Cómo pedir referencias laborales [7 Claves]

Las referencias de empleos anteriores, son importantísimas para ser tenido en cuenta para una candidatura. Será fundamental que conozcas de qué manera requerirlas y a quiénes.

Las 7 claves para pedir referencias laborales son:

  1. Conservar tu red de contactos
  2. Considerar la candidatura a la que has aplicado
  3. Elegir a la persona correcta
  4. Darles prioridad a tus jefes
  5. Comunicarte con la referencia que elijas personalmente
  6. Entregar información a la persona que vaya a referirte
  7. Solicitar cartas de recomendación y agradecer

Algunas consultoras de empleo sugieren que no se usen las mismas referencias para todas las vacantes de empleo. Los antecedentes laborales pueden ser útiles de acuerdo a su conocimiento sobre determinadas características o habilidades de tu persona en función de tu puesto laboral anterior, en las que prefieras o no enfocarte.

Tampoco se deben agregar las referencias directamente en el currículum, si no han sido requeridas previamente. Principalmente, porque al saber que te las requieren podrás avisarle a la persona que hayas incluido, que se contactarán con ella. No puedes dar por sentado por adelantado que incluir a una persona que no es avisada será de ayuda para obtener el empleo. Aún con voluntad de ayudar, si los sorprenden desprevenidos tal vez no sepan qué decir.

7 claves para ayudarte a pedir referencias

Hay algunos pasos en los que puedes pensar para solicitar las referencias adecuadas:

1. Conserva tu red de contactos

Para lograr un buen referente, será importante saber elegir a la persona adecuada. Para ello te recomendamos llevar un orden de tus contactos en una agenda o lista, y deberían figurar los siguientes datos:

  • Nombre de las compañías en donde te hayas empleado
  • Nombre de tus colegas de trabajo o colaboradores anteriores
  • Información de contacto (Correo electrónico, teléfono, enlace al perfil de LinkedIn)

2. Considera la candidatura a la que has aplicado

¿Cuáles son las aptitudes que la compañía que quiere contratarte puede requerir? ¿Cuál es la cultura organizacional y comunicativa del empleador? Esto te permitirá saber de qué manera es habitual que se contacten, si por teléfono, correo electrónico o postal y así podrás elegir la referencia que se adecue a estos parámetros

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

3. ¿Cómo elegir a la persona correcta?

No todos los referentes conocerán todas tus aptitudes. Probablemente una o dos personas sean quienes conozcan más de ti en profundidad y puedan conversar con ellos. Piensa en las personas que tengan más conocimiento sobre ti, que hayas trabajado con ellos y puedan sumar ejemplos concretos de tu persona como empleado y profesional.

4. Dale prioridad a tus jefes

Generalmente, las mejores referencias llegan de tu último empleo, y particularmente de tu superior. Más allá de la relación que tenía contigo, será fundamental que puedas elegir a quienes puedan realizar una recomendación con respecto a la función o jerarquía que cumplen laboralmente. Son los jefes quienes pueden dar cuenta en detalle de tus habilidades y cómo usaste la experiencia y las aptitudes para darle valor extra a la compañía.

Rehúsa las referencias que tengan un valor personal, como familiares o amigos.

Si aún no posees mucha experiencia, o acabas de concluir tus estudios universitarios, podrás requerirle alguna referencia a:

x
Cómo hacer un BUEN CV video
  • Un profesor o tutor del centro académico
  • Un coordinador o responsable de las prácticas que hayas realizado
  • Colegas o superiores en algún voluntariado

5. Comunícate con la referencia que elijas en persona

Todos envían un mail y esperan la respuesta del otro. Si lo que estás solicitando en verdad es un favor, te conviene demostrarles el respeto adecuado e intenta comunicarte con ellos en una conversación más personalizada para realizarle la solicitud. También así consolidarás los datos de contacto y/o los profesionales de manera correcta. Si han hecho alguna modificación en sus medios de contacto o en su carrera laboral, no olvides modificar la información que tenías apuntada de ellos.

Es fundamental contar con el consentimiento de la otra persona para entregar en el futuro empleador sus datos de contacto, y no olvides mencionarle cuál es la empresa que se contactará con él o ella.

6. Entrega información a la persona que te dé una referencia

Al elegir a alguien una recomendación, siempre deberás considerar aquello que te interesa que comenten de ti. Si bien no puedes marcarle el discurso a la otra persona, puedes ayudar con el contenido sobre lo que necesitas para que el referente tengas más preparación.

Deberás mencionar de qué se trata el trabajo al que estás aplicando, cuáles serían las responsabilidades que te asignen, y los requerimientos técnicos o no de la candidatura.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Así, en su recomendación podrá personalizar lo que en verdad el nuevo empleador está requiriendo.  Si es necesario, podrías, además, recordar junto a la persona de referencia todos los proyectos que encararon juntos, y especificar qué aportes realizaste.

Lo que la compañía futura querría saber de ti es lo que el referente deberá hacer foco en la carta de recomendación o en lo que converse con el reclutador. Será importante que las claves sean las siguientes:

Tus funciones y responsabilidades del empleo anterior

  • Las aptitudes que tienes y utilizaste en función del desarrollo de tus actividades
  • Los logros de tu puesto o de los proyectos en los que participaste
  • El tiempo que has estado en la empresa
  • Las razones para irte de esa compañía

Además, proporciónale a la persona tu CV completo con tu recorrido laboral. Con toda esa información, la persona estará más preparada para colaborar con tu necesidad de apoyo y seguramente ellos tendrán otra información que puedan agregar a los documentos que les has dado.

7. Solicita una carta de recomendación y muestra agradecimiento

Estás requiriendo que cumplan el rol de una referencia. Aprovecha la oportunidad para requerirles una carta de referencia que puedas usar para otras candidaturas en otros empleos.

Con una carta de recomendación podrás brindarles a futuros empleadores un juicio exterior sobre tu trabajo que, además, exponga tu recorrido laboral y tus habilidades profesionales, además de las personales.

Muéstrate con reciprocidad, para ofrecerles ser su referencia cuando lo precisen o ayudarlos en lo que se requiera. 

Por último, no olvides preparar una carta agradeciéndole a quienes te hayan dado la referencia necesaria y agregando toda tu información de contacto actualizada.

Qué no hacer ante el pedido de referencias

Otorgar una referencia general

A ningún responsable de Recursos humanos le agradará recibir una carta llena de generalidades y vacía de contenido concreto. Hay muchas equivocaciones comunes que podrían arruinar tu requerimiento de empleo:

Una referencia que sea un texto que hayas cortado y pegado de algún modelo de carta que obtuviste de webs de empleo o similares.

Una recomendación que solo incluya cualidades superfluas que no expliciten nada concreto con respecto a tus tareas profesionales en un empleador anterior

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Informes o evaluaciones de aptitud con mucho detalle, ya que en realidad la idea no es que compartan con el reclutador una evaluación de tur trabajo muy extensa, sino simplemente darles ayuda para entender si eres o no un candidato apto para el puesto

Reutilizar referencias

Así como no es conveniente imitar modelos de referencia que no se adapten a tu requerimiento de empleo, menos aún será usar a la misma persona de referente ante diferentes puestos o compañías.

Si en verdad lo que quieres es hacer un aporte de importancia frente a tu futuro empleador, piensa qué persona realmente será ventajosa para cada postulación.

Las personas suelen tener diferentes impresiones sobre tus aptitudes por lo que siempre te sumará que en tu agenda de contactos poseas diversidad de miradas sobre tu trabajo. De esta manera, de acuerdo a la postulación que realices tendrás personas que se ajustan más o menos de en función del enfoque que necesites.

No usar un formato genérico

No todos los modelos de forma para una carta o documento son adecuados para cualquier empresa.

Según el tipo de empleo al que aspires y la compañía a la que te estés dirigiendo, es conveniente que investigues otras opciones.

No mostrar agradecimiento o predisposición para devolver el favor

Ser honesto y agradecido con el entorno que estará ayudándote hará más fácil que logres una excelente imagen con tu red de contactos profesionales.

Para que los demás tengan buena predisposición a ayudarte, es importante que recuerdes que estas acciones necesitan reciprocidad. Jamás te niegues a dedicar tiempo a realizar una recomendación a otra persona con la que trabajaste o colaboraste, ya que siempre puede haber alguien que en un proceso propio de selección haga la diferencia a tu favor.

Artículos Relacionados

Deja un comentario