¿Cómo avisar en el trabajo que estás embarazada? [Guía]

Por Natala Strada

Muchas veces dar aviso en el trabajo que hay un embarazo en curso es, para la futura mamá, una tarea difícil. Ya sea por los prejuicios que hay alrededor de este tema en el mundo laboral o por las dudas que la maternidad conlleva.

No debes preocuparte ni sentirte culpable. Por el contrario, es un momento hermoso de la vida y las empresas deben entender y acompañar.

Avisar a la empresa que estás embarazada no es obligatorio. Sin embargo, es útil para tus superiores ya que les permitirá organizar el trabajo los días en los que tendrás que ausentarte, y los mantendrá atentos para cuidarte en lo personal frente a algún problema que pueda surgir. El medio más recomendable para comunicar tu embarazo formalmente es el correo electrónico, ya que este dejará constancia de la información transmitida en caso de ser requerido en un futuro para tomar medidas legales.

Hoy te cuento sobre consideraciones que puedes hacer al momento de tener que avisar en el trabajo que un bebé viene en camino.

Notificación a la empresa

Si bien no es obligatorio dar aviso a la compañía acerca de un embarazo, ya que es un evento privado de cada mujer, se recomienda generalmente comunicar al trabajo que estás embarazada, por varias razones:

  • Para que el empleador pueda organizarse durante el período de licencia por maternidad
  • Por cuidado personal, para que la empresa esté al tanto de cualquier contratiempo.

Eres tú quien deberá evaluar si hará bien o no contarlo, tal vez de acuerdo al trato que lleves con tus jefes, tu planificación para el nacimiento del bebé u otras consideraciones personales.

Para realizar esta valoración y definir si comunicar o no en el trabajo que estás embarazada, podrías tener en cuenta variados puntos importantes y cómo incide esta situación en tu trabajo:

Tu empleo supone algún riesgo para el embarazo: Si la actuación de tu función laboral conlleva algún tipo de peligro para el bebé, deberás comentarlo cuanto antes para que se disponga la precaución necesaria.

Si el puesto de trabajo no conlleva compatibilidad con un embarazo, como por ejemplo funciones en una planta química, o en una prestación de Rayos-X, la compañía deberá ocuparse de gestionar las tareas de prevención adecuadas para que no exista un riesgo ni para la mamá ni para el bebé.

Ausentismo por acudir al médico: El embarazo requiere que realices un acompañamiento con las revisiones prenatales correspondientes e incluso aquellas que incluyan la organización de las clases preparto. Al necesitar una autorización laboral para ello, por lo que debieras comunicar al empleador específicamente cómo o cuándo te ausentarás de forma continuada.

¿En qué momento debería informar el embarazo a la empresa?

El instante adecuado para dar aviso de tu embarazo, es parte de la combinación de particularidades personales y laborales. Al no existir una obligación por ley, no hay una determinada ocasión para informarlo.

Muchas mujeres, o incluso parejas, deciden no comentar nada hasta pasado el primer trimestre, ya que existe un mayor riesgo de pérdida del feto en este período.

De todas maneras, si tus funciones llegasen a ser un riesgo inherente para tu bebé, tendrás que dar esa información mucho antes de cumplir ese plazo.

Sin embargo, no debieras esperar demasiado para avisar sobre el futuro bebé, ya que pronto comenzará a aumentar el abdomen, y no querrás que los jefes se enteren finalmente por terceros, y no de tu propia boca.

Las empresas, además, necesitan un tiempo prudencial para encargarse de buscar un reemplazo para tu período de baja por maternidad, o reasignar tus tareas, o la decisión que considere pertinente.

Si no tienes ninguna necesidad anterior, el cuarto o el quinto mes de embarazo, son períodos adecuados para anunciar tu embarazo en tu empleo.

De qué manera comunicar el embarazo a la compañía

Dado que no existe la obligatoriedad de dicha información, tampoco existe un canal distintivo para realizarlo. Sin embargo, se recomienda que lo generes una comunicación de manera escrita y en lo posible, con un acuse de recibo que haya sido enviado a la gerencia, o al departamento o área de recursos humanos.

Si prefieres emitir un correo electrónico, hazlo y asegúrate que hayas incluido el acuse de recibo respectivo. Éste será de gran valor al disponer de medidas legales en caso de ser necesario.

En el comunicado a remitir, indica la fecha próxima al parto, y hacer las aclaraciones pertinentes, de requerirse. Por ejemplo, no olvidar hacer la distinción si es un embarazo de riesgo, con las particularidades de las indicaciones médicas, como reposo o recomendaciones de un traslado en las funciones laborales si se infiere algún riesgo para el bebé. En este sentido, debieras añadir un informe del médico que dé cuenta de los detalles.

Si te parece prudente, haz valer este documento para informar la prevención que tendremos para elegir la licencia maternal, y aquella información que creemos conveniente pueda facilitar la adecuación de la compañía al actual estado de situación.

¿Hay casos por los cuales no debería notificar un embarazo?

Cada empleo es un universo distinto, y como conoces, es el sentido común el que debes privilegiar por sobre cualquier otra información en estos casos.

Si posees alguna circunstancia distintiva como por ejemplo, una situación laboral inestable, un contrato de trabajo u obra con plazo determinado, o si consideras que no habría un mantenimiento del empleo.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

Si participas de un proyecto de la empresa que finalizará antes de la fecha del parto, tal vez ni siquiera debas informarlo con mucha anticipación, ya que el servicio contratado habría concluido, estés o no embarazada en ese momento.

Debes tener en cuenta que en una entrevista laboral tal vez no sea conveniente comentarlo. Lo más probable es que tu candidatura al puesto sea rechazada, ya que una embarazada tiene un costo más alto para cualquier compañía que otra persona que no lo esté.

¿Puedes ser despedida si estás embarazada?

La compañía podría despedir a cualquier mujer que tenga en curso un embarazo, que esté en el período de licencia por maternidad o lactancia, sin embargo, las leyes vigentes indican que serán nulo el pleno derecho de ese despido si el mismo no tuviese justificación.

Por ello la empresa deberá incorporar nuevamente a la trabajadora en su función laboral, una vez que un juez haya declarado al despido como ilegal.

De todas maneras, no hay que mezclar el despido con que no sea renovado una temporalidad en una contratación. En esos casos, los empleadores tienen la potestad de no accionarlo si lo creyese adecuado, sin contemplar si la empleada esté o no embarazada.

¿Hay un momento apropiado para solicitar la baja maternal?

Es cierto que la realidad es que no puedes requerir tú la baja, sino que tiene que indicarla el médico.

Él lo hará cuando verifique que hay un riesgo o inconvenientes para el bebé o la mamá si se mantiene en el puesto laboral. La licencia otorgada será por incapacidad temporal y se da por finalizado el día que nace el bebé, momento en el que comienza la licencia de maternidad.

Hay características laborales que pueden clasificarse con mayor riesgo para una embarazada. Por ejemplo, realizar tu actividad de pie. De todas maneras, si la compañía puede darte otras tareas o adaptarlas a aquellas que sean más seguras, no será necesario que te otorguen la baja. Si no pueden hacerlo, y pasas más de cuatro horas de pie en el trabajo, el médico es probable que indique la licencia luego de la semana 22 del embarazo ya que es lo que sugiere la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

Si te desarrollas en un ambiente con productos químicos o tóxicos, quedes expuesta a radiación o realices un esfuerzo físico específico, será sencillo que te otorguen una licencia al comentárselo al facultativo.

Por otro lado, si cursaras un embarazo riesgoso, o de alto riesgo, independientemente de las situaciones laborales, tal vez sean los doctores quienes decidan darte la baja en cualquier caso.

Derechos laborales a tener en cuenta para una trabajadora embarazada

  • Siempre tendrás derecho a que tus funciones sean readaptadas a tu nuevo estado, con el fin de que ni tú ni tu bebé estén arriesgándose.

Si no hubiese posibilidad alguna de asignarte nuevas tareas, por las condiciones laborales existentes en la industria en la cual te desempeñas, el empleador deberá ejecutar la suspensión del contrato de trabajo por el riesgo de embarazo.

  • Se debieran cambiar tus horarios de turnos o rotaciones que solían darse en el trabajo, para que no se altere tu ciclo periódico fisiológico que podría alterar tu embarazo.
  • Debes considerar que se deben tener en consideración las ausencias durante tus días hábiles laborales para realizar las visitas médicas adecuadas, para hacer los controles pertinentes y los procedimientos de preparación pre parto. Para evitar perder parte de tu salario por ello, o recibir alguna sanción, previamente da aviso y recuerda hacer la presentación de la justificación médica, luego.
  • No ser despedida durante la gestación, es otro de los derechos que te asisten. Aunque el empleador desconozca tu estado, si te despide, el mismo quedará nulo.
  • 16 semanas de Baja por maternidad. Puedes disfrutar de hasta 10 semanas antes del parto, y el resto obligatoriamente será después.

Si la madre contara solo con las 6 semanas posteriores, puede hacer uso de la paternidad el padre del bebé. El plazo máximo será de hasta 4 semanas sin interrupción, con una ampliación de hasta dos días más por cada hijo a partir del segundo, si hubiese casos de parto, adopción o acogimiento múltiple.

Artículos Relacionados

Deja un comentario