Cómo responder a cuéntame sobre tu CV [6 claves]

Aunque parezca sorprendente una de las mayores falencias de los candidatos, según cuentan los expertos en recursos humanos es hablar correctamente de su propio Curriculum vitae.

No debes dar por sentado que todo lo que se indique allí ya no debes explicarlo. Por lo tanto, estas sugerencias te serán fundamentales al momento de pensar de qué manera responder a la consulta “Cuéntame sobre tu CV”

Para responder a «Cuéntame sobre tu CV» en la entrevista es importante que no asumas que el entrevistador lo recuerda todo. Destaca lo más importante primero. No enumeres de memoria. No te detengas demasiado tiempo en datos irrelevantes. Prepárate para defender los puntos negativos o sospechosos de antemano.

En una cita laboral, será importante que el control de la conversación siempre la tengas tú. Si dejas que la otra persona tenga un control total de la charla, te arriesgas a pasar por momentos más complejos.

La buena predisposición para demostrar tus puntos fuertes del currículum también será clave para obtener la candidatura a la que has postulado.

6 claves para hablar de tu CV en la entrevista

Si llegaste a una cita presencial para una candidatura seguramente has escrito correctamente tu currículo y lo has enviado junto a una carta de presentación a la que adaptaste para la oferta laboral

En una cita presencial, deberás lucir todo eso que has puesto por escrito y poder explicar en detalle tu recorrido profesional, habilidades, formación, etcétera.

Si pensabas que puedes llegar a ser redundante hablar de la información que ya está en el documento que enviaste, ten en claro que no. El entrevistador esperará que expliques con tus palabras las tareas que se relacionan con el puesto y asegurarse de que no has copiado indistintamente los datos de Internet, sin saber por qué.

1. No supongas

El reclutador lee muchos CV bien escritos por día, así que no tiene por qué recordar todas tus habilidades. Deberás hacerle ver aquellas competencias que te hacen destacar por encima de otros candidatos

La tarea no consistirá en que releas tu Curriculum, sino que hagas foco en las actividades o funciones que realizaste, de qué manera te ordenabas las prioridades, que aquello de lo que haces mención se note que sabes, y que, además, puedes encajarlo con el puesto al que aspiras.

2. Utiliza criterio por importancia

Explica tu recorrido profesional de acuerdo a la relevancia que tengan en función de la candidatura. No es necesario que elijas un orden por cronología, ya que se valorará que muestres que tienes criterio y asignas prioridades. Las tareas o empleos que estén más relacionados con el puesto que deseas, será por donde debas comenzar.

3. No repitas el CV literalmente

No des la información de tu currículo como si estuvieses repitiendo de memoria. Conversa naturalmente y en algunos momentos deberás explicar con más detalles que en otros. Si atendías el teléfono, eso tal vez no requiera que te frenes allí pero sí, te tomarás más tiempo si atendías una central de derivación de llamados. El orden que le dabas a los mismos o si debías resolver si pasar o no la comunicación, tal vez sean detalles en los que debas tomarte un momento para relatarlos.

4. Considera los vacíos de tu CV

Si tienes etapas o períodos sin trabajar, te has ido al extranjero, o aquellos puntos que consideras deberías explicar específicamente, piensa con antelación los detalles que sean necesarios mencionar. Prepara una justificación adecuada que no te deje mal ubicado.

5. Ten en cuenta el tiempo

Cuando hables de cada punto ni te saques de encima la información, ni tampoco utilices dos horas para ello. Haz un ensayo en casa con el cronómetro. El valor en el tiempo estará en que puedas resumir, pero hacer hincapié en lo más importante.

6. No evadas los puntos negativos

Si tienes despidos, o muchos trabajos en poco tiempo, por ejemplo, no deben ser aspectos que debas evitar. Seguro saldrán en la conversación y debes estar preparado.

 Sería mejor si sorprendes, y hablas tú de esos puntos, con una perspectiva positiva, indicando aquello que has aprendido de esas situaciones y te han hecho crecer en lo personal o profesional.

Cuéntame cómo es un día en tu trabajo

Una de las consultas de los reclutadores que se relacionan con la descripción de las tareas del Curriculum podrá ser a partir de esta pregunta.

Aquí no deberías responder a qué hora llegas y te vas, o si miras o no el correo electrónico, sino explicitar las actividades diarias que llevas a cabo.

Si de acuerdo al día del mes tienes tareas diferentes, deberás mencionar cuáles realizar al comienzo de mes y cuáles al cierre. Menciona en detalle de las tareas en orden. Si pones prioridades o no, o si tienes actividades sistemáticas que realizar.

La transmisión de tus funciones especificadas de acuerdo a un orden de responsabilidades y prioridades te dará la imagen de que eres un profesional que sabe asignar un orden a sus tareas y que tienes competencia para la candidatura.

 Haz una reseña de tu experiencia

Si ya has tenido un empleo similar al de la oferta laboral para la que te postulaste esa será tu experiencia más valiosa. Destácala. Si lo requieres también puedes agregar los logros académicos que sirvan para sumar a tu competencia en las funciones que requiere la candidatura.

Frases que puedes usar para describir tu experiencia brevemente:

  • Poseo cuatro años de experiencia como vendedor/cajero de supermercado/ docente/ camarero
  • Me desempeñé en el negocio minorista de calzado durante cinco años y en mi tercer año me ascendieron como responsable del sector.
  • Trabajé como abogado para Prosegur desde que me gradué en la Universidad hasta el 2019

Recuerda desarrollar cada experiencia que vincules de tu CV con la candidatura a la que te estás postulando.

Justifica el haberte ido de un empleo

En esta charla en la que debas desarrollar tu recorrido profesional, seguramente uno de esos puntos sea fundamentar por qué quieres dejar tu empleo actual, o por qué te fuiste de una determinada compañía, o de varias.

La justificación que brindes deberá ser agradable al reclutador.

Puedes detallar que estás aprovechando la oportunidad de trabajar en esta nueva compañía porque crees que es una mejor posibilidad para tu carrera, o porque te encanta la empresa. Por qué quieres trabajar en esa compañía es una pregunta típica de todo entrevistador, y tal vez puedas incluir tu justificación por la que te vas de otro empleo, también.

En el cambio que quieras hacer, nunca indiques críticas a otra empresa. No es necesario, y a la mayoría de los empleadores no les gusta saberlo.

Siempre será más interesante que quieras nuevos desafíos, por ejemplo.

Si en tu experiencia más relevante para con la candidatura te han despedido, o simplemente finalizó el contrato, no mientas. Di la verdad de por qué finalizó tu relación laboral, y cuenta que ya has aprendido la lección y por qué. 

Cómo detallar tus habilidades del currículum

Otro de los puntos de los que querrá hablar el reclutador, y que seguramente hayas puesto en el curriculum como competencias o herramientas, serán justamente tus fortalezas.

Para cualquier función laboral se requiere un mínimo de habilidades, por lo que deberás saber hablar de ellas.

Algunas de las cualidades positivas o competencias imprescindibles que consideran las compañías son:

  • Planificación
  • Capacidad de realizar multitarea
  • Respeto con los plazos de entrega
  • Resolución de conflictos
  • Capacidad de comunicación
  • Trabajo en equipo
  • Trabajo interdisciplinario
  • Conversar en otros idiomas
  • Pasión por lo que haces
  • Liderazgo

Ejemplo: “Soy competente para realizar multitareas de manera simultánea, o para planificar y entregar las actividades semanales en los plazos pactados”

“Mi mayor fortaleza es mi ductilidad con los idiomas/ es que poseo un dominio bilingüe del inglés”

 Hay muchos ejemplos que puedes preparar para hablar de tus fortalezas.

Recuerda que esta es una típica pregunta de las entrevistas laborales. Y aunque, se repita con mucha más frecuencia que otras, y parezca sencilla de responder, no debes tomarla ligeramente.

Al responderla, estarías hablando de ti mismo, por lo que, será muy bueno transmitir seguridad en ti. Sin embargo, la trampa está en que debes evitar los extremos. Ni ser arrogante ni tampoco querrás mostrar demasiada humildad.

Una de las claves que deberás tener en cuenta para cómo responder sobre competencias o fortalezas en una entrevista es preparar la respuesta con anticipación. Cómo comunicarlas efectivamente es lo que te permitirá avanzar al siguiente nivel.

Artículos Relacionados

Deja un comentario