Todo sobre los hijos en el currículum: Una guía práctica

Ser padre es una de las cosas más maravillosas que pueden sucederle a una persona. Sin embargo, y por desgracia, muchas veces esto suele ser una complicación en el mundo laboral.

¿Alguna vez sentiste inseguridades respecto a la compatibilidad de tener un hijo con tu trabajo?

¿Te preguntaste quizás si deberías mencionar a tus hijos en el currículum?

Mucha gente está llena de este tipo de dudas. Nuestra misión hoy será esclarecerlas de la forma más objetiva y profesional posible.

Te plantearemos los principales problemas y miedos que las personas enfrentan en el mundo laboral en relación a la paternidad y te presentaremos ideas y estrategias para que ninguno realmente te afecte.

Luego de leer este artículo estarás preparado para no permitir que ningún tipo de sesgo de parte del empleado pueda afectar tu búsqueda

Pero primero, vayamos al grano:

¿Debo mencionar a mis hijos en el currículum? La respuesta rápida es no. La composición de tu familia es tu información privada y de ninguna manera debería afectar el proceso de selección de personal. Sin embargo, somos humanos y, por desgracia, es común que algunos reclutadores lo vean como algo negativo.

La excepción a esta regla común se dará en los casos en los que el hecho de tener un hijo pueda ser beneficioso para tu aplicación. Por ejemplo: Si estás buscando trabajo en una guardería, como maestra jardinera o demás profesiones de habitual contacto con niño.

En estos últimos casos sí sería una estrategia interesante mencionar tu facilidad y experiencia para el manejo de los jóvenes.

Información personal y privacidad

En Curriculado tenemos un listado de 37 cosas que jamás deberías poner en tu currículum. Puedes verlo haciendo click en este enlace.

Si bien no mencionamos la incorporación de los hijos particularmente, creemos que bien podría ser otra de esas cosas a evitar.

Nuestra regla general siempre es omitir todo aquello que no esté directamente relacionado a los requisitos del puesto que vas a solicitar.

Si no puedes ni siquiera encontrar una relación tangencial que puedas hacer funcionar para contar tu historia ¿Por qué ponerlo?

Además, como dijimos antes, incluir información personal como la edad, el estado civil, o incluso la composición de tu familia podría dar lugar a discriminación por parte de la empresa a la hora de decidir sobre tu perfil.

Discriminación laboral

La discriminación laboral es una de las cuestiones más graves a la hora de sortear durante el proceso de búsqueda laboral.

El principal problema es que cuando el objeto de la discriminación es algo intrínseco a nuestra persona, muchas veces es imposible poderla sortear.

La mayoría de las empresas bien establecidas cuenta con numerosas normas para evitar este tipo de sucesos. De hecho, en Estados Unidos, te considerarían un raro si preparas un CV con tu foto. La regla es no aceptar currículums con retratos del candidato.

Siempre que te sea posible deberías evitar cualquier información que pueda resultar pasible de ser objeto de este tipo de discriminación.

Intenta tener una mirada objetiva. Más allá de las implicancias posibles en presentismo o productividad laboral que podría alguien atribuir al parentesco, ten en cuenta que hay gente a la que simplemente no le gustan los niños o no entiende la felicidad de ser padre.

Sería una desgracia que pierdas una chance magnífica sólo por una arbitrariedad de este tipo.

¿Cuándo es beneficioso agregar que tengo hijos en mi CV?

Por supuesto toda regla tiene su excepción y como siempre lo más importante es ser pragmático.

En primer lugar, si tus hijos son ya adultos e independientes, de una edad en la que nadie razonable pueda pensar que podrían afectar tu productividad laboral, no veo por qué podría tener un efecto negativo mencionarlos, aclarando sus edades. En especial si tienes una edad en la que se pueda considerar habitual tener niños pequeños.

1000+ candidatos que COMPITEN contigo reciben nuestros SECRETOS de búsqueda laboral semanalmente ✉️
No dejes que te saquen ventaja😱

Esto podría servirte como prevención a la discriminación de alguien con mucha imaginación.

En segundo lugar, si estás aplicando a posiciones en las que podría ser una virtud contar con experiencia tratando con niños pequeños, capitaliza de inmediato tus vivencias.

Ejemplos de puestos en los que podría ser beneficioso tener experiencia con niños:

  • Maestro
  • Cuidador de niños
  • Investigador sobre temas de la infancia
  • Periodista para una publicación de jóvenes
  • Desarrollador de juegos o juguetes
  • Enfermero pediatra

¿Cuándo podría perjudicarme mencionar a mis hijos en mi CV?

En la mayoría de los casos. Siendo concreto.

Los motivos ya los discutimos, pero es importante agregar que, si optas por esta opción, asegúrate también de mantener privados tus perfiles de redes sociales.

Hoy en día puede ser muy fácil para un agente de recursos humanos acceder a tus fotos familiares y enterarse de todo.

¿Dónde debería mencionar a mis hijos en el CV?

Si optas por incorporar a tus hijos en el currículum, la mejor idea será hacerlo en el apartado de información adicional.

En Curriculado tenemos un artículo dedicado a la redacción de esta sección del currículum. Puedes verlo pinchando aquí.

Una opción interesante, en el caso de que el puesto requiera experiencia con niños, sería que los incorpores dentro de tu experiencia laboral. La cual podrías pasar a llamar “experiencia relevante” y utilizar ese apartado para caracterizar un perfil completo que se adecúe al puesto.

¿Cómo debería informar que tengo hijos en mi currículum?

De la manera más clara posible, siempre.

Si te parece importante agregar sus edades, hazlo entre paréntesis.

Por ejemplo:

  • 1 hijo (15 años)
  • 2 hijos (14 y 18 años)

Si has agregado tu estado civil, por algún motivo, podrías incorporarlos orgánicamente en esa línea:

  • Casado, tres hijos
  • Casado dos hijos (14 y 18 años)

De ninguna manera optes por comunicar la existencia de los niños con fotos, caricaturas, o esas familias dibujadas que la gente pega en la parte de atrás de sus autos.

Sé profesional y no des información de más que no vaya beneficiarte.

Los hijos en la entrevista laboral

Luego de haber escondido a los niños bajo la alfombra durante todo el proceso temprano de aplicación a un puesto, llegará la hora de la entrevista.

El entrevistador no debería indagar sobre tu privacidad, pero bien sabemos que es práctica común tocar temas inocuos como el clima o la familia para romper el hielo.

Si llegara a suceder que te preguntasen por la composición de tu familia, sé sincero. Tarde o temprano se enterarán de que tienes hijos. No es un problema.

Lo importante es que puedas demostrar que no afectarán de ninguna forma tu capacidad para realizar el trabajo igual o mejor que cualquier otro candidato.

Evita mencionar que tu niño es problemático o que le va mal en la escuela, menciona que tiene con quien quedarse mientras tu trabajas y que tienes planes de emergencia para que alguien lo cuide si esa persona no está disponible.

Relájate. Que todo el mundo tiene madre y todo el mundo tiene hijos.

Si la empresa no puede entenderlo, esa empresa nunca fue para ti.

¿Cómo poner las licencias por maternidad en el currículum?

Con completa sinceridad. Es tu derecho y nadie podría verlo como algo negativo. Vamos, que mucha alternativa no tenías.

Sé clara, usa fechas precisas. Puedes mencionar que te reincorporaste apenas te dieron el alta o que continuaste realizando tareas para la empresa desde tu casa, apenas te fue posible.

Realmente este tipo de licencias no tiene por qué ser un problema. Todo el mundo las ha tenido. No te obsesiones, utiliza tu valioso tiempo para mejorar los demás aspectos de tu CV.

Si aprovechaste tu licencia por maternidad para cambiar de empleo, puedes aprovechar el poco tiempo que tengas para mejorar tu currículum.

Realiza cursos online, si tu profesión lo permite puedes tomar clientes freelance desde tu casa. Si te inquieta el estar “parada” hay cosas que puedes hacer para no oxidarte.

Mi recomendación de todas formas sería que te relajes y disfrutes de tu niño.

¿Puedo usar el cuidado de mi hijo como experiencia en el CV?

¡Por supuesto! Más aún, como ya dijimos, si estás aplicando a posiciones donde esto pueda ser un requerimiento o una ventaja.

En otro caso donde podría ayudarte es si no tienes experiencia laboral relevante.

En Curriculado tenemos un artículo al respecto, puedes verlo haciendo click aquí.

La idea, en resumen, sería que busques puntos de coincidencia entre lo requerido en la posición que te interesa y las experiencias que has vivido cuidando a tu hijo.

Seguramente tengas historias para contar que resalten tu responsabilidad, resiliencia, pragmatismo y creatividad. Es sólo cuestión de escribirlas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario