11 CONSEJOS para pasar una entrevista telefónica

Aunque una entrevista telefónica tiene la apariencia de un proceso más informal, es una posibilidad concreta e interesante de garantizarte un espacio en el siguiente período de la selección.

Las citas laborales son procesos estresantes para la mayoría de los candidatos. Aquellas que son presenciales tienden a ponernos en la obligación de planear llevar impreso el CV y otros documentos, el lenguaje corporal y los movimientos a realizar, además de la imagen y otros detalles.

Y si bien es una ventaja que no puedan hacerte un juicio por la ropa que llevas puesta, a priori, pareciera ser que si suprimimos el hecho de que sea presencial, será menos compleja. 

Sin embargo, la situación es completamente lo contrario, y los candidatos suelen verse mucho más estresados ante una entrevista telefónica.

El cuidado mayor, entonces, deberás enfocarlo en aquello que dices, cómo lo dices, y también lo que omites.

Nuestros 11 consejos para pasar una entrevista telefónica son:

  1. Líbrate de los ruidos
  2. Cuidar el uso de accesorios
  3. Usa un tono de voz adecuado
  4. Es importante la manera en la que te comunicas
  5. Arma frases cortas
  6. Previene las distracciones
  7. Ponte un vaso de agua cerca
  8. Haz pausas o silencios
  9. No te anticipes antes que el entrevistador termine de hablar
  10. Consulta lo que necesites
  11. Utiliza un “ayuda memoria”

¿Por qué se realiza una entrevista de manera telefónica?

En algunas empresas en las que se reciben CV de muchos candidatos para una sola oferta, o simplemente por el tiempo que conlleva una entrevista presencial, se decide realizar el formato telefónico, que, generalmente no conlleva más de 10 minutos.

Es una manera de contrastar información y realizar un primer descarte de aquellos postulantes que en verdad no están aptos para continuar en el proceso selectivo, además de indagar un poco sobre el interés en la compañía. 

También hay empresas internacionales que de esta manera pueden contactarse con potenciales trabajadores para su plantilla y realizar algún análisis previo de su perfil.

O simplemente, quieren sorprender al candidato, buscando espontaneidad, pero limitando, a su vez, su capacidad para la preparación de la conversación.

La entrevista telefónica también sirve para aclarar datos

También puede suceder que haya alguna información de tu candidatura que los seleccionadores decidan despejar previamente:

  • ¿Tienes algún período sin trabajar en el currículum que haya que clarificar?
  • ¿Has vivido en el extranjero sin ningún fundamento aparente?
  • ¿Llevas mucho tiempo en la búsqueda de empleo?

En principio, intenta no ocultar ni mentir. Sólo muestra los motivos por los que ocurrieron. La credibilidad es importante en cualquier instancia de una entrevista laboral.

¿Qué hacer si no puedo responder en el momento del llamado?

 Más allá de los motivos por los que te realicen la llamada telefónica, es importante que siempre estés preparado.

Si la llamada la realizan en un instante en el que estás ocupado o que no le podrás dar las respuestas adecuadas, comunícalo, y no intentes tener una charla en momentos inoportunos.

En definitiva, si un reclutador te llama sin un aviso previo, contemplará este tipo de circunstancias.

  • Si no puedes tomar el llamado, avisa que no puedes quedarte conversando, pero intenta pactar otro horario
  • Si lo prefieres, puedes ofrecerle devolverle el llamado en cuanto te desocupes, estipulando algún rango horario.
  • También puedes indagar cuánto tiempo durará la llamada y en relación a la respuesta evalúas si estás en situación de continuar o no con la misma.

El tiempo que dure la entrevista telefónica, también te otorgará información de qué tipo de entrevista quieren hacerte.

En una entrevista de 10 a 15 minutos seguramente te consultarán algún dato personal, o repaso de puntos de tu Curriculum, el interés que tienes en la oferta o si tienes información que el reclutador considera aclarar.

Si el llamado durará más de 30, 40 minutos o más, debes estar preparado para que la conversación sea más completa. Podrían indagar sobre metas, planificaciones y tu personalidad.

Claves para preparar una entrevista telefónica

Si sabes que hay posibilidad que te llamen te sugerimos tengas en cuenta los siguientes tips:

  • Prepara la información: Analiza en la web de la compañía o en sus redes su historia, la información de la ubicación de la empresa, si es una corporación grande o pequeña, rubro en el que se especializa, si comercializa servicios o productos, cuáles son sus objetivos, y la cultura de sus empleados.
  • Busca el nombre del entrevistador en redes: Si ya conoces quien te realiza la entrevista, puedes ver en redes de quién se trata, y tal vez obtengas alguna información adicional para generar confianza y empatía con quien te habla.
  • Asimila tu CV: Tu recorrido profesional y sus detalles debes recordarlos, ya que el reclutador lo estará leyendo en el momento de llamarte. Al aprenderlo podrás decir algo más de cada ítem allí establecido.
  • Ponle atención al teléfono o móvil: Si tienes la posibilidad usa un aparato fijo. De lo contrario, verifica que tu móvil tenga carga suficiente y que no haya inconvenientes con la señal.

11 Consejos para tu entrevista telefónica

  1. Líbrate de los ruidos: El entrevistador necesitará escucharte a ti. Si se oye tránsito, niños jugando, o el ladrido de un perro, o incluso la televisión, la radio o música son obstáculos para una llamada clara y sin ruido de fondo. El clima que se oiga, además de tu voz, es el que contribuirá, de alguna manera, en la imagen que estarás dejando de ti, aunque no puedan verte. Podrán pensar que estás inmiscuido en lo que pasa a tu alrededor, y no en el llamado.
  2. Cuidar el uso de accesorios: Si utilizas pendientes largos, pulseras o anillos que puedan chocar con el teléfono, tal vez pueda haber ruido sin quererlo. Evítalos en la llamada.
  3. Usa un tono de voz adecuado: Controla la respiración al hablar, el volumen o la intensidad, además del tempo. Si estás nervioso o ansioso, hablarás rápidamente. Inhala aire desde la panza, y no desde el pecho. E intenta mantenerte en un mismo lugar, sentado o parado. De esta manera evitarás “acelerarte”.
  4. Es importante la manera en la que te comunicas: Es sencillo utilizar un vocabulario más casero o informal por teléfono, pero debes guardar las formas, y no olvidarte que estás en una conversación con un futuro empleador. Además, debes estar atento a no utilizar muletillas, como “aha”, “oh”, o alguna similar.
  5. Arma frases cortas: Sé concreto al responder y no realices frases muy largas o complejas.
  6. Previene las distracciones: Apaga el televisor, el teléfono que no estés usando, si tienes otro, ni estés cerca del ordenador. También evita actividades como comer al tiempo de la llamada.
  7. Ponte un vaso de agua cerca: Con el nerviosismo y la conversación, la garganta se seca. Prepara un vaso y tenlo cerca para cuando lo requieras.
  8. Haz pausas o silencios: A veces los breves silencios son necesarios para reordenar los pensamientos y poder expresarlos de la mejor forma y, por ende, será comprensible que lo hagas.
  9. No te anticipes antes que el entrevistador termine de hablar: Él es quien dirige la charla, por lo que no te adelantes a lo que quiera preguntar o decir.
  10. Consulta lo que necesites: En una entrevista telefónica es posible que no le hayas entendido alguna pregunta o comentario. Sin vergüenza consúltalo. Será mejor que le hagas repetir, y no que no respondas adecuadamente.
  11. Utiliza un “ayuda memoria”: Una muy buena idea, especialmente si la entrevista tendrá una pata técnica, sería que te prepares una hoja con respuestas o puntos clave que te sirvan para contestar preguntas de entrevista que puedas prever. Por ejemplo, puedes listar los resultados más importantes que obtuviste en tu último puesto o detalles de tu CV que no quieras olvidarte mencionar.

Ventaja y desventaja de una entrevista telefónica

Ventaja

Además de la vestimenta que no te resultará un problema al momento de la llamada, los seleccionadores no podrán ver tus nervios. Si bien deberás controlarlo en la voz, no podrán ver tu gestualidad, en la que generalmente se expresa el nerviosismo.

Para aquellos que habitualmente tienen nervios en una entrevista personal, será de gran ayuda para crearles otro ambiente más relajado.

Desventaja

Si eres aquellos que transmiten mucho a través del lenguaje corporal y no te destacas en la oralidad, la gestualidad no podrá serte útil a través de una llamada telefónica y te será más difícil comunicarte correctamente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario