Cómo cambiar de profesión o carrera [Guía práctica]

El sentirse desmotivado, con desgano y sin interés para ejercer la profesión que se tiene en la actualidad, puede llevar a pensar en cómo cambiar de profesión o carrera.

Pero créeme, es algo que no solo te pasa a ti.

Y la verdad, es que tampoco tienes que pensar que toda tu vida será así, sin más, solo por la necesidad de obtener un ingreso a fin de mes.

Porque la realidad es que la vida es muy corta para permitir que se consuma en un trabajo que no te llena de ninguna satisfacción.

Así que si estás pensando en dar un giro de 180º a lo que has hecho hasta ahora ¡Enhorabuena! Has llegado al lugar correcto ¿nos ponemos a ello?

Para que tu transición sea un éxito es importante que primero evalúes los motivos por los que estás tomando esta decisión más importante. Con una conclusión clara, y conociendo los pros y los contras de tu contexto actual (estando empleado o de paro), deberás continuar por plantearte objetivos de máxima y de mínima.

¿Cómo cambiar de profesión o carrera? Define qué buscas y con qué te conformarías. Organiza tu experiencia profesional y decide si es suficiente o si necesitas hacerte de nuevas habilidades para cumplir tus metas. Finalmente, exprime al máximo tu red de contactos profesionales y busca expandirla según sea necesario.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

Evalúa las razones que te han llevado a tomar esta decisión

Sí, ya sé que suena un poco antipático de buenas a primeras pero esta no es una decisión fácil y es necesario tener plena seguridad en que las razones no se basan en un mal día con el jefe o el tener compañeros de trabajo tóxicos.

Porque de ser así, vamos por mal camino.

Si ese es tu caso, lo que necesitarás es cambiar de empresa, no de profesión.

Cuando hablamos de la profesión nos adentramos en algo más profundo, más interno, nos adentramos en la formación que tienes, en la que invertiste años de tu vida en la universidad y en la que seguro tienes experiencia.

x
Cómo hacer un BUEN CV video

Y es cambiar todo eso para empezar desde cero.

Pero sin importar la edad que tengas, esto sí es posible de hacer y puedes desde ya recrear las imágenes de cómo estarás en 5 años cuando ya seas todo un referente en tu nueva área.

Entonces, qué razones podríamos considerar como válidas:

  • Que las funciones en sí de la profesión te resulten repulsivas o carentes de todo sentido. Por ejemplo, si eres médico y no te gusta la sangre, no hay dudas que tienes que cambiar.
  • Que no hayas escogido la carrera en función a tus habilidades sino por la influencia de un tercero. Por ejemplo: tu papá es arquitecto y no te quedó más remedio que también inscribirte en arquitectura.
  • Que hayas desarrollado habilidades en una profesión nueva donde eres mucho mejor que en la actual. Por ejemplo: te has hecho un experto en SEO, aunque tu título universitario dice que eres bioanalista.
  • Que tu perspectiva de vida se haya modificado. Por ejemplo: te has vuelto vegano y de profesión eres carnicero.
  • No hay campo de trabajo. En los momentos actuales, donde lo automatizado está tomando el protagonismo en casi todo, a muchas profesiones les está costando mantenerse al día en el mercado laboral y esa falta de oportunidades es una razón más que válida para cambiar de profesión. Por ejemplo: recepcionistas porque hoy la mayoría de las empresas trabajan con procesadores automáticos que enlazan directo a las oficinas.

Estar empleado vs. estar de paro

Cada situación es única y eso lleva a que se midan distintos elementos para valorar si es factible en determinado momento el cambio de profesión.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Si estás de paro, no hay mucho que perder al intentar. De hecho, puedes planificar tus nuevos inicios sin dejar de lado las posibilidades de conseguir otro empleo.

Es un hecho que todo este proceso no es nada fácil, pero es peor quedarse esperando a una solución mágica.

Con las miles de posibilidades que ofrece el mundo online en la actualidad, podemos encontrar una nueva profesión casi sin esfuerzo y empezar a formarnos hasta de manera gratuita.

Ahora bien, si tienes un empleo fijo y necesitas el salario, pues el caso es distinto.

Aquí tienes un poco de todo en contra: estás ocupado, con poco tiempo disponible y con mucho más miedo de fracasar.

Pero aún con todo eso, no es nada factible promover el desempleo obligatorio para tener más tiempo disponible (Renunciar a un empleo no es una solución recomendable).

Más bien lo que debes hacer aquí es planificar mejor el tiempo y determinar qué huecos podrían ayudarte para una reinvención.

Si te levantas a una determinada hora cada día, hazlo una hora antes a partir de hoy y aprovecha el momento para revisar tus posibilidades y planificar un camino.

El error en torno a esta fase se genera, en la mayoría de los casos, por pretender que las soluciones se den de buenas a primeras, con pocas horas de inversión y una formación casi nula.

Además, otra situación que suele ocurrir es que el tiempo que se dedica a esta tarea es durante las noches y ese no es un buen plan.

Vienes de un día entero de trabajo, quieres compartir con tu familia, no obtienes un buen descanso, etc. todo esto motiva a que tu mente no esté tan concentrada como por las mañanas.

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Seguir estas recomendaciones sí que exigirá más esfuerzo de tu parte, pero te reducirá en buena medida el riesgo.

Planificación de objetivos y formación

Estos son dos puntos ineludibles en toda esta materia porque dará claridad sobre lo que seguirá a continuación.

Para ejercer casi cualquier profesión nueva es necesario formarse. Quizás en los tiempos que cursan no sea indispensable que pases 5 años en la universidad, pero sí que conozcas muy a fondo de qué se trata todo.

Lógicamente esto no es absoluto porque si lo que quieres es cambiarte a abogado o a médico, sí que necesitarás la titulación universitaria.

En la actualidad, la formación continua es clave para conseguir buenos resultados y eso se refuerza con la realidad de que los procesos parecen ir cambiando con mucha rapidez.

Por ejemplo, hace unos años atrás teníamos que ir al banco para efectuar cualquier transacción, pero en los actuales momentos casi todo lo podemos ejecutar por vía online.

Esto da como resultado que los bancos estén necesitando más a los informáticos que a los cajeros. Pero esos informáticos tendrán que adaptarse con rapidez a la salida de nuevos mecanismos de seguridad, mejoramiento de la interfaz del usuario, etc.

La experiencia profesional

Uno de los aspectos que más suele poner freno ante la expectativa de una nueva profesión es el hecho de no contar con experiencia, aunque hayamos pasado 10 años es nuestro antiguo empleo.

La buena noticia es que no todo está perdido porque se pueden aprovechar algunas de las funciones que se cumplían con anterioridad para potenciar nuestro nuevo perfil.

Por ejemplo, una persona que trabajaba en el área de la contabilidad podría ofrecerse ahora como asistente virtual y entre su experiencia incluir el manejo de programas como Microsoft Excel.

Pero también es posible obtener experiencia a través de otras vías, una de las más recomendadas es ofreciendo los servicios de manera gratuita a 2 o 3 clientes.

Gracias a este mecanismo tendrás oportunidad de demostrar tu experticia en la nueva materia, y aunque no te vaya a generar ningún ingreso, al menos estarías recogiendo testimonios de que sí lo sabes hacer.

En el mundo online este es un mecanismo al que se le saca mucho provecho. Un diseñador gráfico novato puede plantearle a dos personas la creación del logo para su empresa sin coste y lo más seguro es que le digan que sí.

Otra fórmula que suele aplicar a determinados campos es el tema de las prácticas.

Para ello, son muchos los centros de formación que incluyen como parte de su pensum de estudio la aplicación de prácticas profesionales al finalizar el período de formación académica.

De esta manera será posible tener un primer acercamiento a las funciones que se cumplirán en el área de trabajo y contará como experiencia.

Establece redes de contactos y empieza a destacarte dentro del sector

Las redes de contactos son claves dentro de cualquier profesión y logramos crearlas desde que estamos en la universidad porque siempre habrá más personas que alcanzarán el grado junto con nosotros.

Entonces, ya es un hecho que conocerás a los 5 o 10 abogados que se graduaron junto contigo.

Pero cuando te inicias en un nuevo camino, este trabajo es necesario hacerlo desde cero y eso no le hace mucha gracia a nadie, así que toca plantearse rutas de contacto a las que se le puedan sacar provecho.

Hoy en día LinkedIn es una herramienta muy potente para esta función, pero también se puede trabajar en vivo y directo asistiendo a foros, ferias de empleo del sector, congresos, entre otros.

Otra buena forma de darse a conocer y reflejar que se conoce mucho sobre el tema que se está hablando es con el uso de un blog.

Gracias a la facilidad que genera escribir sobre un tema que se conoce y al hecho de que esas informaciones las buscan personas interesadas en el tema, las oportunidades de atraer clientes y nuevos contactos a través de él es algo que está muy comprobado.

Aunado a lo anterior, un buen blog te puede abrir las puertas para colaborar con otro profesional del sector que sea más conocido que tú y así contar con un buen apoyo para lanzarte al ruedo. No es una trayectoria fácil de buenas a primeras pero si es por la felicidad de hacer lo que te gusta y ganar dinero con ello, sí que vale la pena todo el esfuerzo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario