¿Qué es una entrevista de salida? [Llega preparado]

Si ya le avisaste a tu jefe con el pre aviso habitual de dos semanas que renuncias a la compañía, habrías pensado que lo más difícil ya lo dejaste atrás. Sin embargo, personal de recursos humanos podría comunicarse contigo y solicitarte una entrevista de salida, como un estadío necesario del proceso de la empresa para todos los trabajadores que deciden irse.

No te inquietes. No es necesario que realices una suma de todos los hechos trágicos de tu historia con la empresa en una entrevista de salida. Es una experiencia que debe atravesarse, como un suceso productivo para ti y para la compañía, como un broche de oro para un cierre luego de una separación.

Una entrevista de salida es una reunión con tus superiores o personal de recursos humanos para hablar sobre los motivos de tu renuncia a la empresa. Tiene el objetivo de descubrir qué hechos o situaciones le agradaron al empleado sobre su puesto y la compañía y en qué forma incidió la cultura empresarial.

A continuación, conversaremos acerca de lo que se espera de una entrevista de salida, las preguntas más habituales que pueden hacerte, para que puedas estar preparado sobre qué decir en ella. 

¿De qué se trata una entrevista de salida y cuál es la ventaja que obtiene sobre ella la compañía?

Las empresas preparan entrevistas de salida para comprender los motivos por los cuales los empleados renuncian y de qué manera se podría reducir esa situación. Además, tiene el objetivo de descubrir qué hechos, costumbres o situaciones le agradaron al empleado sobre su puesto y la compañía y de qué forma se puede perfeccionar el proceso de contratación.

La renuncia de un trabajador no necesariamente será a consecuencia de una administración deficiente. También puede darse como resultado de una mala cultura, o simplemente porque el empleado no se sentía preparado o no tenía las habilidades que en verdad necesitaba.

Las consultas sobre problemas en la seguridad o las quejas por Igualdad de oportunidades también deberían estar presentes en una entrevista de salida.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro pack de plantillas profesionales y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adaptan a tu perfil y son fáciles de editar en Word. Consigue 15+ plantillas profesionales para completar aquí.

En tal sentido, si recibes preguntas del personal de recursos humanos relativas a la seguridad de tu puesto de empleo, o si te has sentido discriminado en algún momento durante tu estadía en ese trabajo no debes preocuparte. Las consultas se realizan, no porque haya sospechas de que algo sucede, sino como parte de un proceso específico para sumar información. Si luego se realiza una investigación o se toman acciones sobre esos datos de rutina, podrá variar de acuerdo al protocolo que posea cada empresa para ciertos episodios.

La entrevista de salida puede realizarse como una encuesta en línea o cara a cara con el profesional de recursos humanos, o un tercero que no esté involucrado entre usted y su jefe.

Consejos para una entrevista de salida

Los trabajadores ven las entrevistas de dos formas: Como un desaprovechamiento del tiempo completamente, o la posibilidad de poder manifestarle a la gerencia aquello que se cree y piensa pero que por miedo a las represalias del jefe no hubiese dicho nunca en su oficina.

Sea cual fuese tu perspectiva sobre esta entrevista, las siguientes sugerencias para salir de una entrevista te ayudarán a terminar la entrevista sin agotar recursos ni a los protagonistas.

x
Cómo hacer un BUEN CV video

1. Toma la decisión sobre aquello que quieres decir

¿Quieres mencionarle a la empresa  sobre el poco cumplimiento de tu gerente o si estás lo suficientemente conforme con la relación o vínculo laboral y solo quieres que conozcan que hicieron buenas elecciones? Tal vez no tienes ningún inconveniente con tu superior, pero las tareas que te han asignado estaban completamente fuera de tu órbita de posibilidades. Más allá de cuál sea la finalidad de lo que quieres transmitir, piensa los temas con anterioridad para no desviarte ni te emociones en ese momento.

2. Perspectiva cuidadosa

Cualquier persona que realice esa entrevista de salida contigo seguramente ya posea experiencia con otros empleados que se han ido antes que tú, por lo que conocen que reciben algunas quejas o sugerencias y ya tienen el oído listo para escucharlas. Lo que no les gustará es que menciones de mala manera a tu jefe por cuestiones personales o mezquinas.

Es cierto que a veces es tentadora la posibilidad de utilizar este momento para transmitir tus reclamos sobre algún pedido de licencia que te hayan negado o modificaciones en los horarios; sin embargo, ese no será el estilo de explicaciones que se requieren. Ese tipo de detalles no les sumará a contratar mejor personal o a perfeccionar o serenar la situación profesional de los colegas. Ese tipo de preocupaciones tienen mejor resultado cuando aún estás en actividad con tu jefe.

No olvides mantenerte en los reclamos relativos al trabajo de gran porte, ya que todo aquello que puedas transmitir, en realidad, como algo personal, te hará que quedes como un quejoso.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales, ejemplos y guías para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro pack de plantillas profesionales tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

3. Ten en cuenta las impresiones

Serías ingenuo si piensas que los dichos negativos, en especial aquello que se refiera al trato con el personal que te hayan traído discusiones con tu ex gerente o jefe, no puedan trastocar los vínculos y la comunicación con la compañía y con las posibilidades futuras de que te abran puertas. Si tu ex jefe comunica a los colegas, al equipo o a otros gerentes aquello que has dicho, habría chances de que los demás se molesten también.  Y si no lo hacen, las oportunidades para volver a emplearte con ellos no serán las mejores.

Por supuesto que los dichos negativos, aunque hayan dañado, no le otorgarán una prohibición a los demás colegas de la compañía, siempre que se tomen como constructivos. Tal vez así la posibilidad de volver a tomarte sea bajo el ala de otro jefe.

4. Garantízate algunas referencias con antelación

En la medida de lo posible, pídele una carta de recomendación a tu jefe previo al aviso de las dos semanas y con anterioridad a la programación de la entrevista de salida. También haz la consulta con tus colegas y aquellos que estén en otras áreas que puedan realizarte recomendaciones de LinkedIn.

Considera ello como un seguro en caso que el gerente quiera intentar reservarse la carta de referencia. Si bien es cierto que las probabilidades son muy pocas de que esto suceda, tú te sentirás más confiado en la entrevista de salida, ya que ya obtuviste las referencias que precisabas.

5. Haz una nota positiva

Hacerte de esa referencia con antelación no te dará derecho a que puedas manifestar cualquier cosa que quieras en la entrevista de salida.

Deberías irte con una nota positiva a la compañía con la finalidad de conservar la reputación entre los colegas.

6. Rechaza tus ganas de generar polémicas

Mantente en los sucesos y guárdate las opiniones para ti mismo. Si realmente consideras que tu jefe no hace un buen trabajo, detalla ejemplos para comprobarlo. Si piensas que los procesos de la actualidad podrían mejorarse, haz tu explicación de por qué crees eso, y dale un respaldo a tu perspectiva con consejos o información que sea comprobable.

Selecciona qué será mejor para batallar. Enfócate en las fortalezas y debilidades laborales sobre las que podría actuarse para mejorar.

Preguntas habituales de una entrevista de salida

Tal vez te parezca extraño tener que preparar una entrevista de salida, pensando que dejas la compañía y ya no tienes que dar lo mejor de ti. Sin embargo, tu reputación siempre está en juego. Considera que tus colegas que sigan trabajando en el equipo podrán saber de tus comentarios de la entrevista de salida, si tu jefe no se las guarda para sí.

Piensa sobre las siguientes preguntas y elige respuestas diplomáticas para garantizarte una salida exitosa y que tu imagen no quede manchada por los dichos que puedas dar.

  1. ¿Cuál es el motivo por el que estás dejando tu puesto? o ¿Cuál es la razón por la que decidiste ir en búsqueda de otro empleo?  Sé sincero, sin acusar a nadie. Solo detalla con algún argumento la acción de tu jefe que te hayan afectado. También es válido usar beneficios o condiciones mejores para tu nuevo empleo.
  2. ¿Cómo fue tu relación con tu jefe? En esta respuesta no se tratará de si te ha gustado tu ex jefe o no. Habla de la comunicación que ha habido con él y en el sector en general. También las formas de administración de tu superior con respecto a tu motivación para ir a trabajar a diario.
  3. ¿Qué competencias o experiencia deberíamos buscar en tu reemplazo? Tú eres quien sabe hacer el empleo, por ello quieren tu visión de las tareas, para hacer la búsqueda de quien te reemplace más exitosa.
  4. ¿Qué aspecto incidió más en que aceptaras otro empleo? Si bien esta pregunta es similar a la uno, aquí no quieren saber los motivos por los cuales los dejas. A las compañías no les gusta entrenar empleados para su competencia, por lo que quieren saber qué incide en tu decisión para poder compararse con otras empresas del mercado, y perfeccionar la retención de los empleados. Solo comparte aquello que te de comodidad. No será necesario indicar todo tu nuevo contrato.
  5. ¿Qué te agradó y que te desagradó más de tu empleo? Aquí estarán hablando de los pormenores de tus tareas diarias. Y que ello se convierta en cuestiones atractivas para quien tenga que realizar tu actividad. Aquello que no te gustó, puede ser lo que era innecesario, procesos largos, o procedimientos de aprobación que conllevaban demasiada documentación, por ejemplo. Haz sugerencias constructivas.
  6. ¿Te otorgaron metas concretas para tu empleo? Tu respuesta le brindará al entrevistador aquellas competencias de liderazgo de tu ex jefe o gerente. Confirma si ha hecho un buen trabajo sobre ello, o si sólo completabas tareas sin saber para qué eran. También aquí tendrás oportunidad de mostrar aspectos de mejora
  7. ¿Podríamos haber tomado alguna otra determinación para evitar que te vayas? Recuerda ser sincero, no critiques demás ni realices comentarios con maldad. Si te vas porque hay un exceso de tareas, solo dilo. Ten presente que tu honestidad podría incluso mejorar el clima laboral de tus colegas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario