Cómo pasar la segunda entrevista laboral [PREGUNTAS FRECUENTES]

Ser elegido para un segundo paso en el proceso de selección de una candidatura, de por sí es una buena noticia para cualquier persona.

Implica que el candidato cumple con varios de los requisitos que tiene el empleo y, a su vez, también es indicador de que existen otras personas que están siendo evaluadas.

Si estás en esta instancia, seguramente sepas que se espera que tengas mayor preparación para una segunda entrevista laboral.

Incluso hay muchas posibilidades de que sea otra la persona que te entreviste. Si en la primera instancia fue el personal de Recursos humanos, ahora probablemente sea el jefe o gerente del área para la cual te postulaste.

A menudo, en una segunda entrevista laboral las preguntas suelen ser mucho más prácticas que en la primera, en la cual indagaron acerca de tu formación y experiencia. Tal vez en una segunda experiencia, te propongan algún caso práctico para resolver o evaluar de qué manera te desempeñas.

¿Cómo pasar la segunda entrevista laboral? Prepárate para contestar preguntas sobre tus experiencias y dar ejemplos sobre resultados que hayas obtenido en la práctica. Utiliza el método STAR para contestar preguntas de la manera más efectiva. Ten en claro cuándo podrías incorporarte a tu nuevo empleo.

Preguntas generales en una segunda entrevista de trabajo

Si tienes la oportunidad de una segunda instancia de entrevista para una candidatura, deberías aprovecharla para completar algunas preguntas que hayan quedado incompletas o que pienses que tal vez, podrías darle un matiz distinto.

¿Quieres que tu CV destaque del resto? Prueba nuestro editor online y en tan sólo 5 minutos estarás sacándole ventaja al resto de los candidatos. Se adapta a tu perfil y es fácil de usar. Elige entre 20+ plantillas profesionales para completar aquí.

También será una buena ocasión para potenciar la imagen que tienen de ti.

Por otro lado, es necesario que sepas que tanto los reclutadores como los responsables de área, esperaran mayores respuestas concretas y preparadas. A continuación, compartimos las consultas que más se utilizan en una segunda fase de entrevistas:

¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Estás dentro de una pre selección, por lo que es probable que las compañías ya tengan alguna oferta preparada para tì. En ese sentido, estarán predispuestos a escuchar tus expectativas con respecto al sueldo y puedes preparar una respuesta en base a algún rango salarial. Si tienes predisposición a negociarlo, también es oportuno que se lo hagas saber a la persona que lo consulta.

¿Te encuentras en plena búsqueda laboral? ¿Quieres dar el próximo gran salto en tu carrera? Nosotros nos encargamos de todo lo que necesitas para lograrlo. Te brindamos asistencia personalizada y preparamos tus documentos para ti. Consigue el empleo de tus sueños con nuestra ayuda.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

¡Quienes eligen nuestro servicio de redacción tienen ayuda personalizada con su currículum, LinkedIn, carta de presentación y mucho más!

Nuestros usuarios dicen:

Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional Kit de Crecimiento Profesional

Si bien nuestra recomendación es diferir dar una respuesta sobre el salario pretendido lo más posible, sabemos que esto no es siempre posible.

Para tener una respuesta concreta, te sugerimos realices, previamente, un análisis del mercado, y elijas un valor realista en función de tu experiencia y formación.

¿En qué momento podrías incorporarte?

Será importante que, tanto el empleador como tì, puedan definir esto, en caso de ser, finalmente seleccionado para el puesto.

Si en la actualidad estás empleado en otra compañía, sugerimos tengas claro tu contrato laboral actual, en relación a los plazos que precisas para las notificaciones de baja voluntaria. En la generalidad son 15 días de anticipación con los que debes avisar al empleador de turno.

Es decir, que no debes prometer comienzos menores a 15 días antes del momento que te confirmen la selección para la candidatura.

¿Eres parte de otros procesos de selección?

 Si bien en la primera entrevista, puedes no ser tan concreto con la respuesta, en una segunda instancia debes ser honesto.

Si no tienes ningún otro proceso de selección en marcha, es tu oportunidad para resaltar tu marcado interés de ser parte de la compañía.

Si aún eres parte de otros procesos selectivos con diferentes empresas, es el momento de valorar en cuál quisieras trabajar realmente. Si tu interés está realmente puesto en aquella en la que te estén entrevistando, puedes indicar que, si bien estás en otro proceso, estarás dispuesto a renunciar al otro, si hay alguna oferta concreta.

Otras consultas que podrían hacerte en una segunda entrevista (Si no lo hicieron en la primera)

¿Por qué deberíamos contratarte a tì?

Con esta pregunta el reclutador esperará conocer cuáles son tus habilidades y fortalezas y si tu realmente conoces cómo aplicarlas para la candidatura en la que te has postulado.

Será imprescindible que llegues a esta instancia de entrevistas teniendo claro, cómo responder acerca de las fortalezas que te caracterizan.

¿Por qué te gustaría trabajar en esta empresa?

 Las razones por las que estás eligiendo esta compañía y no otra, son las que quiere saber el reclutador. Deberás mostrar que conoces a la empresa y estás seguro que este es el puesto que buscas.

Ayuda con tu CV y LinkedIn

Los usuarios de nuestro servicio de redacción profesional consiguen 3 veces más entrevistas al destacar del resto de los candidatos

Si aún no sabes cómo responder cuál es el diferencial para tì, considera que es un punto clave realizar un análisis previo de por qué quieres trabajar en la compañía a la que te estás postulando. 

 ¿Cuáles son tus metas o aspiraciones?

Intentarán definir si eres una persona que se conforma con el puesto que obtiene o tienes aspiraciones de crecimiento dentro de la compañía.

¿Qué podrías aportar a la empresa?

Si aún no estás seguro qué podría aportar tu perfil para la compañía a la cual te postulas, debes saber que la respuesta tiene relación con las características de tu personalidad. Por ejemplo, el carisma, el buen humor, si eres líder o colaborativo.

Tanto tu actitud como tu conducta seguirán siendo evaluados en una segunda entrevista, por lo cual no debes descuidarla. Si aún no sabes Cómo debes comportarte en una entrevista laboral te invitamos a leer nuestras recomendaciones.

Además, una segunda instancia de reunión con un potencial empleador debe serte útil a tì para quitarte todas las dudas que te hayan quedado, y consultar aquellos puntos que no te hayan facilitado. Antes de finalizar la reunión no se verá para nada mal si consultas los horarios de trabajo, o la remuneración salarial del puesto.

¿Qué es el método STAR y por qué puedo utilizarlo en una segunda entrevista?

Muchos seleccionadores utilizan en una segunda entrevista preguntas muy concretas que llevan a la práctica cotidiana de las tareas del puesto para prever cómo sería tu conducta, y, también, evaluar los comportamientos que hayas tenido previamente en otras experiencias.

Se tratará de consultas sobre circunstancias o prácticas reales que además del ámbito laboral, también pueden ser relativas a lo académico o personal. Y en cualquiera de ellas podrías aplicar el método STAR (Situación, Tareas, Acciones y Resultados) para responder, si es que aplica a los requerimientos que te esté realizando el reclutador. Puede que tú elijas usar esta metodología, o que quien te realice las preguntas, las oriente de tal manera que necesites responder con pasos para no olvidarte nada importante, y además, para que puedan valorar las experiencias exitosas que tuviste.

Esta guía te permitirá mostrar fácilmente tus acciones basadas en los siguientes cuatro pasos:

SITUACIÓN: Es la dificultad que se deberá resolver. Aquí puedes pensar responder: ¿Qué? ¿Cómo? Y ¿Cuándo?

TAREAS: Aquí deberás responder cuál era tu objetivo. Las expectativas que se habían depositado en ti y qué se debía hacer para solucionar el inconveniente. 

ACCIÓN: Seguramente pusiste en marcha varias acciones para resolver la dificultad. Què elegiste y por qué, de qué manera se aplicaron, y a través de què medios es lo que puedes incluir en este paso.

RESULTADOS: En última instancia deberás contar qué obtuviste. El éxito logrado y los progresos que se hayan alcanzado con tu conducta. Si puedes cuantificar u ofrecer alguna estadística, es bienvenido para darle objetividad a tu logro.

Sugerencias:

Si tienes el desafío de atravesar este tipo de entrevistas, tanto sea que los reclutadores lo propongan o que tú prefieras anticiparte y tener en mente algún caso práctico, debes prepararte con antelación para ser eficaz.

Por ello, a continuación, te damos algunos consejos:

  • Analiza aquellas experiencias laborales en las que has tenido que mostrar tus fortalezas o habilidades profesionales. Llévalos a tu mente, y ordénalos o agrúpalos en función de las características de cada uno.
  • Considera las competencias que requiere el puesto para el que te has postulado. Generalmente puedes encontrarlo detallado en la oferta del empleo.
  • Comunícate siempre de manera positiva, con buena predisposición y deposita confianza en lo que narras.
  • Sé concreto y no te extiendas demasiado. Excepto que te lo soliciten, no será necesario que recuerdes los detalles. Solo es de importancia que relates la historia destacando las habilidades que precisas en la vacante de empleo
  • Si, incluso, tienes resultados objetivos o cuantificados, serán lo que te convenga seleccionar para contar ante un entrevistador.
  • No realices una invención de circunstancias pasadas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario