Trabajar sin papeles en España [Situación y riesgos]

Para ejercer cualquier trabajo formal dentro de España es necesario contar con un permiso de trabajo.

Cuando este no se tiene, se pierde la posibilidad de acceder a un trabajo con un contrato y eso puede ser muy poco beneficioso para el trabajador.

Pero como en todo, existen distintas vertientes que se pueden conocer en torno a este camino, así que vamos a descubrir todo lo relacionado a este tema en las siguientes líneas.

Trabajar sin papeles en España implica una serie de complicaciones tales como: Pocas ofertas laborales, imposibilidad de firmar contratos laborales, inexistencia de beneficios laborales, estar al margen de políticas salariales, malas condiciones laborales, empleadores reacios a contratar indocumentados por posibilidad de recibir multas. Después de 3 años de mala situación migratoria existen canales para regularizar la situación.

¿Ya tienes tu taza de café al lado para acompañar la lectura? Entonces vamos a ello.

Implicaciones de estar indocumentado en España

En muchos países, permanecer indocumentado es un delito.

Sin embargo, en España no lo es y ya, desde ahí, se toma como una buena noticia para quienes deciden mantenerse en el país al margen de lo que dictan las políticas migratorias.

Esto implica que si una persona está sin papeles (de residencia en primera instancia) puede sufrir problemas de índole administrativo.

Pero no tendrá como consecuencia tiempo en la cárcel o expulsión del país que son, por mucho, las acciones de castigo más temidas.

El tema es que tampoco existirán posibilidades de obtener un buen empleo y eso implica:

  • Muy pocas ofertas que manejen este mecanismo de trabajo, por lo que se debe invertir mucho tiempo en la búsqueda. Como es lógico, no aparecen anuncios en la prensa o bolsas de empleo así que prácticamente se debe hacer caminando o encontrando la recomendación por medio de otra persona.
  • No existirá contrato laboral que respalde la relación con la empresa, ni que te ofrezca estabilidad. Esto significa que el trabajo podría volverse intermitente: un día sí, dos días no, por ejemplo.
  • No tendrás derecho a reclamar beneficios laborales básicos como vacaciones u horas extraordinarias. Si el empleador te los quiere dar, bien, sino, no podrás emitir la denuncia ante el Ministerio del Trabajo porque para eso tienes que presentar tu documentación.
  • No se manejan políticas de sueldos acordes a lo que dicta el Ejecutivo Nacional, sino que están muy por debajo de la media. De hecho, un empleado indocumentado podría llegar a ganar por hora hasta menos de la mitad de lo que debería según el puesto.
  • No se cuidan las condiciones laborales como sucede en los empleos formales, e incluso se pueden exigir muchas horas más de servicio que las aprobadas. Esto es un mecanismo de explotación que aunque parece exagerado, es muy real.
  • Los empleadores manejan este tema con mucha delicadeza porque a diferencia de un indocumentado, ellos sí que podrían recibir multas por emplearlos y es algo que no desean. El gobierno utiliza las visitas de sorpresa para determinar la condición en que se encuentran todos los trabajadores de allí.

Bajo esta perspectiva, se nota con claridad que no es un camino sencillo y, por mucho, podría volverse tortuoso.

Consecuencias derivadas de la falta de papeles en España

Las implicaciones vistas más arriba sobre el tema del trabajo sin papeles no son nada alentadoras.

El asunto está en que no son las únicas consecuencias que se derivan de esta condición, sino que existen otros elementos externos al propio trabajo en sí que pueden afectar de manera devastadora la vida del indocumentado.

La vivienda

El alquiler de casas o pisos en España no es de los más baratos que existen en el mundo, pero sí que se pueden encontrar buenas ofertas (hasta amobladas) para pagar con un buen salario.

El caso es que la mayoría de las personas y empresas que trabajan con este tipo de alquileres, exigen como mecanismo de respaldo el contrato de trabajo que tienen con la empresa o cualquier otro documento que los vincule.

De no existir esto, son una gran cantidad las que deciden prescindir del inquilino y esperar una nueva oferta porque no tienen la “seguridad” de que pagarán.

En otros casos, son aceptados pero con una condicionante muy poco favorable: aumentar el cobro mensual de la pieza.

Si unimos el hecho de que los trabajos para indocumentados pagan mucho menos con la idea de que el coste de la vivienda sea más alto, da como resultado un desnivel poco favorable en torno a este tema.

El uso de medios de transporte

Dentro de la propia ciudad donde habite el indocumentado no existirán inconvenientes porque será bastante difícil asegurarse que todos los que suban a un bus tengan papeles.

Pero caso contrario ocurre en el tema de las empresas aéreas. Es un hecho que si no tienes papeles, un vuelo está fuera de tus posibilidades.

Y eso es un malestar que puede afectar un empleo si este requiere visitar otras provincias por cualquier razón.

Aunque es un hecho que no se trate de una empresa grande, existen muchas razones diferentes que podrían llevar a que un trabajador salga de la ciudad.

Lo que es peor es que medios como los autobuses y los trenes no exigen documento de identidad para abordar, pero ya se están planteando reglamentos que obliguen a que esto sí se haga.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

¿Y qué decir de salir del país? en caso de que por cualquier razón se haga, lo más probable es que no puedan ingresar más.

Por lo tanto, todo este tema también se complica.

Por otro lado, en el caso de que se consiga trabajo como conductor, el permiso de conducir es imposible de solicitar al estar indocumentado.

Esto trae como consecuencia que las empresas no se quieran arriesgar a tener una persona al mando de sus vehículos que no cuente con los permisos necesarios.

Y es lamentable en los casos en que la persona sepa desempeñar muy bien su labor en torno a esta materia.

Los asuntos financieros

Una persona que visita España puede solicitar una cuenta bancaria en calidad de turista, pero este trámite debe ser hecho durante los 3 meses que opera esta modalidad.

Cuando esto no se hace durante esas fechas, después es prácticamente imposible acceder a este beneficio que necesitarás para muchas acciones diarias.

Sin embargo, no todo queda en abrir la cuenta y ya, sino que las entidades bancarias tienden a ser muy estrictas en lo que se refiere a personas sin permisos de residencia.

Si estás bajo esta modalidad, lo más seguro es que te apliquen cargos extras para proceder a brindarte los servicios y estos son muy variables.

Por ejemplo, ciertas comisiones se convierten en un verdadero quebradero de cabeza para un indocumentado que genera un sueldo muy bajo en su empleo, paga más en vivienda y también será víctima de los cargos extras del banco.

Aunque a veces estos cargos puedan convertirse en algo positivo, como los casos en que se trabaja con servicios de salud, la realidad es que se vuelve un tema muy delicado para los que no tienen documentos.

El reclamo de derechos ciudadanos

En todos los países, sus ciudadanos tienen ciertos derechos, ya sea que se trate de nacionales o extranjeros documentados.

Pero cuando no se tienen papeles, este tipo de derechos no son aplicables y, por ende, no se pueden reclamar.

Por ejemplo, en los días feriados no se trabaja, pero un indocumentado no podrá reclamar si su jefe le hace trabajar ese día y sin generar ningún cargo extra al pago. Es decir, cobrando lo mismo que en un día normal.

Por otro lado, no se podrá participar de los beneficios generados por los Ayuntamientos o centros de salud.

Incluso, si es víctima de un robo, será un tema bastante cuesta arriba realizar la denuncia, ya que lo más seguro es que soliciten documentos para avanzar en el tema.

Así que, quiérase o no, representa un estilo de vida muy clandestino.

Pero no todo está perdido

Aún con todo lo visto con anterioridad y estar en plena certeza de que se tratará de una situación nada agradable, esto no tiene por qué durar toda la vida.

En España, después de pasar 3 años en mala situación migratoria, se puede tener la oportunidad de regularizar la situación siguiendo los canales dispuestos para ello.

No se trata de algo sencillo y mucho menos rápido pero sí que es bastante probable, por lo que vale la pena hacer el esfuerzo.

Eso sí, uno de los aspectos más importantes para conseguir que esto avance de buena manera es tener una buena oferta de trabajo que se anexe como respaldo al deseo de convivir como un buen ciudadano.

De ser así, se permitirá mejorar la condición laboral y todo lo demás que esta englobe.

Ya después, esperando unos cuantos años más, esta situación de permiso podría mejorarse a niveles mayores obteniendo la nacionalidad española.

Muchos consideran que pasar 3 años en esta situación tan precaria es riesgoso y no vale la pena.

No obstante, existen también quienes opinan que vale la pena el esfuerzo y el mantenerse durante ese tiempo con un nivel de vida bajo para después mejorar.

En cualquiera de los casos, no caben dudas de que la mejor alternativa es normalizar la situación desde el inicio y así se evita pasar por estas situaciones complejas y difíciles desde el principio. Pero al final, todo es por decisión propia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario