¿Cuánto pedir de aumento de sueldo? [10 cosas a evitar]

El salario, sin dudas es uno de los principales motivadores del trabajo.

Muchas veces, sin embargo, llega un momento en el que decides que necesitas un poquito de «motivación» extra para seguir realizando tus tareas con la misma alegría que antes.

Es entonces cuando surgen muchas dudas respecto a qué es lo que sería justo y conseguible, y lo que no.

No te preocupes, en Curriculado te tenemos cubierto.

Lo importante antes de lanzarse a solicitar un incremento en la remuneración es realizar una investigación referente a los acuerdos salariales del sector y los convenios colectivos de trabajo para no pecar de ambicioso. Sin embargo, el consenso entre los expertos es que deberías solicitar un aumento de entre el 10% y el 20%. Aumentos superiores ameritarían un ascenso laboral.

Las claves para pedir un aumento sensato de sueldo

Por lo general, la mayoría de las empresas se rigen por políticas salariales que están de acuerdo con convenios colectivos de trabajo del sector o rubro al que responde o se basan en los lineamientos legales de cada país. Estas normativas son los documentos que se utilizan de base para aumentar cada cierto tiempo la remuneración que perciben sus empleados y hacer mejoras en ciertos beneficios más allá del sueldo.

Estos porcentajes se basan en factores claves del desempeño laboral como la experiencia, la formación, las competencias y la eficacia que tiene la persona dentro de un ámbito de trabajo. Sin embargo, muchas veces eso no se cumple y los empleados deben salir a gestionar de manera autónoma una suba en su salario.

Hablar de dinero tanto para las empresas como para los empleados suele ser un momento bastante incómodo, pero lo importante es que el pedido tenga una justificación clara y coherente para no caer en el error de parecer una persona ambiciosa. Es un momento delicado, no hay dudas, y por eso el trabajador debe realizar una investigación previa en convenios de trabajo, normas laborales e incluso en otras empresas del sector, para tener en claro cuál es el promedio salarial del rubro.

El sentido común da cuenta de que un salario debe poder cumplir con los gastos fijos del trabajador y quedar un pequeño remanente para cumplir los objetivos que se propone. Este punto es bastante subjetivo y un trabajador puede caer en el abuso de pedir más de la cuenta con objetivos demasiados caros para la media de su sector.  

Existe también una diferencia entre el empleo público y el privado, pues en el público los aumentos se rigen por normativas, teniendo en cuenta períodos de tiempo, el aumento de costo de vida o la antigüedad, mientras que en el privado, la remuneración por lo general queda consensuada en un contrato de trabajo que regirá por determinado tiempo hasta que se actualice.

Desde otro punto de vista, los economistas aseguran que un salario efectivo debe basarse en la regla del 50, 20, 30, es decir un 50 por ciento para gastos fijos y de mantención; un 30 por ciento para esparcimiento y cumplimiento de objetivos personales y un 20 por ciento que debe quedar a disposición del ahorro. También puedes comparar el mejor salario que pagan en el sector y el peor y pedir un rango que se encuentre entre esos dos parámetros.

No se puede hablar de montos absolutos, pues la inflación, los costos de vida y las remuneraciones varían en cada lugar del mundo, pero si es una buena proporción para calcular y tener en cuenta cuanto pedir de aumento.

Los expertos más conocedores del tema aseguran que un buen porcentaje de aumento oscila entre el 20 y el 40 por ciento del sueldo actual, pero que lo apropiado es solicitar entre un 10 y un 20 por ciento más. Si se pide una cifra mayor a eso directamente corresponde a una suba de puesto de trabajo.

Lo importante es tener en cuenta tres cosas respecto a la cantidad:

  • Que puedas justificarla
  • Que te sientas cómodo
  • Que creas en ella y que consideres justa

¿Cómo persuadir al interlocutor de que haga efectivo el aumento?

Antes de solicitar una reunión con tu superior o con la persona encargada del aumento de sueldo, debes averiguar de manera exhaustiva algunas cuestiones para poder convencerlo de que necesitas un incremento en la remuneración que percibes a cambio del trabajo, a como dé lugar.

En Curriculado tenemos un artículo específico sobre cómo negociar una mejora salarial. Puedes verlo haciendo click aquí.

Lleva siempre tu propuesta, pero recuerda que tu superior por algo lo es y déjalo que proponga su oferta primero. A partir de ella se propositivo y si te preguntan por qué quieres ganar más da una razón que sea creíble y traiga beneficios para la empresa, como hacer un nuevo curso, por ejemplo.

También es importante que te muestres flexible si la empresa te muestra otros beneficios como una mejor cobertura médica o cupones de descuento en algunos lados. Muchas veces eso resulta ser una opción frente a la imposibilidad de la empresa de otorgarte dinero. La empresa demuestra que quiere mantenerte entre su plantilla y tú que quieres seguir siendo parte de ella. Lo importante es el consenso.

Puedes realizar un conteo de todas las cosas que aportaste a la compañía en beneficio de esta y como han sido tus funciones en el último tiempo. Eso te dará una idea para argumentar por  qué te mereces el incremento salarial.

Para poder charlar este tema con tranquilidad debes procurar que sea un momento tranquilo, en el que tu interlocutor esté de buen humor, que no tenga prisas y que puedas relajarte. Una vez que planteas tu situación, probablemente debas armarte de paciencia y esperar porque no te otorgarán una respuesta de inmediato. No insistas hasta que pase un tiempo prudente, pues hay muchas personas que entran en juego en esta decisión.

¿Qué hacer si te niegan el aumento de sueldo?

Puede pasar que la empresa tenga la potestad para negarte un aumento de sueldo por diversas razones, lo importante es que con una actitud sensata y razonable solicites un motivo de la respuesta negativa y demuestres que a pesar de eso quieres seguir mejorando como profesional.

Puedes mostrarte propositivo con tu superior y proponerle que trabajen con una planificación y el cumplimiento de objetivos, dejando en claro que no te tomas la negativa a nivel personal y que a pesar de eso quieres seguir dando lo mejor de ti para la empresa.

Con una planificación acordada con tu superior, podrás volver a pedir un aumento en tiempo prudencial, argumentando el cumplimiento de esas metas establecidas de manera conjunta y dejarás en claro a la compañía que tienes paciencia, pero que a corto o a largo plazo quieres un aumento salarial.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

¿Qué puede jugarte en contra a la hora de pedir un aumento salarial?

Pedir un aumento y un monto determinado en relación al salario no deja de ser un momento arriesgado. No te correrán por hacerlo, pero si puedes generar una imagen negativa y el efecto contrario de lo que quieres. Al pedir un aumento salarial, ten en cuenta estas cosas:

  1. No exijas más dinero sin tener una justificación clara. Un pago es una remuneración económica por un servicio brindado o tarea realizada, cuyas condiciones se establecen en un contrato laboral. Por más buena relación que se tenga con los superiores o con la empresa, no deja de ser una instancia comercial entre la empresa y el empleado y debe ser negociado con seriedad.
  2. Nunca solicites un aumento demasiado pronto cuando recién inicias a trabajar en la empresa. El salario deberías haberlo negociado en la entrevista laboral y allí la empresa decidirá si eres el candidato ideal o no. Más allá de que es una remuneración por un trabajo realizado, el salario tiene en cuenta el desempeño, la lealtad y la antigüedad en la empresa.
  3. Si pides más dinero de los rangos establecidos parecerás una persona ingenua y arrogante. Trata de basarte en la investigación previa y de pedir rangos de dinero y no precios absolutos para no mostrarte tan inflexible frente a la empresa.
  4. No te sientas inseguro respecto de este pedido. Debes demostrar que estás convencido de lo que estás pidiendo, generar la empatía de tu interlocutor y hacerle saber qué esperas una respuesta aunque sea negativa o positiva.
  5. Se claro a la hora de solicitar el aumento y el rango de dinero. No dejes lugar a ambigüedades y coloca todos los argumentos que tienes sobre la mesa de negociaciones.
  6. Debes encontrar el momento perfecto para plantear esta situación y la mejor forma de gestionar la petición que por lo general es en un contexto laboral formal.
  7. Prepara bien lo que vas a decir. El discurso debe estructurarse destacando los éxitos que se han conseguido y que justifican un aumento de sueldo y mostrándose agradecido de poder haber alcanzado las metas en la compañía que tiene un alto valor.
  8. Es sumamente importante tener en cuenta el contexto socio económico de la compañía a la hora de plantear el tema. Si la empresa no está pasando por un buen momento económico se pueden solicitar otros beneficios como reducción de horas de trabajo o compensaciones de otro tipo.
  9. El mercado laboral es injusto por naturaleza y la solicitud de aumento salarial es algo personal. Teniendo en cuenta estos dos conceptos se debe realizar el pedido sin compararse con otros compañeros o poner sobre la mesa información referente a terceras personas.
  10. Nunca pases por alto a tu superior ni lo dejes de lado en el conocimiento de que estás en búsqueda de un aumento de sueldo. A nivel empresarial es muy importante el respeto de las jerarquías y seguir procesos formales para las negociaciones. Además, el conoce tu desempeño y los logros que has obtenido con la empresa.

Artículos Relacionados

Deja un comentario