¿Es importante el dinero a la hora de elegir trabajo?

Por Natalia Strada

Es dificultoso decidir si es más valioso elegir un empleo que realmente sea nuestra vocación y nos sintamos realmente a gusto sin una remuneración que valga la pena, o preferir uno que aborrezcamos o nos aburra, pero ganemos mucho dinero.

Aquellos empleos que provocan mayor satisfacción también involucran plenitud personal con un grado de actividades de gran valor. Es decir, que ¿el dinero no tiene relación alguna con el placer o el gusto por un trabajo?

Se trabaja para llevar una vida tranquila y no preocuparse por las carencias económicas. Esa es la realidad cotidiana de la mayoría de las personas.

Sin dinero, sería difícil sobrevivir, porque no se pueden adquirir alimentos, una vivienda y cómo vestirse.

Por supuesto que el dinero es importante a la hora de elegir un trabajo. Sin embargo, el nivel de importancia dependerá según el candidato. Lo más importante es que tu mismo valores cuánto pesa al momento de tomar una decisión laboral. Si un buen salario te aleja de tu pasión, esto podría significar que al poco tiempo este dinero ya no sea suficiente motivación, que tengas ganas de cambiar de empleo a los pocos meses, y que dejes de lado satisfacción personal y espiritual a cambio de bienestar económico.

Pero la mayor dificultad es que gran parte de la sociedad se emplea en lugares donde no están a gusto, sólo por el dinero. Se cree que si se obtiene el salario suficiente para comprar autos de lujo, comida y ropa a gusto, uno será feliz. Pero ya todos sabemos, que el dinero no comprará nunca la felicidad de una persona.

 Está comprobado por expertos que el incentivo de un aumento en el salario sólo se mantiene durante tres meses. Entonces el dinero no sería una motivación única.

La tendencia actual es preferir cada vez menos un sueldo interesante a tener un trabajo que lo haga verdaderamente feliz.

¿Más talento es igual a mayor Dinero?

El intercambio que se ha dado hasta el momento con las personas que le otorgan talento al mercado laboral, es por una mayor retribución salarial. Talento a cambio de dinero. Pero esto en realidad no está funcionando ya que cuanto más se promete, más se desea. Sin embargo, dar cada vez más dinero, no hace que el incentivo o la responsabilidad laboral aumenten.

Lo importante no es otorgar menos, si no hacerlo distinto. Si contamos con dinero, más queremos, más grandes son las esperanzas a futuro y por supuesto, más complicado de satisfacer.

Es un gran engaño si se les otorga en demasía a los empleados, creando personas que no se identifican con la labor que realizan y en ausencia de la cultura del trabajo en el que se encuentran, sólo se busca una fácil identificación: el salario.

También hay que considerar que muchos de los inconvenientes empresariales se originan en salarios que no se pueden mantener en el largo plazo. Por lo cual, cada quien con lo que le corresponde por sus tareas.

Las retribuciones salariales y la felicidad laboral, deben estar integradas. Parte de esa alegría intensa, debe ser el dinero, y otra parte debe tener relación con los colegas, los jefes, la cultura empresarial, las competencias del trabajador (Muchos empleados están sobre calificados para las actividades que llevan a cabo, y esto puede generar el sentimiento de fracaso).

Además, el empleado también debe ser visualizado desde una perspectiva global. Las personas tienen problemas personales que los atraviesan y acompañarlos en la búsqueda del equilibrio. No sólo se puede ser feliz dentro de un establecimiento, sino también entender que la vida es lo que lleva al trabajador a estar más o menos comprometido con el empleo.

Entonces, las características financieras del empleo son uno de los componentes, y otros tienen que ver con los objetivos, los propios y los grupales, tener en claro qué se debe hacer, y de qué manera se valora y también las oportunidades de crecimiento personal y laboral dentro de la corporación.

Problemas claves de NO hacer lo que nos apasiona

Fervientemente, estoy a favor de que las personas realmente se conozcan y puedan dedicarse a aquello que realmente les interesa hacer por pasión y vocación. Si no es así, podríamos tener que hacerles frente a varios inconvenientes, que detallo a continuación:

  • Jamás se obtiene el dinero suficiente: Aunque consigamos un trabajo muy bien pago, siempre podemos sentir que no alcanza. Hablarás con otras personas acerca de lo mal que te abonan tu salario, y de aquellos trabajadores que reciben más que ti.
  • Cambiar de un empleo a otro: Si la felicidad no te invade, y te sientes en permanente necesidad de mirar a otros empleadores diferentes al tuyo, y que consideras que otorgan más salario. Esto hará que cambies permanentemente de establecimiento en la búsqueda de un mejor salario. Por algún tiempo te sentirás dichoso de conocer gente nueva, pero apenas te aburras, ya estarás buscando nuevos horizontes laborales.
  • Podrías vivir endeudado: Desde que una persona se gradúa de la universidad y obtiene su primer empleo para abonar los estudios. Luego, se seguirá con el empleo para adquirir una casa u otros bienes, y probablemente se necesite una hipoteca durante algunos años. Por último, nunca decidirás bajar tu estilo de vida, sino que preferirás preservarlo. Hacemos gastos con seguridad pensando que siempre podremos pagarlos y entramos en ese peligroso círculo en el que al obtener tu salario, lo emplearás para saldar las deudas. Entonces, siempre estarás ligado a un empleo que no te gusta solo para no ser deudor y evitar problemas mayores.
  •  Te sentirás prisionero del dinero: Como lo decía en el punto anterior, si el dinero controla todas tus deudas, y de qué manera tienes que vivir para ello, podrías percibirte como un esclavo.

Sin emoción o pasiones, el dinero no te hará feliz, y controlará todo en tu vida.

Qué se valora al momento de elegir un empleo

Las personas valoran el salario sin embargo si se les abona más de lo que en realidad valen en el mercado, no lo estiman.  Si se ofrecen aquellos beneficios que no tienen que ver con la compensación estrictamente monetaria, suelen ser mucho más apreciados, si la cotización del salario tiene alguna relación con lo que ya se abona en el mercado.

Un profesional esperará poder desarrollarse como tal y de manera personal, en equilibrio con el crecimiento interno de la empresa, y con una valoración positiva de sus pares, pero, sobre todo, de sus jefes. Allí entra en el juego, el tan conocido “buen entorno laboral”.

Las mayores causas de abandono de un empleo tienen relación directa con la poca o nula afinidad con los jefes. Y como segundas causas, la organización de la empresa, y la ocupación y el lugar que se les otorga desde la compañía a los empleados.

Es decir que lo que miran los empleados en el largo plazo, es una retribución general, que equilibre la economía, el desarrollo personal y profesional, los beneficios por formar parte de esa cultura laboral y la flexibilidad necesaria para manejar la vida personal sin alterar en demasía el empleo.

También hay otro factor a considerar dentro de la valoración que el empleado realiza al momento de elegir dónde trabajar: la estabilidad.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

Desempeñarse en un puesto estable y seguro es para la mayoría de los empleados, mucho más importante que la compensación económica o el crecimiento de las facultades profesionales.

La búsqueda de la relación a largo plazo, es uno de los componentes principales que cualquier trabajador tendrá en cuenta. Estar en una compañía que brinde seguridad y no el salto de cambiar de empleo cada año es lo que cuenta dentro del equilibrio de una compensación laboral.

Claves a considerar para elegir correctamente tu empleo

Al momento de definir qué tipo de trabajo quieres en tu vida, te ofrezco a continuación una serie de características que puedes considerar con la idea de que tengas siempre el empleo de tus sueños:

  • Requisitos básicos y y fisiológicos: El empleo debe satisfacer las necesidades más básicas de las personas para llevar adelante la vida que deseas. Contar con una familia, alimentación, una vida saludable, y cualquier bien que desees como un vehículo o una casa, requerirá condiciones económicas mínimas y estables.
  • Relaciones personales: Los vínculos serán una parte importantísima de tu vida, y deberás ser perfectamente capaz de realizar amistad o buena interacción con las personas de tu trabajo.
  • Sentirse reconocido: Tu trabajo debiera implicar que obtengas reconocimiento de tus colegas, el respeto y la admiración logradas permitirán que tengas mayor confianza en ti mismo y promuevas con mayor felicidad tu carrera y desarrollo laboral.
  • Realización personal: Si tu trabajo te permite desarrollar tu personalidad tal cual eres, y obtienes metas profesionales y personales, consigues ser una persona verdaderamente exitosa.

Entonces, por último, ten en cuenta que el dinero solo cubriría parte de estos puntos que veíamos anteriormente. Te otorgaría calidad de vida, pero sólo es una herramienta y no la finalidad de tu desarrollo laboral. No es suficiente para que seas feliz, aunque si una característica más para obtenerla.

Aquellas personas que ganan más dinero en el mundo, como futbolistas, por ejemplo, han elegido su profesión porque es su pasión jugar al futbol, les otorga la posibilidad de ser ellos mismos, disfrutarse. Ello es lo que todos sabemos decir como “fluir”, cuando has escogido un empleo que funciona correctamente con tu modo de vida, tus expectativas, sin tanto esfuerzo. Y por ello, al ser tú mismo puedes ofrecer todo de ti hacia tu empleo. Siendo auténtico, la función que cumplas te satisfacerá personal y profesionalmente. Podrás así llevar una vida plena.

Artículos Relacionados

Deja un comentario