Todo sobre la carta de presentación

La carta de presentación es un documento fundamental para tu búsqueda laboral. Su función principal es la de complementar al currículum, comunicar tu interés por el puesto, exponer motivaciones y humanizar tu perfil.

Una buena carta de presentación le dará un toque personal a tu candidatura y te permitirá explayarte en detalles que no corresponden al CV.

Si cuentas con «huecos» en tu currículum, detalles que puedan generar dudas en quién lo analice o cualquier otro tipo de elemento que pueda dar lugar a objeciones, la carta de presentación es tu arma para anticiparte, atacarlas y esclarecerlas.

Tal y como debes haberlo hecho en tu currículo, tu carta deberá estar enfocada en tus resultados y nunca en tus deseos.

Respetando las formalidades, deberás profundizar en situaciones mencionadas en el resto de los documentos de tu postulación o agregar nueva información relevante.

En la mayoría de los casos, enviar una carta de presentación efectiva con tu CV será un factor clave para diferenciarte del resto de los candidatos.

¿Cómo hacer una carta de presentación ganadora?

Te has decidido. No vas a parar hasta conseguir el trabajo de tus sueños ¡Felicitaciones! Ahora es el momento de poner manos a la obra.

En Curriculado nos especializamos en preparar cartas de presentación ganadoras y queremos compartirte todo lo que hemos aprendido durante los años.

¿El secreto? Enfócate en resultados. No nos cansamos de decirlo.

Esta carta no es el sitio para hablar de tus fantasías e ilusiones. Tienes que ir al grano y mostrar objetivamente por que has sido y serás el mejor.

¿Cómo puedes lograr esto? Relatando resultados positivos tras encontrar soluciones concretas a problemas complejos.

Puede que suene complicado, pero relájate, te guiaremos en el proceso

Si quieres destacar entre los candidatos y conseguir el empleo de tus sueños, presta atención.

Complementa tu CV con una carta profesional

En esta guía podrás encontrar TODO lo que necesitas para preparar una carta de presentación que destaque del resto.

Aquí encontrarás cómo estructurar cada parte del documento, con ejemplos claros e indicaciones sencillas.

Luego podrás ver los conceptos aplicados en 5 ejemplos distintos.

Si estás empezando tu búsqueda laboral te recomendamos que le dediques tiempo a analizar este artículo.

Muestra tu interés con una autocandidatura

Resultados fuera de lo común requieren esfuerzos fuera de lo común.

En una autocandidatura le solicitarás a un empleador que te tenga en consideración para una vacante que aún no está abierta.

Nada mejor para hacer esto que con una carta de presentación efectiva.

Preguntas frecuentes sobre la carta de presentación

No, la carta de presentación no es obligatoria.

Sin embargo, esto no significa que no debas preparar uno.

El mercado laboral es sumamente competitivo y cualquier oportunidad que puedas tener para diferenciarte del resto de los candidatos es clave.

La carta de presentación es una de estas oportunidades.

Y no pienses que si todos envían su carta y tu no lo haces estarás diferenciándote. Simplemente estarás perdiendo la chance de expandir tu CV, mostrando tu costado humano, demostrando lo que sabes de la empresa interlocutora y explicando tus motivaciones para solicitar el puesto.

No hay una formula mágica.

Lo habitual está entre los 3 y 5 párrafos.

Sin embargo, situaciones especiales pueden requerir explayarse un poco más, o bien ser más breve.

Otro factor importante a tener en cuenta es NO ABURRIR a quien le toque leer la carta.

Los agentes de recursos humanos reciben muchos documentos por día y no tienen tiempo para dedicar en detalle a cada uno.

Escribe utilizando un interlineado generoso, al igual que el espaciado entre párrafos. Destaca oraciones y palabras clave para facilitar su lectura.

Por supuesto. Si logras adaptar tu carta de presentación a cada puesto al que apliques contarás con mucha ventaja.

Igualmente, sabemos que esto no es posible. Escribir una carta para cada puesto que te interese puede llevarte mucho trabajo.

Nuestra recomendación es que te prepares una serie de borradores, en función al tipo de puestos a los que estás aplicando y los adaptes según creas necesario.

Es decir, si buscas trabajo de vendedor, ejecutivo de cuentas, administrativo y docente, prepara una carta para cada tipo de trabajo y adáptala con los datos de cada empresa a la que le escribas.

Evita a toda costa no decir nada.

Si vas a enviar una carta de presentación, ve al grano.

No te tires flores ni te llenes de adjetivos.

No hables de tus deseos a futuro. O por lo menos no los hagas el centro sin aportar más que eso.

Habla de quién eres, de lo que has hecho, de cómo lo has hecho y que resultados ha traído eso que has hecho.

Se objetivo siempre y demuestra tu valor.

La principal función de la carta de presentación es complementar a tu CV.

Un currículum efectivo está compuesto por puntos clave con oraciones breves enfocadas en resultados. Esto, si bien facilita su lectura, puede perjudicar la lectura más íntima de la personalidad del candidato que pueda realizar quien lo esté leyendo.

Aquí entra la carta de presentación, donde te expresarás como un humano -y no un robot- aprovechando para resaltar tus principales virtudes y disminuir tus debilidades evidentes.

Estas debilidades evidentes son las que emanan de tu currículo y no puedes esconder. Por ejemplo, un bache en tu experiencia laboral, o muchos saltos entre empleadores.

Además, esta carta te servirá para demostrar cuánto conoces a la empresa y a expresar tus motivaciones para sumarte a su plantel.

En las postulaciones por email, lo habitual es adjuntar tu CV y tu carta de presentación. Ambos en formato PDF.

No es recomendable escribir tu carta en el cuerpo del correo electrónico. Este lugar es mejor dejarlo para una presentación breve y la indicación del puesto al que se postula.

Sí, por supuesto. Aunque no se la solicite.

En ese caso quedará en manos del empleador decidir si leerla o no. Por otro lado, al no enviarla, esa opción no estará disponible.

¿Qué tal si la diferencia entre ser llamado a una primera entrevista o no dependiera de esa carta?

¿Y qué tal si en esa primera entrevista te ganaras al jefe y avanzaras hasta el final del proceso?

Los detalles cuentan y lo que abunda, no daña.

Eso dependerá de cada empleador.

También dependerá de cada currículum y cada perfil.

La decisión en juego, para dejarlo en claro, es el llamado a entrevista. Una vez en esa instancia el resto de los documentos pierden importancia.

Si tu currículum es perfecto y no tiene ningún «agujero» a justificar en la carta, el peso de esta última puede que sea menor.

También puede ser que escribas una carta excelente y esta potencie a tu CV.

Las alternativas son muchas, pero lo recomendable es optimizar todas las partes de nuestra postulación al máximo.

Una carta de presentación sin experiencia laboral no es algo imposible.

Que no tengas experiencia de trabajo remunerado no significa que no tengas experiencia.

Puede que hayas realizado algún proyecto o actividad de tu interés en el que hayas adquirido habilidades relacionadas al puesto.

Tal vez has ayudado en el negocio familiar o de algún amigo. O tal vez tus habilidades emanen de tus estudios.

Lo que los empleadores buscan es gente con habilidades, no importa cómo las hayan adquirido.

Por supuesto que las habilidades adquiridas en el empleo tienen más peso, porque tienen un respaldo mucho más objetivo.

Sin embargo, esto no invalida a las demás formas de adquirirlas, y ante la nada misma, cualquier cosa es mucho mejor.

No creemos necesario que imprimas tu carta de presentación. Salvo que tu postulación sea físico, pero eso no es algo tan común hoy en día.

Sí recomendamos llevar una copia impresa de tu CV a la entrevista laboral.

Llevar una tu carta en una hoja no tiene mucho sentido, ya que estando ahí presente podrás cumplir el rol de complementar a tu currículo tu mismo.

Carta de motivación y carta de presentación son CASI lo mismo.

La carta de motivación es, generalmente, mucho más común en el ámbito académico.

Las funciones son muy similares.

Como su nombre indica, cuando se refiere a motivación es porque en el documento pesan más los motivos y las proyecciones que el pasado del candidato.

Esto puede asociarse a perfiles con menos experiencia o a situaciones donde se requiera esto del candidato, como por ejemplo en procesos de visado o inscripción a instituciones educativas.

Lo más grave que puede pasarte es quedar expuesto, sentir vergüenza y perder la oportunidad laboral.

¿Es probable que esto suceda? Sí.

Lo entrevistadores están preparados para «olfatear» mentiras e indagar sobre lo que les parezca sospechoso.

No te expongas a perder chances por tonterías.

Si el puesto no es para ti, el puesto no es para ti.

Dependerá de cada empleador. Muchos considerarán que el currículum basta para hacer avanzar o descarta a un candidato.

La carta de presentación entrará en juego en las situaciones de duda.

Este documento, generalmente es el desempate entre los que pasan por poco y lo que se quedan afuera.

Si estás comunicándote con un contacto en particular dentro de la empresa, dirígete a esa persona en particular.

Si, por el contrario, se te indicó tratar con un área de recursos humanos, el equipo de selección o no tienes en claro quién es tu interlocutor, puedes optar por:

  • Señores de recursos humanos
  • Señores del equipo de [SECTOR]
  • Señores de [EMPRESA]

No te vuelvas loco, opta por una solución genérica como las anteriores.

No, la carta de presentación no es el lugar para hablar de referencias o salario pretendido. A menos que así se te requiera.

Otra excepción podría ser si tu candidatura viene acompañada por una recomendación.

Análisis gratuito de tu CV

Análisis profesional de tu CV

Si tu CV no destaca no te contratarán

Prueba nuestro análisis profesional y lleva tu currículum al siguiente nivel. Impresiona a todos los reclutadores y consigue el doble de entrevistas.

Plantilla profesional gratis en Word para hacer tu currículo

No pierdas tiempo buscando la plantilla perfecta para tu CV.

No existe.

Lo importante es el contenido, el orden y su exposición.

Ahórrate horas de búsqueda con nuestra plantilla gratuita optimizada para llamar la atención de los reclutadores.

Complementos para tu búsqueda laboral

Tener una carta de presentación efectiva es tan sólo uno de los aspectos que comprenden a la búsqueda laboral. Todo el resto de tu candidatura y tu proceso de búsqueda es igual o más importante.

Es que para llegar a la entrevista antes tu perfil entero tiene que llamar la atención de los reclutadores.

En Curriculado tenemos un curso gratuito para ayudarte con todos los aspectos básicos de tu búsqueda.

Si te interesa fortalecer tu currículum, te recomendamos visitar nuestro centro de recursos para el CV.

Si te interesa mejorar tu habilidad para las entrevistas, te recomendamos visitar nuestro centro de recursos para la entrevista laboral.

Además, te recomendamos los siguientes artículos de nuestro blog que seguramente te ayudarán mucho: