¿Qué es la cultura empresarial y por qué es tan importante?

La cultura es una idea muy amplia y, aunque a veces difícil de explicar y de entender, para una empresa su cultura es una cuestión de estrategia, porque puede incidir en el éxito o el fracaso de la misma. 

La cultura determina y limita el valor que tiene la marca porque define identificación con el público o consumidor, si los clientes se sienten a gusto y comparten ciertos valores. Y ello también influye en la administración del personal interno de cada compañía: si la empresa es atractiva o no, qué nivel de motivación contagia, etc.

¿Qué es la cultura empresarial?

La cultura de una empresa es el grupo de reglas, valores, supuestos, ideas, maneras de accionar, de razonar y sentir del que intervienen todas las personas de una organización.

Este aspecto no se limita a aquello que la compañía haya puesto en su información estratégica, en su página web o redes sociales, su cultura también incluirá las conductas y los hábitos de los empleados que atraviesan cada día.

Entonces, dentro de este concepto se incluyen los estilos de dirigir los departamentos y la gestión general de la compañía, la imagen y reputación, el trato con clientes y proveedores.

¿Te está costando llegar a fin de mes?

¿Surgió un imprevisto y no sabes cómo solucionarlo?


Sé lo estresante que puede ser pasar por una situación así cuando estás buscando trabajo y por eso me gustaría recomendarte Solcrédito.

Solcrédito ofrece préstamos online de manera fácil, rápida y segura, con un alto índice de aprobación y gran cantidad de ofertas.

Es decir, que, el comportamiento diario de la compañía será su cultura empresarial. 

¿Cuáles son los elementos de la cultura empresarial?

Dentro de una organización y de su cultura existe un conjunto de componentes básicos que la condicionan. A continuación, detallaremos cada uno:

Creencias

Las creencias de una compañía conservan una idea general sobre la actualidad de la organización, la misión, su origen, y las previsiones para el futuro próximo. Las conductas en muchas oportunidades se aseguran a partir de esas creencias iniciales y generales.

Valores

Los valores de una organización son aquellos conceptos que todos sus empleados comparten acerca de lo que es deseable.

Si las creencias basan la cultura de la compañía, los valores guían el camino y determinan el ritmo de acción frente a su cotidianeidad y a las situaciones no previstas.

Dentro de lo que consideramos valores, pueden hallarse ideas muy amplias que determinan las conductas de los empleados, como la tolerancia, el respeto, la igualdad.

x
Cómo hacer un BUEN CV

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales y ejemplos para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con un CV profesional.

Crea un CV profesional

¡Quienes utilizan nuestro editor de currículums online tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

De la combinación de las creencias y los valores, extraemos, como resultado, la ideología de una organización.

Distintivos

Cuando se hace referencia a los distintivos o a la simbología como el modelo de conducta de las personas que conforman una compañía. Aquellos que demuestran cuál es la energía, la capacidad o aptitud que tiene la empresa y que pueden motivar al resto de la comunidad de esa organización.

Los líderes de la organización son los que personificaran, de alguna manera, esa cultura empresarial. Su liderazgo y su habilidad comunicacional serán esenciales.

Comunicación

La cultura empresarial para que se comparta, y se muestren sus símbolos y así reanudar a menudo sus valores. Para ello, son necesarios los medios formales e informales que utilicen para comunicarse dentro y fuera de la empresa.

Mitos y leyendas

Todas aquellas historias que se relaten acerca del pasado de la compañía, las actitudes o sucesos de íconos de la empresa, aunque sean metafóricamente transmiten también la cultura empresarial y sus valores. En algunos casos, las leyendas o mitos pueden referirse a quienes fundaron la compañía y su ideología inicial, las creencias y las conductas ejemplares que fueron atravesando su historia.

Protocolos y ceremonias

Hay actividades en las empresas que están calendarizadas que se ejecutan para transmitir esos valores en ciertos momentos que para la organización suelen ser importantes, con la idea de continuar con el proceso formativo de esa cultura.

Por ejemplo, hay compañías que tienen rituales de recién llegados, o de despedida, o incluso, en los ascensos.

Lengua

Si en la compañía se habla en algún idioma en particular, o en varios, ese idioma es parte de su cultura y sirve para comprenderla.

¿Qué importancia tiene la cultura empresarial?

Si un modelo empresarial es interesante, será necesario que perdure en el tiempo. Una eficaz cultura organizacional brindará el marco de valores y costumbres para que esto suceda. Así se conseguirá que los trabajadores actuales tengan una buena experiencia, y los nuevos ingresantes se adapten rápidamente.

Una cultura empresarial trascedente es la que posee valores de base como el respeto, la tolerancia, el esfuerzo, la confianza y la motivación.

Por otro lado, la administración del trato con los clientes es la señal más clara de su cultura organizacional. Una compañía debe pensar en ello todo el tiempo, y una cultura que perdura en el tiempo y es concreta puede hacer que las relaciones con sus consumidores o clientes sean parte de un método exitoso.

¿Qué tipos de cultura empresarial existen?

Tal cual el dicho, cada persona es un mundo, también cada organización es un mundo entero, y hay distintos tipos de cultura empresarial que tienen como base casi todos los modelos de conducta o de accionar.

Aunque aquí enumeraremos cuatro, hay tantos tipos de cultura como empresas en el mundo.

Cultura de autoritarismo

En aquellas empresas en las que el poder y la toma de decisiones es muy concentrado se encuentra este estilo de cultura organizacional.

Serán compañías en que todos sus procesos y proyectos terminen en las determinaciones de una o pocas personas y por supuesto habrá limitaciones en relación a su crecimiento, dado las aptitudes y habilidades de ese empleado o grupo pequeño de empleados.

Cultura Burocrática

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Está relacionada con el procedimiento y sus métodos. Tiene normas que indican qué, cómo se conduce, y así determina las libertades y los niveles de eficacia. Para que esa norma concluya, se debe crear otra nueva reglamentación.

Este estilo suele producir tareas ineficaces, resistencia a los cambios y poca motivación, aunque de seguro es el camino que lleva a una empresa que tenga en su poder el control, la seguridad y calidad de los procesos.

Cultura de objetivos

Se fundamenta en la participación de la competitividad interna y externa, para obtener las metas con el sacrificio de otros aspectos. La caracterizan la exigencia para conseguir resultados

Cultura motivacional

Si bien es una continuación de la cultura de objetivos, y su principal meta es obtener la motivación, y, por ende, la felicidad de los empleados que integran la compañía. Cree que son los grupos de trabajo que están motivados los que verdaderamente logran los mejores éxitos.

Su aspecto más decisivo del logro de esta cultura es el tipo de dirigencia y la manera en la que la gerencia concibe a los empleados desenvolviéndose con tareas de menores responsabilidades.

¿Cuáles son los beneficios de la cultura empresarial?

En aquellas compañías que la cultura empresarial está definida, pueden obtenerse beneficios tanto interiores como exteriores, al mantener una base de valores compartida para todos sus trabajadores, y que, a su vez, ello repercutirá en los colaboradores y consumidores de la marca.

La cultura empresarial permite beneficios tales como:

  • Congruencia, entre el personal de la compañía, y los colaboradores.
  • Identificación: El personal se identifica con su empresa y logran un sentido de pertenencia con ella.
  • Distinción con respecto a la competencia
  • Motivación: Tanto los empleados como los colaboradores se sentirán bienvenidos, aceptados, y, por ende, aptos para lograr objetivos de forma más fácil.

Sin embargo, la cultura empresarial no es algo que se crea una vez, y ya está hecha. Debe chequearse para mejorar cada determinado tiempo. Es una idea con vida propia de la que se obtendrán motivación, ventajas y eficacia para todo el personal que forme parte de esa compañía.

Artículos Relacionados

Deja un comentario