¿Cómo ser un jefe respetado? [Características y qué evitar]

Un jefe que es altamente valorado por sus empleados lidera positivamente  y desarrolla un trabajo que logra la adhesión de su equipo no por imposición sino por convicción y confianza en los proyectos. Un jefe respetado conoce a sus empleados, sabe incentivarlos y les plantea metas razonables.

¿Qué se necesita para ser un buen jefe?

En los tiempos que corren y en los cientos de artículos de internet hay una búsqueda interminable de las fórmulas mágicas para ser un buen jefe. Sin embargo, el mundo actual es dinámico y la figura que tenían nuestros padres o abuelos sobre los jefes ha cambiado. Ya no hacen falta personas autoritarias que den órdenes, sino personas que se preparen de manera constante para ser mejores profesionales, personas y dispuestos a dirigir grupos de personas sacando lo mejor de cada una de ellas.

Los jefes que acaparan todas las responsabilidades han quedado atrás. Una de las potencialidades que deben quienes están a la cabeza de los grupos, es aprender a confiar en otras personas, potenciando los talentos y creando un equipo sólido de trabajo para optimizar los tiempos de las tareas y reducir la presión. Asimismo, un jefe debe ser realmente un buen líder.

En la mayoría de las empresas actualmente los equipos gerenciales están encabezados por gente joven, de la mano con el cambio generacional en el mercado laboral, esa situación genera vínculos más cercanos con los equipos, pero hay momentos donde un jefe debe ponerse duro (no agresivo ni déspota) pero si poner los puntos sobre las ies cuando haga falta.

¿Escuchaste la frase el que sabe hacer manda? Tiene mucho que ver en que para ser un buen jefe se debe aprender a hacer algunas cosas que luego pedirás a tu equipo para no quedar como un exigente agresivo que no valora el trabajo de los demás.  Valorar el mérito de los demás, así sea una palmada en la espalda, un ascenso o un mensaje de felicitación es bueno para los empleados.

¿Quieres que tu CV destaque del resto?

Prueba nuestro análisis profesional gratuito y en sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adapta a tu perfil y te indica claramente qué aspectos podrías mejorar. Empieza a prepararte para dar el próximo gran paso en tu carrera haciendo click aquí.

Conocer todo sobre el trabajo y saber escuchar a los demás para tomar decisiones son dos cosas claves a la hora de ser un buen jefe, además de estar motivado para motivar al resto del equipo. Finalmente, no dejar de aprender nunca, capacitarse, aprender, desarrollar habilidades y explotar su potencial son algunos secretos claves.

¿Cuál es la diferencia entre un jefe y un líder?

Hablar de jefe es hacer referencia a una posición jerárquica dentro de una organización, pero hablar de líder es señalar a una persona que encabeza y dirige un grupo. El primero tiene autoridad y el segundo funciona como una guía, aunque muchas veces un jefe puede cumplir con las características del líder.

Entre las características de un buen líder se encuentran:

  • Visión a largo plazo
  • Coherencia con las convicciones y aquello que predica
  • Enseña, delega y crea oportunidades

¿Cuáles son las características que hacen de un jefe una persona no respetada por sus empleados?

No es casual encontrarse en el mercado laboral con jefes que se aprovechan de su situación de poder para hacer sentir a sus empleados en una situación de inferioridad no como subordinados a un puesto de trabajo sino como personas. Se ha demostrado que en la actualidad ya no corren los modelos verticalistas de trabajo porque empoderar a los empleados genera mejores resultados.

Entre las características que podrían hacerte un jefe que no es respetado están:

  • La desmotivación de los empleados es el resultado del comportamiento de un jefe, su forma de expresarse, de relacionarse y de dirigirse a los demás.
  • Falta de comprensión para entender todas las variables que puede tener una situación haciendo que los demás se resistan a colaborar.
  • La explotación de los trabajadores no solo tiene que ver con hacerlos trabajar y no pagarle las horas extras, también está relacionado con amenazarlos y tirar de la cuerda hasta cortarla. Los empleados son seres humanos con una vida más allá de la empresa y un buen jefe debe reconocerlo.
  • Tener miedo del crecimiento de tus empleados no te hace un mal jefe, básicamente te hace quedar como un idiota frente al resto de los trabajadores y probablemente esto se vea reflejado en como compites con ellos.
  • Puedes saber mucho pero tener el ego por las nubes no es bueno bajo ningún punto de vista. Lo primero siempre es el equipo.
  • No velar por el ambiente laboral también genera incomodidad entre los empleados: tener un ambiente lleno de polvo, sin materiales y sin recursos influencia de manera negativa a las personas.
  • Negar las situaciones de descontento o de queja que plantean tus empleados te hace un mal jefe y una persona completamente arrogante.

Las claves para ser un jefe respetado

No cabe duda que ser jefe es un desafío bastante completo y muchas veces toca ser el malo de la película cuando las cosas se ponen difíciles, pero existen algunas claves para que los empleados sepan que eres una persona de fiar:

  • Demuestra tus deseos de aprender de manera constante. Seguramente si estás ocupando un lugar de poder dentro de la empresa es probable que hayas realizado los méritos para ello, sin embargo no debes ser una persona conformista que se queda durmiendo en los laureles. Debes tener en mente que se puede aprender de cada cosa y de cada persona como una manera de avanzar.
  • Actúa como filtro ante los probables comentarios malintencionados que recibas o los teléfonos descompuestos (deformación del mensaje original) porque ello genera dimes y diretes que siembran la discordia dentro de los equipos de trabajo. Estos comentarios por lo general tienen una doble intención y buscan o demostrar lealtad con alguna de las facciones del grupo o para desestabilizar o destruir la figura de otro dentro de la empresa.
  • Pedir disculpas cuando te equivocas y demostrar que eres tan humano como el resto de los trabajadores te hace más grande y respetado como jefe.
  • Comprender que todos los procesos de la empresa y los esfuerzos deben ir coherentemente impulsados hacia un mismo propósito. Se trata de llevar adelante procesos dinámicos entre los jefes y los grupos de trabajo para cumplir con los objetivos.
  • El jefe debe ser transparente y un buen comunicador para dar un mensaje claro y sin interferencias.
  • La tarea de los jefes debe apuntar hacia aprovechar las fuentes suficientes y poseer la capacidad de interpretar datos para transmitírselos a su equipo.
  • Realizar un seguimiento de todos los posibles cambios a los que están expuestos los equipos de trabajo y los procesos productivos de la organización.
  • No incentivar el miedo, sino el optimismo y promocionar este sentimiento dentro de los grupos de trabajo.
  • Promover la misión, la visión y los valores de la empresa dentro de los grupos de trabajo para la concreción de las metas en base a ellos.
  • Mantener reuniones provechosas en tiempo y temas con cada uno de los equipos de trabajo. Además, es tarea de un buen jefe realizar un feedback a cada una de las propuestas que realizan los integrantes de los equipos de trabajo.

¿Cuáles son los pecados que se deben evitar a la hora de ser jefe?

Si es la primera vez que te toca ser jefe y quieres ser respetado debes evitar caer en la trampa de algunos pecados capitales que hacen dudar a más de uno en el desempeño de las actividades gerenciales por primera vez.

  • No debes ignorar los problemas y tienes que tomar determinaciones respecto a ellos. Probablemente eliminar una situación de raíz traerá un cambio muchas veces positivo y en otras oportunidades negativo, pero te hará ver como una persona resolutiva frente a tus empleados. Si esperas mucho tiempo parecerás sumiso y no es la imagen que quieres demostrar.
  • Debes entender que el éxito de un proyecto realizado en grupo depende del éxito de cada una de las partes que lo conforman, por ello está muy mal no potenciar los desarrollos individuales de cada uno de los empleados. Además, puedes identificar dos o tres mentores para tenerlos de tu lado y que te colaboren con la gestión de los equipos.
  • No debes paralizarte cuando llega el momento de tomar decisiones. Todos tenemos temor a equivocarnos o a cometer errores, sin embargo el no tomar las decisiones de manera rápida hace que la situación siga su curso, se maneje por si sola y genere el efecto contrario del que se desea. Lo ideal es reconocer los errores y aprenderlos para no repetirlos.
  • Finalmente, es de vital importancia comprender que el trabajo inherente a un jefe no solo responde a tareas de administración. Toda jefatura conlleva además tareas de productividad y se supone que un jefe es un colega que ha realizo la tarea durante mucho tiempo y sabe valorarla y como hacerla.

El éxito como jefe dentro de una empresa depende de la imagen que pueda brindar frente a los grupos que tiene a cargo y lo que hace. Además debe desarrollar todas las habilidades de gestión para poder conseguir trabajo cuando ya no forme parte de esta empresa.

x
Cómo hacer un BUEN CV

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral?

¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera?

Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te ofrecemos un análisis profesional de tu CV GRATUITO, con consejos simples para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con ayuda de Curriculado haciendo click aquí.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes aprovechan nuestro análisis gratuito de CV tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Artículos Relacionados

Deja un comentario