Consecuencias de mentir en el currículum: ¿Es delito?

¿Has pensado alguna vez en las consecuencias que podría traer el mentir en el currículum? Si nunca lo has hecho, te adelantamos de una vez que es un asunto delicado que incluso podría causar problemas legales.

Nuestro currículum debe reunir datos sobre nuestra formación profesional y experiencia y eso, a su vez, debe comprobarse por medio de un documento.

Mentir en el currículum no es delito, pero sí puede meterte en problemas legales. Es que si luego de ser contratado eres descubierto, el empleador podría esgrimir tus mentiras durante el proceso de selección como argumento para no indemnizarte luego de cortar todo vínculo con tu persona.

Esto quiere decir que al momento de falsear una información dentro del contenido del currículum, el asunto se tornará todavía peor al tener que hacer lo propio con el documento probatorio.

Y de esta manera se va generando una cadena de eslabones débiles que podría romperse en cualquier momento.

Si prefieres la versión en video de este artículo, aquí puedes verla:

Los temas legales relacionados al mentir en el currículum

La primera referencia es que no existe ninguna ley que exprese como delito el mentir en el currículum, entonces ¿por qué se habla de temas legales?

Pues bien, aunque no se pueda levantar un procedimiento por haber hecho este acto, los empleadores sí podrían colocar una denuncia ante los entes competentes para librarse de la obligación de pagar indemnizaciones, posterior al despido.

Además, si se falsifica un documento de cierta relevancia, como una titulación de maestría, por ejemplo, también podría tener consecuencias penales.

Ante estos casos, sí se podrán tomar las acciones pertinentes siempre y cuando estas ocupen los 3 años siguientes al falseo de documentación porque si no se considerará prescrito.

Pero no es lo único porque existen casos donde la gravedad del asunto sí obligaría a actuar ante la justicia. Por ejemplo, ¿Te imaginas que en una consulta médica te atienda una persona que dice ser médico pero no lo es?

Es un riesgo, y muy grave.

Razones que llevan a mentir en el currículum

Aunque no es una estrategia que se justifique bajo ningún concepto, vale la pena conocer cuáles son las razones que llevan a las personas a actuar de esta manera:

  1. No cumplir con los requisitos exigidos para el puesto.
  2. Tener deseos de parecer mucho más experimentado en el área de trabajo.
  3. Buscar un salario mucho mayor del que corresponde por el nivel académico.
  4. Experimentar un sentimiento de suficiencia por ser mejor que los demás (podría estar relacionado a problemas psicológicos).
  5. Dejar atrás a la competencia pareciendo mucho más especializado.
  6. La necesidad de conseguir un puesto ante la baja oferta que existe en la actualidad.
  7. Asegurar que el currículum contenga mucha más información. Se tiene la imagen que uno de 3 páginas o más se hace más interesante que uno de una sola página.

Sea cual sea la razón, la realidad que más preocupa a los empleadores en la actualidad es que esta acción se está volviendo mucho más común.

Lo que a su vez trae como consecuencia que se esté poniendo mayor énfasis en la revisión de los documentos. Esto con el fin de evitar contratar a personas que ya desde el principio estén demostrando una conducta inadecuada.

La omisión de información no es mentir

Cuando trabajamos en torno a toda esta temática puede surgir duda razonable sobre si el hecho de omitir información también se considera como mentir.

El caso es que no, si existe alguna experiencia que no te sea conveniente mencionar, no hay problemas en obviarla.

Al momento de redactar un currículum lo que deseamos es que aparezca la información que nos podría ayudar a obtener determinado puesto.

Por ende, si hay elementos que podrían incluirse pero que no son relevantes para nuestros fines, no pasa nada por excluirlos.

Por ejemplo, supongamos que buscas trabajo como cocinero en un hotel 5 estrellas y dentro de tu experiencia en la cocina está un puesto de comida rápida callejero que dista bastante de los estándares del hotel.

Sin embargo, sí cuentas con algunas otras participaciones en restaurantes de buena categoría.

Pues bien, no pasa nada por excluir ese episodio de comida callejera porque podría hacer que el empleador pierda interés y no es nuestro deseo.

¿Y qué pasa con las mentiras en torno a habilidades y fortalezas?

En este caso se asocia a un tema mucho más personal y como no se debe falsear documentación, no existirán consecuencias legales.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

El tema está en que es un asunto bastante fácil de descubrir al iniciar el trabajo porque estarás allí cada día y no somos capaces de fingir durante tanto tiempo.

¿Has dicho que eres muy ordenado pero no logras utilizar dos calcetines iguales nunca? Tarde o temprano esto se notará y las consecuencias con quienes tienen la dirección de la empresa no serán nada agradables.

Además, muchos puestos necesitan de habilidades muy específicas para que el trabajo salga con eficiencia y parte del interés de los empleadores de utilizar el mecanismo de la entrevista de trabajo nace de la idea de conocer si lo que se ha colocado en papel es cierto en la vida real.

Y créelo, muchos están tan familiarizados con la tarea que son capaces de detectar las mentiras con rapidez.

Alternativas para evitar mentir en el currículum

La buena noticia es que sí existen muy buenas formas de mejorar nuestra presentación ante determinado puesto, sin necesidad de decir ni una sola mentira y a continuación te diremos cuáles son.

Buscar ayuda profesional

La creencia popular se orienta a que un currículum es una hoja donde vaciamos toda nuestra información profesional en cierto orden cronológico y con referencias a ciertos puntos de valor, como una mención honorífica.

Pero la realidad es que es una forma tan básica que todos lo hacen igual, por lo que no existe posibilidad de causar ningún tipo de impacto en los empleadores.

Es por ello que la primera recomendación se orienta a buscar ayuda profesional en la materia. Cuando esta tarea se hace de la forma correcta, se define con claridad qué información colocar y la manera apropiada de utilizarla según los intereses que manejan las empresas.

Para que esto sea así, estos profesionales se han dedicado al estudio del área por mucho tiempo y con apoyo en estadísticas y otros elementos determinaron un mecanismo que se hace útil en la gran mayoría de los casos.

Curriculado es un ejemplo de ayuda profesional en esta materia.

Disponer de un tipo de currículum para cada necesidad

Otra mala práctica que ocupa a la sociedad es el uso de un solo modelo de currículum para presentar a distintos empleadores, lo que reduce en buena medida las posibilidades de éxito.

Si eres ingeniero civil, estarás de acuerdo en que presentarse a una empresa constructora de centros comerciales no será igual que hacerlo ante un ente del gobierno que trabaje con las escuelas, porque las necesidades son muy diferentes.

Entonces, los currículums deben estar orientados a explotar nuestras habilidades para cada caso en particular. En el primer ejemplo puede tener mayor valor el que sepas utilizar un programa determinado, y en el segundo será más importante si por ejemplo realizaste un trabajo con tu universidad en una escuela de la zona.

¿Vas tomando la idea?

Si se necesita un conocimiento específico, coloca que estás en formación

Esta es una estrategia poco explotada pero que ha dado muy buenos resultados a quienes la han utilizado, sobre todo en profesiones que tienen que ver con la tecnología y que sufren cambios de manera muy frecuente.

Por ejemplo, un Community Manager debería saber utilizar todas las redes sociales para ofrecer un buen servicio. Pero si la empresa necesita que esté especializado en las populares historias de Instagram y no lo está, basta con inscribirse a algún curso y colocar en el currículum el estado de la formación.

Con este procedimiento tan sencillo se evitará mentir y después tener que pagar las consecuencias. Al mismo tiempo se aprenderá sobre una habilidad que seguro se está haciendo muy popular y así se cubrirá la demanda que hace la empresa para el puesto.

Seguramente es una técnica que no le será útil a muchas profesiones, pero es una buena forma de salir de un apuro en caso de que exista la necesidad.

Sácale más el jugo a tus cualidades

Cuando se tiene una experiencia limitada, el problema de conseguir trabajo se vuelve mayor porque todos esperan un mínimo de dos años de experiencia para contratar.

Entonces surge la interrogante ¿Cómo reúno experiencia si para todos los puestos ya piden que la tenga?

Pues bien, la estrategia en torno a esta área es poner el mayor énfasis en las cualidades personales de modo que la experiencia vaya dejándose en segundo plano.

Aunque las empresas hagan énfasis en la experiencia, siempre serán capaces de valorar con más positivismo a quienes les vean ganas y aptitudes para hacer el trabajo.

Al final, son muchos los casos que han fracasado porque las personas al tener experiencia ya creen que se las saben todas y no aceptan sugerencias. Así que aprovecha tu oportunidad. Las mentiras tienen patas cortas y mentir en el currículum es una de las peores acciones que un profesional podría hacer porque deja muy en entredicho sus valores y, aunque todos tenemos defectos, las empresas siempre buscan tener entre sus filas a personas que les contribuyan de forma positiva, no que le resten.

Artículos Relacionados

Deja un comentario