún antes de ingresar a tu perfil.

Escribe un encabezado impactante

Tanto la foto como el encabezado son las dos cosas que todo el mundo verá de tu perfil. Es muy importante que lo aproveches para comunicar información valiosa.

Evita poner algo como “Buscando empleo activamente”. Esto no le aporta nada a los reclutadores sobre ti, y la competencia es siempre tan fuerte que nadie se tomará el tiempo para indagar más.

Aprovecha el encabezado para comunicar tus habilidades y el valor que puedes aportar a una empresa.

Por ejemplo, podrías poner “Profesional de ventas B2B responsable por $25M de facturación desde 2018”

Recuerda que el encabezado es visible en la previsualización de tu perfil, antes de ingresar al mismo. Tómate el tiempo necesario para redactar el mejor posible.

Cautiva a los reclutadores con tu “acerca de”

El extracto de LinkedIn es el tercer factor clave de tu perfil.

En tu sección de “acerca de” debes aprovechar para describirte de manera libre, usando tus propias palabras. Utilízalo para proveer de contexto a la información de tu carrera y resaltar tus principales características y logros. Muestra un poco de tu personalidad y exhibe todo lo mejor de ti.

Recuerda que el período de atención de las personas es, cada día, más corto. Utiliza todos los fuegos de artificio en las primeras líneas del extracto y premia a los lectores más comprometidos con detalles en los párrafos posteriores.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

Recuerda incorporar palabras clave relacionadas a los puestos que te interesan. Tal vez algún reclutador pueda encontrar tu perfil mediante el sistema de búsquedas si así lo haces.

Completa tus habilidades

En la sección de habilidades LinkedIn nos permite incorporar un máximo de 50.

¿Por qué deberíamos aprovechar estos 50 espacios? Porque los reclutadores cuando busquen candidatos podrán encontrarnos en función a estas habilidades aquí definidas.

Por ejemplo, si alguien busca “ventas telefónicas” y tu cuentas con esa habilidad, existirán mayores chances de que te contacten.

Intenta sumar la mayor cantidad posible, pero no mientas. No incorpores cosas que no sabes hacer.

Si no puedes decidir qué habilidades agregar, te recomendamos revisar los perfiles de tus colegas o de personas que conozcan en tu industria. Usa esta información para inspirarte y mejorar tu perfil.

Trabaja en tu experiencia profesional

Asegúrate de presentar tu experiencia profesional en puntos clave.

Evita grandes bloques de texto y enfoca tu descripción en resultados obtenidos, de manera medible y objetiva.

Agrega números, porcentajes y múltiplos siempre que puedas para que la información sea más fácil de leer.

Por ejemplo: “Manejé exitosamente 100+ consultas de clientes con un nivel de satisfacción del cliente del 99%”

Si sigues estos consejos, tu información laboral destacará entre el resto y será preferida por quienes buscan emplearte. Les quedará claro que podrás aportar esos resultados también a su empresa.

Por supuesto que deberías hacer esto en tu currículum también. En Curriculado tenemos un artículo sobre cómo armar un buen currículum. Puedes verlo haciendo click aquí.

Consigue recomendaciones

Este es un punto importante para darle validación social a tu perfil.

Lo que los demás tengan para decir de ti será tan importante (o más) que lo que tú mismo puedas decir.

Puedes pedirle a colegas actuales o pasados que escriban una recomendación para sumar a tu perfil.

Si tu conexión no sabe cómo dejarte una recomendación, puedes ver una guía para hacerlo haciendo click aquí

Muestra experiencias de voluntariado o comunitarias

Claro que no a todo el mundo le interesarán tus acciones de beneficencia y voluntariado, pero si las tienes ¿Por qué no agregarlas?

Este tipo de actividades son una excelente forma de presentar tus capacidades de liderazgo, organización y tu empatía.

LikedIn tiene una sección dedicada exclusivamente a esto, denominada “Experiencia de voluntariado”.

Aprovecha la plataforma para potenciar tu networking

Los expertos aseguran que mediante el networking se consiguen las mejores oportunidades laborales.

En primer lugar, reconecta con antiguos colegas, de trabajos anteriores, para hacerles saber que te encuentras en búsqueda activa. No les pidas una recomendación ni que te presenten al encargado de recursos humanos, tal vez sea demasiado pedir y muy pronto para hacerlo si no hablan hace tiempo.

Sí es importante que les hagas saber que buscas un cambio en tu carrera. Nadie podrá ayudarte sin antes saber que necesitas ayuda.

Y no te sientas mal pidiendo ayuda: Hoy por mí, mañana por ti. No faltarán oportunidades en el futuro para darles una mano cuando ellos la necesiten.

Podrías escribirle a alguno de tus contactos algo como:

“¡Hola, Luis! ¿Cómo te está yendo en Microsoft? ¡Espero que bien! Quería comentarte que estoy buscando cambiar de trabajo. Aspiro a encontrar algún puesto como supervisor senior o gerente en software QA ¿Tienes idea de alguna empresa que esté contratando? ¡Gracias!”

Luego sigue buscando conexiones posibles. Puedes preguntarles a tus contactos si conocen a alguien con quien crean que tu deberías comunicarte.

Puedes, también, escribirle a gente que trabaje en tus empresas objetivo. Pregunta algo sencillo respecto a su carrera y sé todo oídos. No les vomites tu interés al primer instante de “silencio” digital.

Podrías intentar algo como:

“Estaba mirando tu perfil y noté que recientemente tomaste el cargo de jefe de marketing en tu empresa ¡Felicitaciones, lo lograste en muy poco tiempo! ¿Tienes algún consejo para alguien que desea tener un crecimiento similar?”

Intenta iniciar conversaciones con comentarios agradables. Es gratis y a todos nos gusta leerlos. Siempre y cuando seas genuino, encontrarás respuestas muy positivas de la otra parte.

Por último: Por favor no les envíes tu carta de presentación y currículum al minuto de iniciada la conversación. Queda mal y te aseguro que no servirá de nada.

En Curriculado tenemos una guía para la búsqueda laboral sin contactos, tal vez te interese, puedes verla haciendo click aquí.

Utiliza la ventaja de las solicitudes sencillas

Utilizando el buscador de empleos de LinkedIn, puede que veas que muchas posiciones tienen una “solicitud sencilla”. En estos casos, te será posible enviar tus detalles y adjuntar un currículum con tan sólo un par de clicks y sin salir de la plataforma.

Esto te permitirá ganar un montón de tiempo en tu búsqueda, ya que, por ejemplo, no hará falta que agregues una carta de presentación.

La otra situación que puede darse es que la empresa no trabaje con solicitud sencilla y tengas que cargar tus datos en su portal de empleos, lo cual te llevará algunos minutos más.

En Curriculado tenemos un artículo relacionado a postularse a muchas ofertas a la vez. Puedes verlo haciendo click aquí.

Interactúa con la comunidad

La cuestión es simple: Cuánto más activo estés en la comunidad, mayores serán las chances de que te vean colegas y reclutadores y de que te refieran en un trabajo.

¿Deberías entonces pasarte el día comentando cuanta publicación veas? Creemos que no.

Mide tus esfuerzos y participa de discusiones relevantes a tu rubro.

Un buen consejo es seguir a referentes importantes de tu industria y participar de discusiones en los comentarios de sus posteos. Si alguien te da like, puedes ofrecerle conectar y así hacer crecer tu red profesional.

Nunca sabes que conexión será la que te ayude a conseguir tu próximo empleo.

También puedes compartir contenido interesante que encuentres, o bien redactarlo tú mismo.

Lo importante en este tipo de relaciones es siempre aportar la mayor cantidad de valor posible a la comunidad.

Vincula tu currículum con tu perfil de LinkedIn

Siempre es una buena idea incorporar un enlace a tu perfil de LinkedIn en tu currículum. Esto les mostrará a los empleadores que estás actualizado respecto al mundo laboral.

Ten en cuenta, sin embargo, que es muy importante que escribas la URL de tu perfil completa. Los currículums muchas veces son impresos y se analizan en formato físico. Si te vales de un hipervínculo en tu nombre, será mucho más difícil que te encuentren.

Puedes crear una dirección personalizada para tu perfil de LinkedIn. Esto simplificará el acceso a quienes estén interesados.

Para ver cómo hacerlo, sigue este enlace.

Cómo buscar trabajo con LinkedIn

Una vez registrado en la plataforma, al ingresar verás un ícono de empleos en la barra superior.

Si ya has realizado búsquedas anteriormente, la plataforma te hará recomendaciones que pueden interesarte.

Luego de ingresar en el buscador de empleos podrás definir una ubicación en la que te interesaría trabajar y palabras clave que definan tu trabajo soñado.

Luego de buscar verás los resultados de esta forma:

Los resultados se presentan en dos columnas. La izquierda es el listado de ofertas encontradas, y la derecha será la información cargada para la oferta que hayas seleccionado.

También existen filtros que puedes aprovechar para especificar aún más tu búsqueda.

Aprovecha los grupos en LinkedIn

Los grupos de la plataforma, así como los de Facebook, por ejemplo, son lugares excelentes para el debate y para compartir información relevante a la temática de interés.

Es común que dentro de estos grupos se compartan muchas oportunidades, tales como becas o proyectos específicos, así también como noticias y ofertas laborales que pueden no hallarse mediante el buscador.

Claramente, en estos grupos también podrás hacerte de conexiones valiosas que pueden incluir directivos y reclutadores del área.

Networking en LinkedIn es sinónimo de empleo

Como ya he mencionado antes, las mejores vacantes en las empresas se completan contratando referidos. Este es el consenso entre los expertos en recursos humanos.

Es poco común que alguno de estos puestos con mejores pagas y condiciones se publiquen normalmente.

Por esto es que te insistimos en la importancia de mantener una red de contactos profesionales sólida y solidaria. Intenta siempre ayudar con lo que puedas a quién puedas y quédate tranquilo que con el tiempo te lo van a retribuir.

Muéstrate siempre desinteresado en tu accionar, pero muéstrate. Que si nadie te ve bien podrías no existir.

29 consejos para potenciar tu perfil de LinkedIn

1. Dedícale todo el tiempo que sea necesario

Sencillamente, cuánto más tiempo dediques a completar tu perfil de LinkedIn, mayores serán las chances de que los reclutadores puedan encontrarte.

También es importante para que luego de que hayan llegado a tu perfil puedan saber clara y efectivamente cuáles son tus habilidades, experiencias, y lo que tus colegas piensan de ti.

LinkedIn te ayudará en el proceso de completar tu perfil. Te indicará a qué porcentaje está en todo momento.

2. Personaliza la URL de tu perfil

Para que te puedan encontrar más rápido, o sea más fácil compartir tu perfil verbalmente, es importante que personalices la URL de tu perfil.

Puedes hacerlo fácilmente desde la pantalla de edición de tu perfil, donde editas tus datos personales.

Luego vas a URL del perfil

Y finalmente:

3. Adapta tu perfil en función a los trabajos que buscas

Define el tipo de trabajos que te interesan. Luego busca varias ofertas y analiza detenidamente las palabras que más se repiten en ellas.

Seguramente quienes estén buscando candidatos para llenar esas vacantes estén usando esas mismas palabras para encontrarlos.

Agrega, orgánicamente y sin exageraciones, esos términos a la información de tu perfil para aumentar las chances de que te encuentren.

4. Aprovecha el espacio en tu extracto

Idealmente, tu extracto debería tener entre 4 y 5 párrafos. También sería interesante que agregaras una sección con puntos clave en el medio.

La idea es que guíe al lector a través de tus pasiones, habilidades, calificaciones clave, exposición a distintas industrias y, por sobre todo, resultados.

Concéntrate en dar datos medibles, objetivos y replicables.

5. Usa números para definir tus logros

Al igual que en tu currículum, los números eliminarán cualquier ambigüedad en tu discurso y generarán el impacto requerido para no perder la atención de tu lector.

Cuantifica todo lo que puedas. No hace falta que seas detalladamente exacto, estima aproximaciones, pero no inventes.

6. Se abierto y cálido

Especialmente en el extracto, no suenes como un robot. Muestra personalidad, humanidad y calidez. Habla en primera persona.

No des definiciones de Wikipedia. Utiliza tus palabras del día a día.

Muéstrate accesible e invita, a través de tu discurso, a que tus lectores tengan ganas de charlar contigo.

7. Evita palabras cliché

No caigas en lugares comunes. No hables de sinergias, inteligencia emocional, de ser creativo, motivado, responsable, etc.

No des información vaga. Intenta ser específico y demostrar en vez de decir.

¿Cómo? Pues enfocándote en resultados en vez de responsabilidades.

8. Piensa en tu perfil como si fuera tu currículum

El currículum no es una hoja para listar información cronológica. Al menos, esperamos que no lo estés usando de tal forma.

La idea es siempre resaltar tus mejores logros. El orden temporal es sólo una línea conductora para ordenarlos.

Condimenta tu sección de experiencia con puntos clave de no más de dos oraciones, llenos de números y porcentajes que cuantifiquen tus acciones pasadas.

9. Aquí sí puedes usar la primera persona

Si bien la primera persona no tiene lugar en el currículum, en LinkedIn sí es una buena práctica usarla.

Es que, después de todo, esta es una red social.

10. Muestra un poco de personalidad

Escribe de manera conversacional, piensa que estás contándole sobre tu perfil a un colega que no te conoce hace mucho tiempo.

La solemnidad no tiene lugar en LinkedIn.

De más está decir que deberías evitar términos groseros u opiniones sobre temas sensibles, pero siempre habrá lugar para que hables de aspectos importantes de tu vida no directamente relacionados con lo laboral.

11. Comparte tus logros

Los reclutadores buscan a los “high performers” de la industria, y cuando los encuentran no dudarán en contactarlos.

Busca siempre remarcar tus principales resultados profesionales. Diseña tu perfil en función a estos.

Que no quede duda que eres el mejor en lo que haces.

12. Incluye un trabajo actual, aunque estés desempleado

Si actualmente te encuentras desempleado, has incluido tus trabajos pasados y ahora no muestras ninguna posición activa, posiblemente no aparezcas en la mayoría de las búsquedas.

Esto es porque muchos agentes de recursos humanos sólo realizan búsquedas basadas en el título del empleo actual de los candidatos.

Una solución a este problema es agregarte un empleo actual, con el título que te interesaría tener, seguido por una frase como “En transición” o “Buscando nuevas oportunidades”

13. Incorpora multimedia a tu extracto

Una imagen vale más que mil palabras, es un dicho muy común y muy cierto aún para tu búsqueda laboral.

LinkedIn te permite agregar fotos, videos y presentaciones de diapositivas a tu extracto profesional.

Te recomendamos que, de ser posible, en lugar de gastar palabras explicando tu trabajo, subas algunos ejemplos, o te muestres en acción.

14. Suma multimedia a tu experiencia laboral, también

Puedes agregar contenido multimedia también dentro de tus experiencias laborales.

Agrega los sitios web de tus compañías, los proyectos en los que trabajaste, artículos que hayas redactado, o cualquier otra cosa que pruebe tu vínculo con la empresa y la calidad de tus esfuerzos.

15. Muestra proyectos, experiencias de voluntariado e idiomas

Cualquier cuestión personal que puedas agregar a tu perfil sumará.

Si hablas algún idioma, tiene alguna certificación o realizas trabajo de voluntariado habitualmente, incorpóralo cuanto antes.

Esta es una excelente forma de mostrar tus habilidades y experiencias únicas.

16. Pide una recomendación por mes

Cuando alguien te felicite en el trabajo por alguno de tus logros, agradece primero y luego sugiérele que te escriba una recomendación en LinkedIn. Puedes ofrecerle hacer lo mismo por él.

No temas en especificar lo que te gustaría que su recomendación contenga. Las referencias donde sólo se habla de lo bueno que es trabajar contigo y nada más no son tan valiosas.

Aporta datos cuantificables a tu colega para que su recomendación sea aún más efectiva.

17. Planea estratégicamente tus recomendaciones

Piensa una estrategia para conseguir recomendaciones.

Acércate a distintas personas que conozcan distintas facetas de tu perfil y sepas que pueden resaltarlas de la mejor manera.

Nuevamente, no dudes en recordarles situaciones específicas y datos duros para respaldar sus dichos.

18. No temas elegir qué recomendaciones mostrar

No toda recomendación que recibas será la mejor escrita o la más relevante a tu perfil.

Por suerte LinkedIn te permite filtrar lo que tus colegas dicen de ti antes de publicarlo. Con esta herramienta puedes decidir cuáles irán directo a tu perfil, cuales no y cuales quedarán pendientes de publicación, por si más adelante decides hacer algo con ellas.

También puedes administrar las recomendaciones que ya se encuentran en tu perfil usando el botón “editar” que aparece en esa sección.

19. Administra tus acreditaciones de habilidades

Las acreditaciones son una excelente manera de mostrar tus habilidades, siempre y cuando no satures tu perfil con las mismas.

El secreto es utilizarlas para mantener tu perfil actualizado y relevante a tu posición o búsqueda actual.

A medida que crezcas laboralmente o transiciones entre carreras, deja de lado habilidades viejas y opta por mostrar las más nuevas y que mejor te representen.

20. Actualiza tu estado

Tal y como en Facebook, en LinkedIn puedes actualizar tu estado todas las veces que quieras. Hazlo profesional y estratégicamente.

Comparte artículos que hayas escrito, notas de prensa, información relevante de la industria.

Evita cuestiones poco importantes como tu almuerzo o la salida con tus compañeros de la oficina.

Toda tu red de contacto verá tus publicaciones.

21. Escribe para la plataforma

Todos los usuarios pueden publicar su trabajo en la plataforma. Aprovecha esto para compartir tus perspectivas futuras del campo en el que estás trabajando o compartir conocimientos específicos, casos de estudio, etc.

22. Utiliza el contenido de tu Blog

Si tienes un blog puedes replicar tus artículos aquí o bien conectarlo utilizando algún servicio dedicado para que automáticamente se repliquen tus posteos.

23. Participa en grupos

Los grupos en esta plataforma, como mencionamos antes, son un recurso muy valioso. Participar activamente en ellos mostrará tu pasión por la profesión o industria.

Además, te conectará inmediatamente con un montón de personas que comparten los mismos valores e intereses laborales.

24. Mantén al menos 50 conexiones

Tener 50 o menos conexiones les dice a los reclutadores una de estas 3 cosas:

Eres una persona cerrada que conoce a poca gente

  1. No te sientes cómodo conectando con otras personas
  2. No te llevas bien con la tecnología
  3. Ninguna de estas cosas es buena.

Con esto no te estamos diciendo que salgas a hacer crecer tu red de contactos a toda costa, sino que consideres dedicar un poco de tiempo semanalmente a este aspecto de tu perfil.

25. No agregues a gente que no conozcas

Ten cuidado al intentar conectar con gente que no conoces. Si tu solicitud es rechazada por varias personas, LinkedIn podría penalizar tu cuenta.

26. Asegúrate de que tu perfil no esté saturado de información

No satures de información demasiado dispersa tu perfil. Cuando lo hayas terminado tómate tu tiempo para revisarlo.

Intenta tener una visión objetiva al respecto. Piensa cómo lo vería alguien que no te conoce.

¿Podría esta persona hacerse una idea de tu perfil rápidamente y sin distracciones?

Si la respuesta es sí, vas por el buen camino. Si la respuesta es no, ajusta los detalles que creas necesario para lograrlo.

El tiempo invertido en este punto traerá réditos más temprano que tarde.

27. Mantén tu búsqueda laboral en silencio

LinkedIn cuenta con configuraciones de privacidad muy interesantes para quienes están en búsqueda activa pero no quieren que todo el mundo se entere.

Es lógico que cuando buscas un nuevo trabajo estando empleado no quieras que tu empresa se entere.

En Curriculado tenemos un artículo al respecto de buscar trabajo mientras trabajas, puedes verlo haciendo click aquí.

Si de un día para el otro te pones a modificar todo tu perfil, tu empleador podría sospechar de inmediato. Utiliza la configuración de privacidad que creas óptima para evitar este tipo de cuestiones.

28. Facilita que la gente te encuentre

No te olvides de agregar tu correo electrónico, blog o usuario de Twitter en tu información personal.

Mucha gente no lo hace vaya uno a saber por qué, pero dejar estos canales abiertos puede dar lugar a la generación de muchos negocios interesantes.

No tienes nada que perder.

29. Muestra tu entusiasmo

Finalmente, muestra tu entusiasmo siempre que sea posible. Que tu perfil de LinkedIn sea un reflejo de tu interés por la industria en la que te encuentras e invite a todo aquel que te encuentre a conectar contigo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario