15 consejos para tu primer día de trabajo

Si has conseguido un empleo recién, ¡Felicitaciones! Excepto que tengas una personalidad imperturbable, es posible que antes de tu primer día tengas nervios. Comenzar con fortuna será clave.

Nuestros 15 consejos sobre qué hacer en tu primer día de trabajo son:

  1. Descansa y duerme bien
  2. Ten información sobre la compañía
  3. Prepara una plática de ascensor
  4. No te demores
  5. Vístete en coherencia con la empresa
  6. Haz anotaciones
  7. Socializa
  8. Descubre cómo es el clima social
  9. No exageres
  10. Sonríe
  11. Rehúye a los chismes
  12. Consulta moderadamente
  13. Observa y no opines
  14. Examina de qué manera se toman las decisiones
  15. Muéstrate enérgico

Si posees inquietudes acerca de cuál debe ser tu conducta y qué decir en tu primer día de empleo, estas sugerencias te servirán para llevar una buena primera imagen.

Todo el proceso de la búsqueda de empleo ha sido arduo, y ahora lo que necesitas es expresar un comportamiento que tenga sentido con tus altas expectativas.

Si bien, generalmente, la mayoría de las personas tiene memoria de ese día lleno de presión por impresionar a los colegas y a superiores, es posible minimizar la ansiedad si eres detallista en planificar ese día, de la misma manera que ya los has hecho cuando estabas en la búsqueda de trabajo.

Lo más fácil y apetecible es demostrar pasividad en el paseo que recursos humanos y en general los colegas te harán hacer el primer día de empleo.

Tendrás formas que llenar, videos iniciales para visualizar y personas para conocer, lo que en verdad no te dará demasiadas responsabilidades a tu puesto en realidad. Sin embargo, elegir tener una actitud pasiva en lugar de dinámica, sería una equivocación.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

En tu primer día laboral otorga parámetros de cómo será tu carrera allí, y con quienes te relacionarás.

Hacer consultas moderadas, ser sociable, no caer en los chismes, y agradecer son algunas de las sugerencias que te permitirán dejar una buena imagen en tu primer día de empleo.

Consejos sobre qué hacer en tu primer día de empleo

1. Descansa y duerme bien

El día anterior no te duermas tarde. El poco descanso es una desventaja en relación al estado de ánimo y la productividad. Por lo menos, haz el intento de descansar 7 horas para estar al 100% en tu trabajo y también comenzar a acostumbrar a tu organismo al nuevo ritmo y horario. 

2. Ten información sobre la compañía

Si has tenido una buena práctica de preparación para tu entrevista laboral, seguramente esto ya lo tendrás cubierto. Tener información de la empresa será fundamental para causar una buena impresión y demostrar interés. Incluso te ayudará a estar mejor dispuesto a integrarte a las conversaciones fácilmente y dar respuestas a las consultas que puedan realizarte. 

x
Cómo hacer un BUEN CV video

3. Prepara una plática de ascensor

Alístate para dar una explicación en solo 30 segundos acerca de quién eres, y en qué lugar estabas antes, ya que la mayoría de los colegas seguramente te consultarán sobre tu trabajo con antelación. Incluso prepárate una oración acerca de la tarea que harás en tu nuevo rol, tal vez no todos sepan de qué se trata, o simplemente quieran entablar una conversación.

4. No te demores

Demorar tu llegada en tu primer día de empleo, aun habiendo tenido un suceso repentino, podría provocar una mala imagen. Organiza correctamente tus horarios, y el tiempo que te llevará llegar hasta el trabajo, para considerar los imponderables que podrían ocurrir, y garantizarte concurrir puntualmente a la hora de comienzo de tu jornada laboral, o al horario que te hayan citado. En lo posible acude con 15 o 10 min de antelación.

Si, por ejemplo, nunca has ido desde tu casa a tu trabajo antes de ese día, inténtalo hacerlo unos días previos contemplando la puntualidad, como para conocer cuáles podrían ser los sucesos imprevistos, y calcularlos.

5. Vístete en coherencia con la empresa

Si tu lugar de trabajo es informal, y eliges una vestimenta americana, desentonarás. Sin embargo, ser demasiado informal es un riesgo, principalmente si el clima laboral es ejecutivo. 

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Tienes que encontrar un punto medio que vaya en concordancia con lo que suceda en la compañía. Puede servirte recordar cómo estaban vestidas las personas que te entrevistaron o te recibieron.

No olvides que la ropa refleja los valores de una compañía. Incluso si hay un código de vestimenta podrías consultarlo con anticipación y así no serás desubicado en tu primer día de empleo. Inicialmente no querrás captar demasiado la atención de los demás, para que tanto ellos como tú se sientan en comodidad.

Si no puedes consultar con el departamento de Recursos humanos si poseen una reglamentación para la vestimenta, sé conservador, aunque no demasiado formal.

6. Haz anotaciones

En tu primer día laboral te presentarán mucha gente y sus cargos o tareas. Exceptuando que tengas gran capacidad de memoria, es posible que olvides algunos nombres y estés un tanto desorientado los primeros días. Lleva un anotador o bloc de notas o incluso, en tu teléfono y apunta las funciones y nombres importantes con los que estarás trabajando codo a codo.

Si has olvidado algún nombre inicialmente, no temas en volver a consultarlo. Entenderán que eres nuevo y no memorices a todos.

7. Socializa

Si quieres dejar una buena imagen desde el inicio de tu vínculo laboral será fundamental que converses y socialices con tus colegas. Amóldate a sus rutinas y consulta de manera activa si poseen planes para almorzar. Una comida con el grupo de trabajo podría ser una excelente forma de conocer la cultura de la empresa y a las personas con las que te rodearás todos los días.

Si te ofrecen ir a comer con el grupo de trabajo y tu jefe, no rechaces la invitación. Guarda la comida que habías llevado desde casa, y muestra tu disposición para conocer a los demás y sociabilizar.

Con aquellos que no pertenezcan a tu grupo más cercano, no seas tímido. Intenta conectar con las demás personas presentándote.

8. Descubre cómo es el clima social

Una de las claves de ser eficiente y lograr objetivos en el trabajo, es no solo interesarse por los colegas, sino también agruparse con los colegas adecuados.

En todas las compañías encontrarás equipos que se llevan mejor o peor con los jefes o superiores. Si en el corto plazo, te interesaría lograr un ascenso, debes considerar relacionarte con la persona indicada.

Desde el primer día, ten en cuenta las políticas corporativas. La jerarquía dentro de la compañía, quiénes están a cargo de quien, es lo debes estar atento, para saber cómo es el entorno, y de qué manera se manejan.

9. No exageres

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Es normal que a veces tengas ganas de hacer que los demás se impresionen por ti, pero no tienes urgencias. Ya te contrataron, por lo que no es necesario que tus colegas queden sorprendidos el primer día de trabajo.

Intentar parecer brillante desde el comienzo conlleva un desgaste de energía que no tiene tanto sentido. Espontáneamente y a medida que sepas cuál es el funcionamiento de la compañía podrás impresionarlos.

10. Sonríe

Seguramente haz pasado por varias entrevistas, más la búsqueda laboral para obtener este empleo. Llegó el momento de disfrutarlo. Demuestra que estas contento. Al momento de saludar a las personas que te presenten, dales la mano y sonríe. Mostrar tu entusiasmo al comenzar un nuevo trabajo, será recordado por los demás.

11. Rehúye a los chismes

Si te encuentras con compañeros que critican a otros, prueba cambiar la temática de la conversación y evita inmiscuirte en las problemáticas de los demás. Los rumores traban la buena energía de los equipos y hasta en algunas ocasiones puede costarle el trabajo a alguien.

12. Consulta moderadamente

Es habitual que el primer día te surjan muchísimos interrogantes nuevos, sobre tus funciones, y también las formas de trabajo de la compañía en general, o de tu grupo en particular.

Aunque es fundamental que vayas obteniendo algunos claros dentro de tus tareas, no sobrepases la cantidad de consultas hacia los demás, ni cometas demasiadas interrupciones. Pide ayuda, pero comprende los tiempos de los demás también.

Si te es útil, puedes apuntarte consultas con antelación, para hacerlas a lo largo del día. Tus primeros días laborales deben ser de escucha activa, y consulta pertinente. Por supuesto, que es necesario que demuestres curiosidad y ganas de aprender, para ser eficiente en tus funciones. Piensa con antelación algunos interrogantes que sean relativos a tu puesto y que puedas realizar en el momento de la capacitación o reuniones con colegas o jefes.

Por otro lado, si las consultas tienen que ver con los aspectos más básicos de tu empleo, y no con las funciones del cargo, confía en el área de recursos humanos para que te ayuden con tus inquietudes.

13. Observa y no opines

Como mencionamos en el punto anterior, tus primeros días serán de escucha proactiva y de observación de metodologías. Intenta no poner juicios de valor u opiniones, y sé amigable con las maneras que los demás realizan su trabajo.

Incluso será un momento propicio para oír los objetivos que tiene tu jefe para tus funciones y los de la compañía en general. O aquellos proyectos que se desarrollen en el área. Así podrás definir cuáles son las prioridades y las dinámicas de trabajo.

14. Examina de qué manera se toman las decisiones

En este proceso de escucha, te servirá también considerar los procedimientos o formas en los que se resuelven las problemáticas o las determinaciones.

Siempre habrá reglas o normas que establezcan de qué forma deciden las acciones en función de las eventualidades, prioridades u objetivos, sin importar cuán grande sea la empresa. Evaluar el ambiente en el que se trabaja y se toman las decisiones hará que puedas considerar si te amoldas a esas maneras, o tendrás que realizar tareas alternativas para poder sumarte a ese ritmo de trabajo.

15. Muéstrate enérgico

Tu predisposición, y tu ética de trabajo será de lo más visible en estos primeros instantes, ya que no podrás demostrar aptitudes laborales aún. En la mayoría de los empleos, lo importante es dejar una imagen de entusiasmo y positivismo, para saber con qué podrán contar de tu personalidad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario