A quién dirigir la carta de presentación

Por Natalia Strada

Conocer a quién dirigimos una carta de presentación, parecería ser la información más básica con la que debemos contar. Sin embargo, no siempre está dentro de las posibilidades.

Por eso te sugerimos recabar la mayor información posible de la empresa a la que quieres apuntarte para acercarte a la persona correcta.

Entonces,

¿A quién dirigir la carta de presentación? Si conoces al destinatario utiliza algo como «Estimado [nombre]», si no conoces al destinatario busca información sobre él. Si no encuentras nada, opta por su título en la empresa «Estimado responsable de marketing» o «Estimado encargado de selección»

Enviarle una carta a un desconocido podría tener consecuencias negativas si es que la redacción, en realidad, otorga la sensación de que no te has esforzado demasiado en conseguir el nombre del reclutador, o que es has hecho un formato genérico para todo tipo de empleadores.

Siempre será útil saber el nombre, el rango y la posición dentro de la compañía de quien reciba tu postulación. Nunca le hables a un grupo de personas, sino que debes dirigirte a alguien en concreto.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

En caso de conocer al destinatario

En muchos anuncios laborales se informa a quien enviarle el currículo y, por tanto, también la carta de presentación.

Si tienes su nombre, dirígete a la persona utilizando adjetivos formales como Apreciado o Estimado, para darle cordialidad al texto. Por ejemplo: “Estimada Corina De La Fuente”

Aunque conozcas al destinatario, evita utilizar saludos informales como “Hola”, ya que la falta de profesionalismo puede ser contraproducente en la candidatura.

En caso de no conocer al destinatario

Aunque no conozcas a la persona a la que le diriges la carta de presentación, sí es necesario que sea lo suficientemente claro que es para el empleador al que postulas. Es importante que la impresión no sea que es una forma genérica de envío, y que en realidad la has personalizado.

Aumentará las probabilidades de ser leída si te diriges a una persona en concreto.

x
Cómo hacer un BUEN CV video

Si te ha resultado imposible encontrar el nombre de quien recibe las postulaciones, puedes redactar la carta y que aún tenga un aspecto profesional.

Sin su nombre, te será útil emplear su cargo en la compañía: “estimado director de recursos humanos”, “estimado responsable de contratación”, “estimado responsable de selección” si es que posees por lo menos el rango o posición del reclutador.

El título de su puesto también podría ayudarte a no equivocar el género de la persona a la que le hablas. No está bien suponer que es un hombre o una mujer porque está en determinado puesto. Una mujer puede ser la jefa de una obra en construcción y un hombre estar a cargo de una enfermería.

Utilizar las palabras Responsable o Representante es una buena forma de dirigirte sin poner foco en el género de la persona. De esta manera, serás profesional siendo preciso y evitarás cometer errores dando un nombre o un tratamiento equivocado

Una de las cosas que debes evitar en tu carta de presentación es ser demasiado inespecífico o genérico en los saludos o a quien te diriges.

Jamás utilices “a quien corresponda”, porque, aunque tú no sepas su nombre, el seleccionador debe entender que le estás hablando a él.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

A quién dirigirte en una autocandidatura

Si tu objetivo es solicitar un empleo a través de una entrevista de trabajo, y desconoces la persona de referencia a la que podamos escribirle, te recomendamos averiguar la mayor cantidad de datos posibles de la compañía.

En la generalidad, quienes se encargan de recibir la postulación de un candidato son los departamentos de Recursos Humanos. Por lo cual podrías dirigirte a su gerente.

En pequeñas o medianas empresas esta área no existe por lo cual deberás hablarle a los directivos o responsables de la compañía, Director General, Jefe de División o Departamento.

Utilizar el cargo de la persona de la sección de tu interés le otorgará formalidad y profesionalidad a la carta.

En una auto postulación nunca envíes una carta a alguien con los mismos niveles profesionales a los que tu aspiras, sino con rangos superiores.

Cómo averiguar a quién dirigir la carta

En la descripción del puesto debes buscar inicialmente quién es el reclutador que recibirá las postulaciones.

A veces las compañías no publican muchos datos y además no otorgan números directos a alguna persona en particular.

Hoy en día, Internet es un gran aliado en la búsqueda de información, y tal vez así encuentres los datos que necesites.

Utiliza LinkedIn para explorar sus perfiles, los buscadores o la misma página web de la compañía.

Si en el anuncio laboral no está informado quién es el seleccionador o el área reclutadora, siempre puedes escribir o llamar a la empresa y averiguarlo.

Ello también dará cuenta de que has realizado un esfuerzo extra en la redacción 

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Si en la carta no se tiene ninguna pista sobre a quién va dirigida, es muy probable que acabe en la basura.

¿Importa dirigir la carta a alguien en particular?

La carta de presentación es parte de tu imagen profesional. Y hay solo una oportunidad para dar una buena impresión a los reclutadores.

También es el segundo aspecto más importante de una postulación, después del curriculum. Si en este documento, además de haberte tomado el trabajo de redactarlo, lo has personalizado lo suficiente, dará cuenta del interés que le estés otorgando a la candidatura. 

En muchos casos los reclutadores rechazan un curriculum vitae si la aplicación del postulante es impersonal, es decir, sin el nombre del seleccionador.

Así que dirigirte con nombre y apellido al reclutador o por lo menos a la persona que se ocupa de la selección será la puerta de entrada para asegurarte una entrevista.

Recuerda que la carta de presentación en respuesta a un anuncio específico debe estar hecha para ese empleo en particular, hacia una compañía determinada, de acuerdo al puesto ofrecido y también dirigida a una persona en concreto.

Distintas formas de dirigir la carta según la información obtenida

La mejor forma de dirigirte a alguien, en una compañía, es encabezando la carta con nombre y apellido, siempre que sepas a quien te estás dirigiendo: “Estimado Rodolfo González”. Sencillo pero específico y profesional a la vez.

Si desconoces su nombre, pero tienes el rol o puesto que ocupa el seleccionador en la empresa, podrías utilizar: “Estimado Director de Contratación”, “Distinguido Gerente de Recursos humanos”, “apreciable coordinador de proyectos”.

Si después de haber buscado tampoco obtuviste su puesto, puedes probar alguna otra opción como las mencionadas anteriormente, por ejemplo:

  • Apreciado Responsable de Recursos Humanos
  • Estimado Representante de selección de Personal

Si es una autocandidatura y no has podido averiguar su nombre ni su cargo específico, o es una empresa pequeña que no tiene personal abocado en particular a las tareas de selección del personal, siempre puedes utilizar el “Estimado Representante de Atención al cliente”, (o del área que sea de tu interés), dirigiéndote a quien esté a cargo de la sección específica para la cual te postulas.

Una clave importante en el saludo, es no generalizar con el término “señora” o “señor”. Para algunas personas podría resultar una ofensa, principalmente si desconocemos su edad o su estatus matrimonial.

Además, si lo que escribes es una postulación académica y no laboral, también es importante que sepas a quién te diriges, aunque por supuesto de no conocer su nombre, solo utiliza el “Estimado Director” o “Apreciada Licenciada”, sin incluir un área de Recursos Humanos que no tendrá relación con el objetivo del máster o presentación académica o de posgrado a la que quieras postularte.

Artículos Relacionados

Deja un comentario