Información adicional y otros datos de interés en el currículum

A la hora de confeccionar un currículum uno fácilmente puede caer en la trampa de encerrarse en las estructuras comunes. Es posible que estés hace días forzándote para rellenar los campos de experiencia profesional y logros académicos, pero aún sientas que tu personalidad aún no está reflejada en ese documento. Falta algo… ¡Pues claro! Falta completar perfil con información adicional que posiblemente no se relacione directamente a tus estudios o tu carrera laboral. En este artículo veremos cómo puedes aprovechar esta sección de tu CV para destacar entre los demás candidatos.

¿Qué es la información adicional en el CV?

La información adicional estará comprendida por todos aquellos datos que no correspondan directamente a ninguna otra sección de tu currículum pero que sean considerados fundamentales para la caracterización de tu perfil personal. Además, esta sección puede ser central para la exposición de ciertas aptitudes requeridas en el puesto que se desea conseguir y que el candidato no presenta claramente ni en su experiencia profesional ni en su perfil académico.

Ejemplos de otros datos de interés para el currículum

Estos son ejemplos de información adicional que puedes poner en tu CV:

  1. Premios, becas y reconocimientos
  2. Grupos y asociaciones en las que participes
  3. Opiniones de colegas o clientes
  4. Publicaciones
  5. Tareas de voluntariado
  6. Presentaciones que hayas dado
  7. Disponibilidad horaria
  8. Licencias con las que cuentes
  9. Características personales
  10. Disponibilidad horaria
  11. Disponibilidad para viajar
  12. Disponibilidad para relocalizarte

¿Cómo incluir la información adicional en tu currículum?

Puede resultar realmente difícil incorporar información adicional a tu currículum sin que, a primera vista, se sienta desconectada del resto de la historia que estás intentando contarle al trabajador de recursos humanos. A continuación, desarrollaremos una serie de ideas para ayudarte a ordenar los conceptos que debes manejar de manera clara para poder confeccionar un currículum efectivo que te consiga resultados.

La información adicional puede funcionar como una sección comodín en tu currículum. Aprovecha este apartado para destacar todo aquello que no cuadra en ningún otro lugar. Refiérete a la lista de ejemplos que se encuentra aquí arriba. Seguramente tienes algo que decir sobre alguno de esos puntos. Piensa que cualquier actividad o característica puede realizar un aporte significativo a la percepción de tu persona que pueda tener quien esté analizando tu candidatura. Demuestra tu capacidad de trabajo en equipo a través de tus logros deportivos, destaca tu capacidad de oratoria con esa charla que diste en la universidad, muestra tu interés por el bienestar del prójimo recordando esa vez que hiciste trabajo comunitario en tu municipio.

Utiliza estos datos para darle un matiz a un currículum demasiado técnico o impersonal. Aprovecha estas líneas para mostrar tu lado más humano. Destaca tus habilidades blandas (comunicación, sociabilidad, carácter) y busca situaciones que puedan resaltar tus aptitudes como líder.

Muéstrate interesante. Seguramente haya algo en ti que te destaque del resto, este segmento será el indicado para que cautives la intención de quién esté leyendo tu perfil. Déjalos con ganas de saber más acerca de tu habilidad para el póker, de cuando tuviste un accidente haciendo montañismo, del libro en el que estás trabajando, de la comunidad online que creaste o de cuando diste un recital para 300 personas. Todo es relevante y beneficioso si sabes cómo contarlo. Si la persona a cargo de analizar tu información se interesa por alguna de estas cosas, no tendrá más alternativa que llamarte a una entrevista.

Piensa en que la mayoría de los candidatos, por defecto, enviará el mismo CV aburrido y estructurado de igual manera. Experiencia profesional, luego estudios y tal vez algún que otro idioma. Esto es somnífero para la gente de recursos humanos. Despiértalos con las cosas que moldean tu personalidad y seguramente generarás una experiencia memorable.

Consejos para escribir la información adicional en el CV

Estas recomendaciones te servirán como guía para que no tengas mayores problemas transitando la delgada línea entre información enriquecedora y “¡Raul, aquí tengo a un loco hablándome de sus bonzai en la búsqueda de fontanero”

  • Intenta ser breve y conciso
  • Comunica tus ideas de manera clara, evita jerga profesional o exclusiva del ámbito al que pertenece
  • Deja esta sección para el final del currículum
  • Si vas a hablar de tus características personales, acompáñalas con ejemplos que las destaquen o con testimonios de jefes, colegas o clientes
  • Evita enfocarte en actividades superficiales como “ir de compras” o “ir de copas con amigos”. Si no tienes nada mejor que decir, intenta darle un giro social y de compañerismo.
  • Ordena esta sección como una lista con puntos
  • Busca una forma clara en la que cada elemento de esta lista se vincule con el trabajo al que estás aplicando. No es necesario que lo escribas, pero tenlo en mente para no quedar como un loco en la entrevista.

¿Qué no incluir en la información adicional?

Si bien esta sección puede resultar sumamente positiva para caracterizar tu perfil, hay que tener en cuenta que ciertos datos sobre tu persona no aportan realmente a tu búsqueda laboral, y en muchos casos pueden hasta resultar contraproducentes a los ojos de un reclutador.

Saber reconocer los límites de lo aceptable y lo bien visto por otros, es realmente difícil. Tal vez algo que a ti te enorgullece a otra persona la avergüenza. De ninguna manera somos criaturas objetivas, en general. Por eso es que siempre es recomendable pedirle a alguien de confianza que revise nuestros documentos y nos dé su opinión.

A continuación, te enumeramos una serie de categorías que deberías revisar a la hora incorporar a tu información adicional. Puede que no sea una buena idea que las incorpores:

  • Hobbies que puedan resultar polémicos para algunos grupos: Por ejemplo, intereses políticos o religiosos. Caza, pesca y demás actividades que puedan afectar a la moral o ideales de otras personas siempre serán mejor reservadas para tu ámbito privado.
  • Cualquier actividad que pueda dar una imagen poco profesional sobre ti
  • Mentiras o exageraciones: Si luego son discutidas en la entrevista podrías pasar un mal momento. El entrevistador está entrenado para detectar este tipo de inconsistencias.

5 consejos a la hora de escribir la información adicional de tu currículum

Organizar y completar esta parte de tu CV puede ser una tarea desafiante. Es común que no sepas por dónde empezar, qué agregar ni qué dejar afuera. Aquí te dejo una serie de consejos que harán tu vida más fácil a la hora de pensar que otros datos de interés puedes adicionar a tu perfil.

Los siguientes 5 consejos te servirán de guía a la hora de redactar tu información adicional:

  1. Incluye esta información sólo si valoriza tu perfil para el empleo al que apuntas: La regla general es que omitas intereses o hobbies a menos que puedas encontrar una manera de vincularlos con los requerimientos del puesto al que estas aplicando. La relación no necesariamente tiene que ser directa. Esto difícilmente ocurra. Queda en tu creatividad poder demostrar que tus actividades extracurriculares te han dotado de herramientas valiosas dentro del mercado laboral. Puedes mencionar como un deporte o un hobby ha fortalecido tu determinación e iniciativa y cómo esto es transferible a la oficina.
  2. Excluye información controversial: Como mencionamos antes, ten extremo cuidado a la hora de incluir información que podría ser considerada controversial o divisiva. Evita manifestarte política o religiosamente. Estas cuestiones podrían sesgar la opinión de quién esté analizando tu currículum y hacerte perder chances, aunque tu perfil fuera el indicado para el rol. Si, por ejemplo, tu experiencia de voluntariado ha sido en la iglesia, puedes optar por no mencionar la institución sino los logros de tu trabajo y la experiencia que te ha significado.
  3. Personaliza el título de la sección: No existe ninguna obligación respecto a titular la sección como “información adicional”. En este aspecto puedes dejar volar tu creatividad, siempre y cuando encuentres un título claro y efectivo, relacionado con tu empleo objetivo. Por ejemplo, si tienes experiencia en voluntariado y como miembro de organizaciones con buen renombre, puedes llamar a este apartado “Experiencia de voluntariado y membresías”. Si, por otro lado, has tenido experiencias de liderazgo notable por fuera del mercado laboral ¿Por qué no optar por “Experiencia de liderazgo” para referirte a esta parte de tu CV?
  4. Resume, no enumeres: Expone como cada uno de estos puntos te ha ayudado a crecer y cómo te ha dotado de habilidades transferibles a tu próximo empleo. Lista tus resultados y logros de manera medible y creíble. Evita definitivamente las listas, a menos que te no existe otra alternativa. Las enumeraciones no enriquecerán tu perfil y aburrirán a quién esté apenas conociéndote. Déjalas para la entrevista.
  5. No uses datos de relleno: El relleno puede olerse a la distancia. La gente de recursos humanos sabe notar cuando no tienes nada relevante que decir sobre tu persona y sólo estás agregando cosas para completar espacios vacíos. Si no tienes nada positivo que agregar, siempre será mejor que no agregues nada. No dañes el efecto que pueda tener el resto de tu currículum con datos adicionales superficiales o irrelevantes.

Artículos Relacionados

Deja un comentario