¿Qué es el headhunting? [Cómo funciona y qué buscan]

El headhunting se trata de una técnica de búsqueda de personal en la que se contacta al candidato sin que este se haya postulado a ninguna oferta de trabajo. Se trata especialmente de una búsqueda dirigida a mandos medios o cargos altos dentro de una organización.

Cuando el talento escasea el headhunting es la mejor opción

Como lo mencionamos anteriormente, hablar de headhunting es hablar de una técnica destinada a contactar a candidatos que puedan ocupar puestos directivos o mandos medios. Es justamente allí donde existen escasos perfiles en el mercado laboral.

Existen personas dedicadas a los recursos humanos especialistas en esta técnica que se dedican a buscar no solo un candidato con las competencias necesarias para hacer frente a los requerimientos del puesto, sino también alineado con la misión, la visión y los valores de la compañía que solicita ocupar un nuevo puesto de trabajo.

Uno de los principales desafíos de los especialistas en recursos humanos, es que el candidato sienta cierta motivación para aceptar la oferta, puesto que no es el candidato que está en búsqueda, sino la empresa quien sale a la caza de talentos.

El objetivo principal de esta búsqueda es que la empresa pueda tener entre sus filas a un ejecutivo de alto rango preparado para poder asumir las responsabilidades directivas de manera inmediata.

¿Cómo se realiza un proceso de headhunting?

Encontrar a los perfiles indicados que puedan ocupar mandos medios, aunque parezca simple, es un proceso bastante complejo. Por ello esta tarea es encargada a personal de recursos humanos especializado en headhunting o a empresas. Lo primero que realizan es la caza de candidatos y toda una serie de pasos para luego, poner a disposición de la empresa a los mejores perfiles.

El proceso se da en las siguientes etapas:

  • Se solicita a la empresa (que ahora es cliente) más información sobre el puesto que desean cubrir. Entre esos datos están la formación requerida, la experiencia profesional, las condiciones salariales, otros beneficios y la carga horaria.
  • Posteriormente se seleccionan las fuentes de reclutamiento y existen varios caminos para ello. Linkedin es una gran fuente de información sobre los perfiles e incluso un primer acercamiento a los candidatos. También utilizan alguna estrategia oculta para investigar en las empresas de la competencia que persona ocupa determinado puesto de trabajo y poder obtener datos de contacto sobre ella.
  • Una vez que el reclutador tiene una plantilla de candidatos toma contacto con cada uno de ellos para explicarle de que se trata la propuesta. Muchas veces se solicita el currículum y no se cita a la empresa por confidencialidad.

Este es un punto muy particular para los reclutadores, puesto que la mayoría de los candidatos probablemente no están en búsqueda laboral, entonces es toda una tarea tratar de convencerlos.

  • Finalizada esta etapa se realizan las entrevistas que pueden estar basadas en la experiencia laboral o en las habilidades y competencias de los candidatos. A partir de ello se elabora un informe de cada uno de ellos.
  • Finalmente se presenta un listado de aspirantes a la empresa (cliente) para que sea ella quien tenga la última palabra. En este punto se pueden hacer entrevistas con directivos o gerentes para terminar de conocer a los candidatos.

Aunque a simple vista no lo parezca, el proceso de cazar candidatos es sumamente puntilloso para los especialistas en recursos humanos. Pues deben hacer uso de herramientas tecnológicas, bases de datos, contactos y rastrear en su propia memoria a quienes podrían ser candidatos ideales para el puesto.

Las entrevistas no son genéricas, por el contrario, son elaboradas por el especialista de recursos humanos, en base a los intereses de la compañía y las competencias que esta estima que necesitarán los aspirantes. También puede haber pruebas técnicas o psicológicas para definir el liderazgo o las habilidades de comunicación, por ejemplo.

¿Qué habilidades buscan los encargados del headhunting en un candidato?

Este tipo de procesos conlleva una inversión significativa de tiempo y dinero por parte de las empresas. Por ello, los reclutadores realizan un fino trabajo para dar con el candidato ideal que cumpla con ciertas características, teniendo en cuenta la importancia de la compañía y las habilidades que esta requiere.

Al tratarse de puestos directivos, las compañías buscan perfiles con marcadas habilidades de liderazgo, además de los conocimientos formales de cada rubro. Entre las principales habilidades requeridas se encuentran:

  • Gestión crítica de problemas resolviendo estos de manera efectiva y con criterio
  • Autoconfianza para afianzar las relaciones interpersonales entre los miembros del equipo de trabajo y con ellos.
  • Dirección para convertirse en referentes de los equipos de trabajo y visión a corto y largo plazo para planificar proyectos
  • Capacidad de toma de decisiones en momentos críticos
  • Comunicación asertiva para respetar la comunicación con las otras partes, haciendo un sistema de comunicación horizontal y no vertical.
  • Estabilidad emocional para manejar los conflictos y la negatividad que puede surgir frente a los problemas y asimismo motivar a los equipos de trabajo con una actitud optimista.
  • Pensamiento estratégico para saber hacia dónde se dirige la empresa y donde está parada en la actualidad.

El especialista en headhunting no es solo un profesional de recursos humanos

La técnica del hadhunting nació hace ya casi tres décadas y ha ido mutando con el pasar de los años hasta utilizar herramientas como las que existen hoy en día gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, entre ellas la gamificación y el big data.

Pero  es importante dedicar unos párrafos para los especialistas en headhunting. Si bien son especialistas en recursos humanos, también son mucho más que eso, porque tienen como misión encontrar al candidato perfecto que se adapte a las necesidades de los clientes. Para llegar a cumplir con su propósito realiza un absoluto estudio de todos los ámbitos de la empresa: las finanzas, la economía, la relación que la empresa tiene con los empleados, la política empresarial y la visión a largo plazo entre otros puntos.

También debe conocer de psicología para lograr persuadir a los candidatos que considera ideal para sus clientes. Aquí no se trata simplemente de hacer una lista de currículum o de rastrear en base de datos, pues son puestos realmente difíciles de ocupar.

Los candidatos deben tener un perfil muy específico y por lo general ya se encuentran trabajando en otros lugares. Entre las características más relevantes están:

  • Cumplir con las expectativas profesionales de los clientes en cuanto a la formación técnica para el rubro
  • Contar con capacidad de liderazgo para el funcionamiento correcto de los equipos de trabajo y el cumplimiento de proyectos
  • Ser capaces de cumplir con la política de la empresa y estar alineados con su misión, visión y valores.

Una persona que trabaja con la técnica del headhunting trabaja con búsquedas activas haciendo foco en dos partes:

  • Por un lado están los clientes. Se trata de empresas que contratan sus servicios de consultoría para cubrir procesos complejos de selección que necesitan terminar si o si con los puestos ocupados. Suele ser un proceso costoso por ello las empresas exigen garantías y resultados.
  • Por el otro están los candidatos que tienen perfiles concretos y diferentes habilidades que son necesarias para cubrir las vacantes que se solicitan. Esta es la parte más difícil para el trabajo de los especialistas, pues el candidato perfecto no existe pero ellos deben encontrarlo.

¿Qué caracteriza a un excelente especialista en headhunting?

No cabe duda de que los especialistas en esta técnica tienen una tarea sumamente difícil y que deben cumplir con ciertas características para lograr una trayectoria laboral exitosa y ser respectado por las empresas:

  • Ser flexibles implica tener consciencia de que no todos los procesos de selección son iguales y un headhunter debe adaptarse a las circustancias.
  • Para participar de cualquier proceso de selección de personal se debe tener como premisa la objetividad, teniendo en cuenta que los candidatos deben adaptarse a las responsabilidades del puesto a cubrir.
  • La discreción es un requisito fundamental para dedicarse a esta técnica de selección de personal porque se trabaja con información sensible tanto para los clientes como para los candidatos que aún se encuentran con otras fuentes laborales.
  •  El compromiso debe ser una capacidad inherente a todo profesional pero en este caso se deben tomar decisiones responsables y cumplir con los plazos establecidos.
  • Un buen especialista debe tener autonomía para saber encontrar los datos de los candidatos antes de que estos se los proporcionen y para ello se usa la picardía y la locuacidad.
  • La actualización de conocimientos es fundamental, pues desde que esta técnica nació hasta la actualidad existen muchos nuevos dispositivos y métodos para la evaluación de los candidatos y la tarea del especialista es conocerlos.

A pesar de que los procesos de selección llevan tiempo y muchas veces estos no dependen del especialista sino de los clientes, los reclutadores deben mantener el compromiso, la constancia y la responsabilidad con el proyecto a lo largo del tiempo para llegar a un resultado exitoso.

Artículos Relacionados

Deja un comentario