¿Cómo rechazar una oferta de trabajo?

Las palabras lamentablemente o desafortunadamente son muy buenas para comenzar una conversación de este tipo de manera diplomática.

Lo importante a la hora de rechazar una oferta laboral es mantener las puertas abiertas para futuras oportunidades laborales. No hay que ser tajante con la respuesta, sino mostrarse dispuesto a responder las preguntas que formulen del porqué y a escuchar con atención. Uno nunca sabe qué necesidades traerá el futuro.

¿Cuáles son las causas del rechazo de un trabajo?

Si estás en búsqueda de trabajo puede suceder que hayas presentado tu currículum vitae en más de una oferta de manera simultánea, o simplemente puede pasar que alguna empresa te contacte por iniciativa propia considerando que eres el candidato ideal para un puesto de trabajo.

En cualquiera de los casos es importante que estés muy seguro de que quieras tomar el empleo, pero si eso no sucede es necesario saber rechazarlo de manera cordial, sin que eso pueda perjudicarnos en un futuro.

Está bien rechazar una oferta de trabajo si a primera vista nuestros intereses no van de la mano con los de la empresa que nos convoca, sin embargo, siempre se debe dejar la puerta abierta para futuras oportunidades que pudieran surgir.

A nadie le gusta ser rechazado y a una empresa tampoco. Pero lo más probable es que si ha gustado mucho tu perfil te guarden para búsquedas dentro de mucho tiempo en una base de datos de recursos humanos.  Como esta situación es más común de lo que se piensa, los encargados de recursos humanos siempre tienen un segundo perfil bastante similar al primero (no idéntico) que puede cumplir con el proceso de incorporación que es su objetivo.

Si como candidato tu propósito es un cambio de trabajo, el secreto está tener bien en claro cuáles son las condiciones que pretendemos que nos brinde la empresa a la cual nos estamos postulando. De esta manera, haremos un primer filtro sabiendo cuál será el salario que queremos, cuáles son los beneficios que buscamos y en qué tipo de empresa queremos trabajar.

Lo que se debe tener en cuenta a la hora de rechazar una oferta de trabajo

Antes que nada, en este punto el tiempo es igual a una buena imagen. Cuanto antes avises que no estás dispuesto a aceptar el puesto de trabajo que te proponen, mejor quedarás frente a los especialistas en recursos humanos. Pues ellos ganarán tiempo para buscar otra persona.

Lo correcto es tratar este tema con los especialistas en recursos humanos, por la misma vía que nos contactaron. Si simplemente recibimos un llamado telefónico podría hacerse por ese medio, si llegamos a la entrevista es preciso esperar a una segunda instancia para comentar la situación o también podría realizarse mediante una nota de disculpa dirigida a los encargados del proceso de selección.

En todos los casos, se debe tener en cuenta una serie de pasos que permitirán pasar este momento de la mejor manera posible, con comodidad y sin nerviosismo.

Consigue trabajo en 2 semanas con la ayuda profesional de Curriculado

  • En primer lugar, se debe saludar de manera cortés a los responsables. Agradeciendo lo valioso que fue el tiempo que la empresa destinó a nuestra búsqueda o nuestra entrevista, no se debe exagerar ni ser demasiado alevoso.
  • Luego será necesario lamentarse por no poder tomar la oferta de trabajo. Está en el candidato dar o no las razones de su rechazo, pero siempre se debe mostrar predispuesto a escuchar y a responder las consultas que le realice su interlocutor. Otro dato a tener en cuenta es que nunca debe mencionar la palabra salario porque está mal visto, sino esperar que del otro lado lo interroguen si es de índole económica. Si este es el motivo y la empresa está realmente interesada en tu perfil, probablemente mejoren la oferta inicial.
  • Se puede ofrecer el contacto de algún colega que puedas recomendar para el puesto, pero no es obligatorio a menos que lo soliciten

A la hora de rechazar una oferta de trabajo es necesario que tú como candidato tengas claro cuáles son los motivos. Es válido anotarlos en una hoja de papel para recordarlos y tenerlos a la mano. Asimismo, nunca debes hacer saber a la empresa que ella es la culpable de que rechaces la oferta de trabajo, siempre deben ser tus motivos personales. Por ejemplo

  • Bajo salario: tus intereses de crecimiento personal no están alineados con los de la empresa
  • Demasiadas tareas en el puesto: mi foco profesional está puesto en el cumplimiento de objetivos puntuales
  • Malos horarios: mi vida familiar sería incompatible con mi vida laboral

A la hora de comunicar el rechazo de una oferta de trabajo debes  basarte en:

  • La honestidad para comunicar la decisión de la manera correcta
  • La naturalidad para restarle dramatismo a tan difícil momento (para la persona que tienes en frente tampoco es fácil)
  • La forma en la que comunicas la decisión debe ser directa y sin vueltas para que quede realmente clara.

¿Cómo rechazar una oferta de trabajo por correo electrónico?

Si bien el correo postal podría parecer el sistema más formal y adecuado para comunicar a una empresa el rechazo de una oferta de trabajo, en los tiempos actuales de la tecnología, es un proceso anticuado, pero por sobre todo lento.

Si lo que se desea es comunicar lo más rápido posible la decisión, un mail es la manera más rápido de hacerlo. Se puede enviar y luego comunicarse por teléfono para confirmar la recepción del correo.

Si deseas enviar un mail para informar de tu rechazo a un puesto de trabajo puedes seguir este modelo. Lo importante es que sea un documento claro y preciso de no más de dos párrafos, donde se especifique el nombre y el puesto al que te postulabas y en el cuál se deje en claro la baja como candidato a la oferta y se salude de manera cordial. 

Por ejemplo:

Estimado/a Sr/Sra/Srta xxxxx

De mi mayor consideración le escribo este correo electrónico para agradecerle por el tiempo brindado en la entrevista que mantuvimos el día viernes 25 de enero de 2020 a las 20 horas tras mi postulación como candidato para el puesto de xxxxx disponible en la empresa.

Con mi mayor pesar, lamento informarle que tras analizar pormenorizadamente los detalles de la propuesta debo rechazarla. Mis aspiraciones profesionales me alejan un poco de la misma y mis objetivos actuales no están alineados con los de la empresa. A pesar de ello, el acercamiento a la empresa fue más que provechoso y desearía que conserven mi perfil para trabajar conjuntamente cuando ustedes así lo consideren.

Lo saludo con mi más sincera gratitud por su tiempo y dedicación.

Nombre completo y DNI del candidato

¿Cuáles son las principales causas del rechazo a una oferta?

Rechazar una oferta de trabajo es una situación muy común en el mundo laboral actual, especialmente en el ámbito de los profesionales donde siempre se busca conciliar la vida personal y profesional y que cada cambio signifique crecimiento.

Entre las razones más comunes se encuentran:

  • Diferencias entre la cultura de la empresa y la del trabajador: por ejemplo: si eres un trabajador que prefiere tener sus tiempos libres y fines de semana para disfrutar con la familia, pero puedes estar dispuesto a atender el teléfono ante cualquier eventualidad, probablemente necesites una empresa que fomente el trabajo remoto y no una que exija cumplir horarios.
  • Motivos económicos: este es un punto que se puede charlar si sabes cómo tratarlo. Especialmente si se trata de una propuesta de bajo monto o demasiadas tareas para el puesto. Si la empresa realmente está interesada en contar contigo es algo que podrá subsanar.
  • Malas referencias: no debes dejarte llevar por lo que te digan colegas o conocidos de la empresa. A veces las malas experiencias son personales y es en la entrevista donde uno tiene que sacarse todas las dudas que pudiera tener al respecto.
  • No hacer un buen vínculo en la entrevista: si sientes incomodidad durante la entrevista o no llegaste a conectar con los profesionales que te la realizaban difícilmente eso cambie a lo largo del tiempo porque se trata de gente que forma parte de la empresa. Imagínate si eso sucede todos los días.
  • Inestabilidad laboral: este punto es especialmente importante si te encuentras en el proceso de un cambio de trabajo, aquí debes analizar si dejar tu empresa actual o si prefieres arriesgarte en un nuevo lugar. También debes tener en cuenta si la empresa brinda períodos de prueba o no.
  • Horarios y transporte: es más difícil aceptar un empleo en una empresa que exige demasiada carga horaria, que resulta difícil combinar con la vida familiar y donde tenemos que destinar mucho tiempo y dinero en transporte. Es importante que pienses si es conveniente aceptar el puesto
  • Ofertas simultáneas: si estás en varios procesos de selección al mismo tiempo, debes analizar cuáles son los que te convienen, pues por esperar la respuesta de uno puedes perder al otro y quedarte sin nada.
  • Contraofertas: si estás en búsqueda de un cambio de trabajo puede que al comunicarle a la empresa esta decisión, realicen una contraoferta de todas las condiciones que te permitan quedarte en tu lugar.

Artículos Relacionados

Deja un comentario