8 ventajas de trabajar en una empresa grande

Las empresas grandes siempre se han visto como una oportunidad para incrementar el estatus profesional de cualquier trabajador, pero además, se perfilan como un importante reto personal.

Sin embargo, estas dos no podrían considerarse como las únicas ventajas.

Las principales ventajas de trabajar en una empresa grande son: El valor que esto implicará en tu currículum. La alta rotación de empleados significará que habrán varias ventanas de oportunidad al año para que intentes ingresar a tu empresa objetivo. Los equipos de trabajo suelen ser numerosos. Los recursos de capital, que mejorarán tu productividad, serán mejores y más numerosos. Tendrás más posibilidades para capacitarte. Existirán muchos más beneficios laborales y mayor estabilidad. Los salarios suelen ser los mejores del mercado. Finalmente, es posible que te brinden la oportunidad de vivir y trabajar en otro país.

En realidad, este tipo de empresas regalan a sus empleados una inmensa cantidad de beneficios y es por eso que son muchos los que las prefieren antes que a las empresas pequeñas.

Pero, ¿tienes bien definido si se trata de tu caso?

Es un dilema que no se te hará difícil de definir si tomas en cuenta todos los puntos positivos que te contaremos hoy aquí.

1. Valor a nivel de currículum

Para nadie es un secreto que el nombre de una empresa destacará mucho en un currículum.

En este sentido, las empresas grandes tienen una enorme ventaja frente a las pequeñas, ya que suelen invertir más en publicidad, sus procesos de comercialización son más amplios, entre otros.

Y eso, trae consigo que su nombre resuene mucho más y que se vuelvan un referente en el área en que se desempeñan.

De hecho, en muchos procesos de selección de personal, una persona puede llegar a tener mayor valoración por parte del reclutador por reflejar experiencia en una gran empresa.

¿Qué tal la competencia entre un abogado que trabajó por 3 años con Ikea que uno que lo hizo por el mismo tiempo en un despacho local?

Puede que el segundo tenga mejor disposición y más conocimientos, pero el primero tiene un importante punto a favor con esa experiencia.

Aunque no sea tu tipo favorito de empresa, tal vez sea buen plan dedicar un par de años en ellas para mejorar tu perfil profesional.

2. Mayor cantidad de procesos de ingreso de personal

Si hay algo que se mueve mucho dentro de una gran empresa es el personal.

Es bastante difícil conseguir una de más de mil empleados que se mantenga con la plantilla intacta durante todo un año.

Esto trae como consecuencia positiva una mayor cantidad de oportunidades para que te postules en uno de los procesos de ingreso que abran y que se ajusten a tus condiciones profesionales.

Si realizaste una postulación a una empresa pequeña y no quedas seleccionado, difícilmente vuelvas a tener una nueva oportunidad en el tiempo cercano.

Pero en una empresa grande, la realidad es muy distinta.

3. Equipos de trabajo más amplios

Puede que esto no les haga gracia a muchas personas, pero la realidad es que formar parte de un equipo de trabajo grande tiene muchas ventajas a saber:

  • Se aumentará en buen nivel la red de contactos que tienen que ver con el área de trabajo y esto puede ser muy útil en el futuro.
  • Es posible aprender de las experiencias de otros porque en estos equipos grandes suelen convivir personas de distintas universidades, con niveles de preparación diferentes y, quizás, hasta de varios países.
  • Incrementa la red de amigos porque, aunque seguro no te volverás el mejor amigo de todos, siempre existe un buen grupo con el que sentarse a la hora de la comida y con los que salir los fines de semana.
  • Se dispone de apoyos en las tareas asignadas, pues cuando no sabes hacer algo o es muy extenso, otro de tus compañeros te podría echar una mano.
  • La corresponsabilidad ante un error también es un punto a destacar, ya que al formarse equipos numerosos será mucho menos probable que se logre determinar a partir de quién se generó el problema.

4. Gran cantidad de recursos materiales

Las condiciones de trabajo, a nivel logístico, dentro de una empresa grande suelen ser mucho mejores que en una empresa pequeña porque tienen una elevada cantidad de presupuesto asignado a esto.

Entonces, los equipos informáticos serán mejores, el escritorio, la silla ejecutiva, inclusive todo lo que tiene que ver con material de oficina.

Es obvio que no se tratará de un acceso abierto a una tienda de papelería, pero lo más seguro es que todo lo que necesites para cumplir con tus funciones lo tendrás disponible.

5. Sistemas de capacitación

Una gran ventaja que tienen las empresas grandes gira en torno a sus procesos de capacitación que suelen ser bastante numerosos.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

En este tipo de empresas se aseguran que su personal esté siempre actualizado y desarrolle las mejores habilidades para ser cada vez más productivo.

Por ende, se ocupan en proponer planes de formación que puedan ocupar a toda la plantilla, como Programación Neurolinguística; para una unidad específica, como el uso de un software para recursos humanos; o a determinadas personas por las funciones que ejercen, como una actualización de temas tributarios.

Todo esto permite que los trabajadores no solo estén involucrados en su quehacer diario, sino que puedan volverse cada vez mejores profesionales.

Y con las continuas mejoras y el aumento de la eficiencia en torno a las funciones que se cumplen, las posibilidades de obtener un ascenso son mayores.

6. Beneficios laborales y estabilidad

Si bien es cierto que la Ley ampara a los trabajadores con una buena cantidad de beneficios laborales, en las grandes empresas estos se suelen multiplicar gracias a las organizaciones de trabajadores y al interés de la empresa de asegurar que su personal esté contento.

Dentro de los principales beneficios laborales que se podrían contar dentro de una gran empresa se tienen:

  • Más días de vacaciones.
  • Bonificaciones especiales de fin de año.
  • Buenos seguros médicos.
  • Festejos en días especiales, como el día de las madres o de los padres.
  • Regalos en materia de producción. Por ejemplo, una empresa que fabrica jamones podría regalar una pieza a cada trabajador cada trimestre.
  • Pagos de horas extras.

Existen muchos más pero estos son los que se suelen ver con más facilidad.

Por otro lado, está el tema de la estabilidad es que, a nivel económico, las grandes empresas están mucho más consolidadas y tienen facilidad para sobrevivir a los malos momentos económicos.

Esto quiere decir que si te portas bien y realmente tu trabajo es de utilidad para los objetivos de la organización, podrías sumar muchos años de servicio allí.

7. Salarios y ascensos

En cuanto al tema de los salarios y los ascensos el futuro se hace prometedor porque los salarios tienden a ser muy buenos y existen muchos casos en que se complementan por bonos de productividad.

Pero lo mejor es que las oportunidades de crecimiento no se agotan casi nunca porque tienen un sistema organizacional muy amplio y, lo más seguro, es que existan muchos puestos que ocupar por encima.

Esto da pie a tener disponibles ascensos cada cierto tiempo.

Y, como es lógico, a razón de un puesto más alto, se obtiene un salario más alto y eso es algo que todos podemos disfrutar.

8. Posibilidad de vivir en otro país

Aunque es un tema que aplica solo a aquellas empresas que cubren operaciones en distintos países, estas son bastante numerosas en el mundo.

Pertenecer a una de ellas y tener oportunidad de desempeñar funciones en otro país es un compromiso muy grande que ayudará al crecimiento profesional y, a la vez, permitirá nutrirse a nivel personal.

Por ejemplo, si para cumplir las funciones es necesario dominar otro idioma, no solo se aprenderá para ese momento exclusivo sino que la incluiremos como parte de las habilidades transferibles.

Aquí también se cuentan las posibilidades de asistir a una formación en otro país con la finalidad de obtener conocimientos avanzados para desarrollar determinados procesos.

O, por último, para estudiar alguna especialización académica muy avanzada como ocurre en el caso de los profesores universitarios.

Desventajas de trabajar en una gran empresa

Pero no todo es color de rosa y vale la pena reconocer que también existen ciertos puntos que pueden llevarte a considerar si realmente es la mejor opción:

  • El contacto con los jefes más altos puede llegar a ser nulo y, por ende, el reconocimiento individual del trabajo también lo es. Si haces algo bien, a lo más que es posible aspirar es a un “enhorabuena” de parte del jefe inmediato.
  • Los ambientes son mucho más estresantes por la cantidad de personas que hacen vida allí y el hecho de que generalmente los procesos son más rápidos, lo que hace que en ocasiones las personas proyecten mal humor.
  • Las comunicaciones entre unidades de la misma empresa son más formales, llevando en ocasiones a perder mucho tiempo entre procedimientos y papeleos.
  • Si existe alguna emergencia en una fecha distinta a la de pago, son muy bajas las posibilidades de solicitar un adelanto de sueldo que ayude a solventar.
  • Son poco flexibles ya que los problemas que pueda presentar un trabajador solo quedan al conocimiento de su jefe inmediato quien, lo más seguro, es que no tenga la capacidad para ayudarle a resolver.

Como ves, no existe la posibilidad de determinar de forma tajante si es mejor trabajar en una empresa grande o en una pequeña ya que, en ambos casos, depende mucho de la personalidad de cada quien y lo que desee para su futuro.

Artículos Relacionados

Deja un comentario