¿Cómo conseguir un ascenso en el trabajo? [7 Claves]

Los cambios ascendentes en los puestos de trabajo están marcados por la calificación profesional, la paciencia y jefes que sepan ver tus aspiraciones y tengan la intención de ver crecer a sus empleados.

Los secretos para conseguir un ascenso en el trabajo son: Planifica tu estrategia de crecimiento a mediano y largo plazo, valora tu situación actual y no te muestres desesperado por cambiarla, asegúrate de tener las habilidades necesarias para el puesto al que aspiras, procura que tus superiores sepan que tienes deseos de avanzar en tu carrera, acepta críticas constructivas y acciona sobre ellas, demuéstrate abierto a continuar aprendiendo en el trabajo y, finalmente, no temas salir de tu zona de confort.

Ser bueno en lo que haces no es sinónimo de ascenso

Ser el trabajador más perfecto de una plantilla de empleados no te hace el candidato ideal para recibir un ascenso o un cambio ascendente en tu puesto laboral. Así como ser bueno en tu trabajo  tampoco te hace automáticamente el mejor postulante

Hay muchos factores que entran en juego a la hora de subir de puesto laboral. Hay jefes que son líderes y se preocupan por hacer que los empleados crezcan personal y laboralmente y se encargan de promoverlos, así como hay otros que aunque desean el crecimiento de los empleados, no quieren verlos desarrollarse en una posición mejor que la suya. Se trata de una lotería.

Pero algo está claro y es que la suba en un puesto de trabajo no depende solo de determinaciones superiores o gerenciales, sino también de todo lo que uno está haciendo para llegar a donde desea. Lo importante es tener en cuenta una planificación para lograrlo.

La confianza en uno mismo es clave para esta tarea, como así también es clave no tener miedo a pedir un ascenso. Si tus superiores no saben que estás buscando difícilmente puedan otorgártelo. Lo importante es saber elegir el momento para plantearlo. Una crisis económica o laboral dentro de la empresa no es una buena ocasión, pero si demuestras capacidad a lo largo del tiempo e iniciativa para cumplir con los objetivos de la empresa, te harás visible.

El principal cuidado que debes tener a la hora de solicitar un ascenso es no caer en el error de que quieres una suba en el puesto laboral solo por una cuestión económica, pues tus superiores que defienden los intereses de la empresa, te verán como un oportunista y no como un activo positivo dentro de la organización.

¿Qué debes hacer para subir un puesto de trabajo? 7 claves

Para ser un poco más concretos en lo que deberías hacer, aquí te dejamos una lista de 7 actitudes clave que deberías practicar a diario. Un ascenso no es cosa de un día, sino un proceso que puede llevar meses o incluso años.

A continuación nuestras recomendaciones para que puedas crecer en tu empresa:

  1. La planificación es sumamente importante para lograr un cambio ascendente, pero también se trata de practicar pequeñas acciones todos los días para ver los frutos más adelante. No olvides que esta búsqueda es un camino de ida y lleno de paciencia.
  2. Desde la inteligencia emocional quien se centra en el aquí y ahora encuentra el equilibrio, pues desde lo laboral también. La antigüedad no siempre es sinónimo de un plus frente a otros candidatos para lograr una promoción laboral y eso es una idea totalmente errónea. Lo que importa es el rendimiento y que estés realizando de manera eficiente y con creces tu trabajo actual. Debes valorar tus tareas y funciones actuales y no tomarlas simplemente como un camino para llegar a tu meta.
  3. No puedes pretender lograr una suba de puesto si no tienes las habilidades requeridas para ello. Existen determinados empleos donde es excluyente cumplir con ciertos requisitos técnicos, mientras que en otros esa cuestión es más flexible.
  4. Es fundamental hablar con tu superior para comentarle cuáles son tus intenciones. En este punto debes ser cuidadoso para que no interprete que estás descontento con la posición que ocupas actualmente. Debes dejar bien en claro que lo que estás planteando es una proyección de tu carrera cuando surja la oportunidad y no algo que busques a corto plazo. Aún así, no omitas hacerle a saber a tu superior cuáles son tus ambiciones. Un futuro líder tiene que demostrar ser asertivo y transparente.
  5. Es muy posible que también recibas críticas constructivas por parte de tu superior. No debes tomarlas como una ofensa, sino como una oportunidad para poder mejorar lo que te hace falta. Muchas veces la mirada externa da otra perspectiva a las cosas que uno ve en soledad.
  6. Aprender y estar abierto al conocimiento de nuevas cosas de manera constante también es de vital importancia a lo largo de toda una carrera profesional independientemente del puesto que te toque cubrir. Un trabajador que busca superarse día a día siempre es muy buen visto por la empresa porque a la larga le traerá importantes resultados de productividad.
  7. El secreto de comenzar a cumplir la planificación está en salir de la zona de confort y no tener miedo a los cambios. Pues los grandes líderes decidieron dar el salto aprovechando las oportunidades que surgieron en determinado momento, especialmente de crisis.

Un trabajador que busca una suba en su puesto laboral debe ser social

Que individualmente lleves una planificación para apostar a más dentro de la empresa no quiere decir que te aísles ni que dejes de formar parte de un grupo de trabajo. Por lo general las empresas requieren trabajadores que potencien sus talentos individuales dentro de un equipo, pues para los superiores siempre es más importante la suma de las partes.

El propósito aquí es crear el valor de uno mismo dentro de un grupo de trabajo, para ello hay que echar mano a la imaginación, combinar la intuición, el análisis y sacar lo mejor de uno mismo para destacar entre el montón. Ten cuidado de no caer en el egocentrismo de ser el mejor como si estuvieras en una competencia constante por ver quién el empleado del mes. Siempre debes mantener la humildad.

Para que una vez promovido, un trabajador pueda cumplir de manera óptima su desempeño en el nuevo puesto, debe recibir la total confianza para el desempeño de sus funciones, independientemente de que sus superiores estén al tanto del trabajo y controlando sus acciones.

¿Por qué no se da mi tan esperada suba en el puesto laboral?

Seguramente lo intentas hasta el cansancio y cumples a rajatabla las recomendaciones que dan los expertos en recursos humanos, pero el ascenso no llega. Esto puede deberse a cuestiones externas a ti, a que en la empresa no se presenta la oportunidad, o simplemente porque hay algo de toda la larga lista de recomendaciones que no está saliendo como se espera.

Muchas veces, aunque tengas los conocimientos técnicos para llevar adelante un puesto de trabajo, no tienes las llamadas habilidades blandas para cumplirlo. Se habla de habilidades blandas cuando se hace referencia a las capacidades que tiene una persona para interrelacionarse con otras: trabajo en equipo, comunicación y resolución de problemas en momentos críticos, la capacidad de toma de decisiones y negociaciones, entre otras.

En Curriculado tenemos un artículo dedicado a estas habilidades blandas. Puedes verlo haciendo click aquí.

Otro grave error en el que podrías estar cayendo es no prestar atención al feedback que te dan tus superiores, y de aplicar los cambios que te señalan. La falta de progreso y de capacidad para escuchar el consejo del resto son factores sumamente negativos en tu búsqueda.

Asimismo, la falta de actitud profesional como la crítica constante con tus compañeros te juega sumamente en contra, porque no demuestras ser alguien en quien la empresa pueda confiar. No caigas en los chismes baratos y trata de mantenerte neutro lejos de conflictos.

Si estás buscando crecer, debes pensar en grande. Piensa como líder y no como empleado, de lo contrario nadie notará que estas involucrado en los proyectos de la empresa y pensarán que solo trabajas para recibir tu sueldo a fin de mes. No se trata de trabajar más tiempo, sino de poner pasión en las actividades que realizas y demostrar tus ganas de aprender de manera constante.

¿Qué tienen en cuenta las empresas para lograr la suba de un puesto de un empleado?

Para las empresas, el ascenso de un empleado no es una tarea sencilla, pues no siempre es uno solo el trabajador que quiere una promoción por ello los superiores toman en cuenta muchos factores para decidir. A veces lo hacen solos y en otras ocasiones solicitan la colaboración del departamento de recursos humanos que pueden ver un poco más allá del día a día laboral.

Por lo general se realiza un análisis de cuatro pasos:

  • Revisión del currículum donde se observa si la persona que desea ser promovida tiene los conocimientos técnicos suficientes que son requeridos para el puesto.
  • Revisión de los objetivos cumplidos con la compañía para repasar que aportes realizó, que compromiso tiene con la organización y si realizó los suficientes méritos para merecer una suba laboral.
  • Capacidades de relación con otros miembros de la organización
  • Análisis de sus puntos más fuertes y los límites para trabajar bajo presión, para continuar con su aprendizaje y para la resolución de conflictos.

Al mismo tiempo se realizan otros tipos de análisis relacionados con los aspectos psicológicos del trabajador. Aquí surgen las preguntas:

¿Podrá adaptarse a todas las funciones del puesto de trabajo?

¿Cambiará su comportamiento en otro puesto de trabajo?

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

También se hace de manera discreta un sondeo entre los trabajadores de la empresa, que nivel de aceptación podría llegar a tener el nombramiento, en un puesto laboral superior, de determinado trabajador.

De igual manera se puede probar al candidato otorgándole alguna responsabilidad extra a sus tareas habituales.

Por lo general, los superiores de las empresas más actualizadas tienen bien en claro que el que más sabe no siempre es el mejor candidato para recibir una suba en un puesto laboral y que tanto damas como caballeros son capaces de acceder en igualdad de condiciones a un ascenso.

Los trabajadores que toman la iniciativa y emprenden son bien vistos como una fuente de ideas para la empresa y como una fuente de inspiración para el resto del equipo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario