¿Qué hacer si tienes un trabajo y te ofrecen otro?

No siempre un empleo será todo lo que soñaste. A veces, simplemente no es lo que esperabas, y tomas la decisión de buscar otro empleo, o de aceptar nuevas ofertas laborales de otras compañías.

¿Qué hacer si tienes un trabajo y te ofrecen otro? Mantén la calma. Evalúa a la empresa que te hace la oferta, toma en cuenta el tamaño de la misma, el puesto que te ofrece, el salario, las condiciones de contratación y su trayectoria. Si todo cierra, comunícale tu intención a tu jefe.

Tal como dice el dicho: El mejor momento para buscar un empleo, es cuando tienes uno. Aunque por supuesto ello tiene sus ventajas y desventajas.

Ventajas y desventajas de que te ofrezcan otro empleo mientras estás trabajando:

Ventajas:

  • Te rehúsas a aceptar cualquier propuesta, ya que tienes seguridad económica de tener un empleo.
  • Tienes la posibilidad de seleccionar aquel trabajo que realmente sea un salto de calidad en tu vida profesional
  • Tener la habilidad y la tranquilidad para negociar las condiciones del contrato y los beneficios

Desventajas:

  • El tiempo invertido en la búsqueda de nuevo empleo, cuando tus jornadas laborales ya están bastante completas.
  • Si tu empleo actual pende de un hilo, tal vez puedas ponerlo en peligro si se enteran que estás buscando otro empleo
  • Tendrás inconvenientes para participar de las entrevistas
  • Llevar la búsqueda de nuevo trabajo en secreto

6 cosas que no debes hacer si quieres un nuevo empleo teniendo trabajo

Hay ciertos comportamientos que te sugerimos no tengas en este cambio laboral que necesitas:

  1. No realices la búsqueda laboral en horario de trabajo, es muy poco ético, y tomas el riesgo de que te descubran y que se produzcan desacuerdos que no son necesarios. Esto abarca desde hacer una actualización de tu CV, chequear las bolsas laborales, o recibir llamados.
  2. No utilices el correo electrónico de tu empresa para comunicarte con los reclutadores. Muchas personas piensan que una firma empresarial te dará ventajas para obtener un trato más considerado.
  3. No realices entrevistas en tu horario de oficina. No quedará una buena imagen de ti, ya que tu empleo aún paga por tus horas de trabajo. También podrías recibir una sanción.
  4. Sé cuidadoso con la vestimenta. Si llegas a la oficina con un vestuario muy formal en un lugar donde habitualmente llevas playera, se darán cuenta rápidamente que tienes algún secreto guardado.
  5. No te distraigas. La búsqueda de empleo, suele ser trabajosa. Debes evitar que te distraiga de tus responsabilidades. Entre la fantasía y el deseo de obtener un nuevo empleo, podrías desviar tu concentración y poner en riesgo el empleo que ya posees.
  6. No mientas. Si bien ser discreto será un factor importantísimo al momento de la búsqueda de empleo, si te descubren, una mentira podría perjudicarte aún más.

Qué hacer si te ofrecen un empleo, pero ya tienes uno

Si te han hecho una nueva oferta laboral o quieres comenzar con la búsqueda de otro empleo, lo primero que tienes que hacer, es analizar los motivos por los que harías un cambio laboral.

¿Te está costando llegar a fin de mes?

¿Surgió un imprevisto y no sabes cómo solucionarlo?


Sé lo estresante que puede ser pasar por una situación así cuando estás buscando trabajo y por eso me gustaría recomendarte Solcrédito.

Solcrédito ofrece préstamos online de manera fácil, rápida y segura, con un alto índice de aprobación y gran cantidad de ofertas.

Sé sincero contigo mismo, y no pongas altas expectativas que en verdad tienen muy poco de realidad, como ganar mucho dinero en una posición que tal vez no paga tanto, o por enojos que hayas tenido con tus compañeros.

Los motivos para cambiar el empleo pueden ser variados. Más de la mitad de los empleados respondió en encuestas de consultoras de empleo, que aceptaría nuevas ofertas si les proponen un salario mejor.

Por supuesto que puede ser una razón a considerar, aunque no será la única. Por ejemplo, si tienes un trabajo como freelance, tal vez quieras o precises buscar un empleo que te otorgue formalidad.

O incluso, querer trabajar en compañías que posean posibilidades de crecimiento profesional puede ser un motivo valioso. 

Otro motivo podría ser tener la posibilidad de trabajar en remoto, o las prestaciones que te brinden en un nuevo empleo.

Sea cual sea tu razón, debes tenerla en claro tú, para poder evaluar una oferta nueva en otra compañía. Es un ejercicio de autoconocimiento, para que el cambio que realices sea sincero contigo, y no te arrepientas cuando ya hayas aceptado otro trabajo.

x
Cómo hacer un BUEN CV

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos plantillas profesionales y ejemplos para que tu aplicación destaque del resto. Consigue el empleo de tus sueños con un CV profesional.

Crea un CV profesional

¡Quienes utilizan nuestro editor de currículums online tienen 3 veces más chances de ser llamados a entrevistas!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Por otro lado, tanto los reclutadores como los cazatalentos deben ser tus aliados. Ellos generalmente saben lo que tienen que hacer cuando es ajustado el tiempo que puedes brindar para las entrevistas, y que no interrumpan tu jornada laboral habitual.

Incluso en este nuevo presente mundial, es posible que la primera entrevista sea por video llamada

Otra clave que te será útil es colocar tu CV en webs laborales donde no tengas que realizar tú las postulaciones de manera activa. En muchas plataformas, puedes subir tu perfil laboral o profesional, y los reclutadores acceden a ellos si tienen coincidencias con la búsqueda que están realizando.

Por otro lado, relájate. No consideres estas circunstancias como un inconveniente en tu vida, sino como una oportunidad. Tú tienes la decisión y eres afortunado en tener la posibilidad de elegir.

Cómo decidir entre dos ofertas de empleo o entre dos compañías

Para que tomes una decisión acertadamente lo ideal es que tu visión sea a largo plazo, para evaluar lo que quieres en tu carrera a futuro.

No te guíes por el corto plazo, ni por las opiniones ajenas. La decisión por completo debe ser tuya.

Qué factores considerar en la elección:

Desarrollo y objetivos profesionales

Si tu mente debe pensar en el largo plazo, debes tener claridad sobre tus objetivos profesionales.

Si no lo tienes claro, haz una hoja de ruta, donde puedas apuntar tu plan profesional, a dos, a cinco, y a diez años, y así vislumbrar cuáles deberían ser los pasos a seguir. Si bien tus intereses y objetivos pueden cambiar a lo largo del tiempo, siempre tendrás la oportunidad de reorientar tu proyecto laboral.

Evaluar a las compañías

 Uno de los puntos fundamentales de tu decisión será considerar qué empresa es la que quiere contratarte. Puedes utilizar algún criterio para realizar un análisis de los empleadores:

  • Tipo de empresa: Si es una pequeña empresa o una multinacional. Ambas categorías corporativas tienen sus ventajas y desventajas, aunque de por sí tienen diferencias relacionadas a ellas. La multinacional es una empresa de estructura mayor, con más posibilidades de crecimiento o cambios internos de vacantes, los procedimientos en las tareas suelen estar perfeccionados, tienen más cantidad de negocios, y políticas de los recursos humanos más actualizada, aunque también suelen ser más burocráticas y tienen más exposición a los cambios directivos, reestructuraciones, fusiones, etc. La pequeña empresa tiene menos protocolos en el accionar de sus dinámicas de trabajo, un trato más cercano, y menos establecidas sus políticas de recursos humanos. Las opciones de desarrollo en la compañía tal vez sean más limitadas, y el impacto de tus acciones en el negocio será mayor. 
  • También la trayectoria empresarial, será una arista importante para sopesar en tu decisión. Evaluar en qué fase de crecimiento o desarrollo está, si es estable, si hay capitales de riesgo detrás, cuál es su historia, y si tuvo recientemente reestructuraciones, fusiones o la evolución de sus negocios en el mercado. Si es una compañía con un buen futuro, tú tienes posibilidades de hacer el tuyo allí también.
  • Si es un cliente final o una consultora también será una evaluación que debas hacer. Tal vez en el corto plazo tengas oportunidad de ser parte de la plantilla de empleados.
  • La afinidad entre la cultura empresarial y tus valores, será otro factor a considerar. Si la compañía tiene un clima que no va con tu personalidad ni valores, no se reconocen méritos, los tratos entre colegas no son los mejores, etc., tal vez el desgaste sea mucho en poco tiempo, y el salario no valga la pena.
  • Debes sentirte en comodidad al lugar al que vayas a trabajar. Puedes analizar la imagen de la marca, cuáles son sus valores, y de qué manera te han tratado en el proceso de selección. ¿Qué te han transmitido, Honestidad, seriedad, compromiso, profesionalidad?

La posición o puesto ofrecido

Para elegir entre dos opciones laborales deberás contemplar qué responsabilidades se alinean con tus objetivos profesionales. Qué puesto te sumará más como profesional, si necesitas o no un cambio radical, o solo más responsabilidades que las que posees. Si tendrás más interacción con colegas, empleados a cargo, proveedores, o te supondrá aprender nuevas herramientas de uso cotidiano. Pregúntate si en verdad, esas funciones te gustan.

Condiciones de contratación y/o beneficios corporativos:

El tipo de contrato que te hayan ofrecido, los beneficios extra, como el comedor, el seguro médico, la guardería, el estacionamiento o el transporte son algunas ventajas que pueden ofrecer algunas compañías por sobre su competencia.

Salario

Por supuesto que lo que vayas a percibir por el nuevo empleo es importante para determinar que opción elegir entre dos posibilidades. Sin embargo, debes contemplarlo en relación a los demás factores, no como una cuestión única en la balanza. Algunas compañías ofrecen buenos salarios porque no tienen qué otra cosa ofrecer por encima del mercado. Es un engaño del que, luego, es complejo salir.

Interés de la compañía

Generalmente ello no se tiene en cuenta al momento de sopesar factores para elegir empleo. Sin embargo, es necesario que la empresa que demuestre interés, te haya hecho sentir cómodo y bien tratado durante el proceso de selección, y te sientas valorado desde el comienzo.

Si la compañía demuestra en cambio desesperación por parte de ellos, desconfía. Por alguna razón la compañía tiene inconvenientes para llenar esa vacante.

Conclusión

¿Necesitas ayuda con tu búsqueda laboral? Únete a nuestra comunidad de profesionales, resuelve tus dudas y encuentra mejores oportunidades.

Ya te hemos dado los factores para analizar dos opciones laborales, y lo que debes hacer tú, en tu camino laboral, para tener en claro cuál será la mejor decisión.

Como última sugerencia, te aconsejamos que no demores la decisión por mucho tiempo. 3 días es un plazo suficiente y razonable para contemplar opciones y determinar cuál de las dos opciones será la mejor para tu vida.

Artículos Relacionados

Deja un comentario